Un la­be­rin­to lla­ma­do sub­de­sa­rro­llo

El Cronista comercial - - Opinión -

Del la­be­rin­to que Cam­bie­mos cons­tru­ye mien­tras tran­si­ta so­la­men­te se sa­le por el de­sa­rro­llo.

Uno de los prin­ci­pa­les erro­res del Go­bierno pro­vie­ne de un mal diag­nós­ti­co, su em­pe­ci­na­mien­to vi­ta­li­cio por iden­ti­fi­car al dé­fi­cit fis­cal co­mo cau­sa de to­dos los pro­ble­mas que es­ta­mos atra­ve­san­do. Ni el pre­sen­te ni la his­to­ria asis­ten a Cam­bie­mos en su ex­pli­ca­ción: el dé­fi­cit fis­cal ha si­do siem­pre un emergente del sub­de­sa­rro­llo y la fal­ta de pro­yec­to pro­duc­ti­vo. Con un re­cor­te de los fon­dos del ex Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción que su­pera al 50%, el Go­bierno pro­fun­di­za su ten­den­cia a no re­cons­ti­tuir el te­ji­do pro­duc­ti­vo de nues­tro país y a im­pe­dir la agre­ga­ción de va­lor. Cuan­do el Go­bierno ajus­ta, tam­bién pro­du­ce me­nos; e in­du­ce una re­ce­sión que des­in­cen­ti­va la in­ver­sión y el con­su­mo. Es por eso que del dé­fi­cit se sa­le prin­ci­pal­men­te cre­cien­do.

Fru­to de es­ta des­orien­ta­ción pro­duc­ti­va que el Go­bierno po­ne en jue­go, las po­lí­ti­cas que se ra­ti­fi­can en el Pre­su­pues­to tie­nen un ca­rác­ter sub­de­sa­rro­llis­ta. En la le­tra del pro­yec­to es­tán los pla­nos de una ar­qui­tec­tu­ra que pre­ten­de cons­truir so­bre el ce­men­te­rio del mer­ca­do in­terno, la pri­ma­ri­za­ción, la es­pe­cu­la­ción fi­nan­cie­ra y la de­sin­te­gra­ción so­cial un fu­tu­ro pro­mi­so­rio pa­ra los ar­gen­ti­nos. Por es­te ca­mino, si hay al­go que no se­rá el fu­tu­ro es pro­mi­so­rio. Se re­cor­tan un 10% los fon­dos en edu­ca­ción y cul­tu­ra, más del 5% en cien­cia y tec­no­lo­gía; se re­du­ce la in­ver­sión pú­bli­ca un 30%; y le avi­san de an­te­mano a la so­cie­dad que van a de­jar co­mo he­ren­cia un PBI per cá­pi­ta 6% me­nor al que re­ci­bie­ron. Pro­ba­ble­men­te la ca­li­dad del gas­to fis­cal sea ba­ja, pe­ro ¿real­men­te el Go­bierno pien­sa me­jo­rar­la ha­cien­do re­cor­tes cuan­ti­ta­ti­vos?

En es­ta ob­se­sión fa­tal por co­rre­gir el dé­fi­cit fis­cal con el ajus­te, el Go­bierno arrió lo que mos­tra­ba co­mo su prin­ci­pal ban­de­ra: sin so­lu­ción de con­ti­nui­dad re­le­gó el ob­je­ti­vo de “Po­bre­za Ce­ro” en be­ne­fi­cio del “Dé­fi­cit Ce­ro”. Con es­te horizonte co­mo úni­ca me­ta, el rum­bo eco­nó­mi­co que eli­ge Cam­bie­mos ya des­tru­yó 33.800 em­pleos del sec­tor pri­va­do du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro me­ses. Si mi­ra­mos al sec­tor in­dus­trial –don­de el dre­na­je ca­si no ce­sa des­de 2015–, se vie­nen per­dien­do 145 pues­tos de tra­ba­jo for­ma­les por día. Una Ar­gen­ti­na con me­nos es em­pleo es un país em­po­bre­ci­do.

Pa­ra sa­lir de­fi­ni­ti­va­men­te de la tram­pa del sub­de­sa­rro­llo te­ne­mos que cam­biar nues­tro per­fil de pro­vee­dor de ma­te­rias pri­mas. ¿Có­mo se ha­ce eso? Agre­gan­do va­lor a lo que pro­du­ci­mos: uti­li­zar el tri­go que ex­por­ta­mos pa­ra trans­for­mar­lo en fi­deos; con­ver­tir el cue­ro en za­pa­tos con di­se­ño ar­gen­tino; ha­cer de Va­ca Muer­ta y su po­ten­cial ener­gé­ti­co una pla­ta­for­ma de cam­bio pa­ra nues­tra ma­triz pro­duc­ti­va; trans­for­mar el li­tio en ba­te­rías a par­tir de la vin­cu­la­ción en­tre la cien­cia y el sec­tor in­dus­trial. Na­da más y na­da me­nos que en­ca­rar un pro­yec­to de de­sa­rro­llo en­dó­geno, ha­cien­do de nues­tras vir­tu­des y ri­que­zas un ac­ti­vo pro­duc­ti­vo.

Ya he­mos re­co­rri­do mu­chas ve­ces el la­be­rin­to por el que Cam­bie­mos in­ten­ta en­con­trar al­gún ti­po de so­lu­ción. Sa­be­mos que los re­sul­ta­dos son frus­tran­tes y con­tra­pro­du­cen­tes pa­ra to­da la so­cie­dad. El Pre­su­pues­to 2019 no es más que un ma­ni­fies­to de clau­di­ca­cio­nes pa­ra con nues­tro fu­tu­ro. Una pe­ti­ción de prin­ci­pios de es­te Go­bierno que de­cla­ra el ajus­te, la ca­pi­tu­la­ción pro­duc­ti­va y el en­deu­da­mien­to co­mo po­lí­ti­cas de Es­ta­do. Deam­bu­lan­do por es­te des­con­cier­to pro­pio, gi­ra­mos en círcu­lo y sin rum­bo. Es tiem­po de le­van­tar la ca­be­za, en­ten­dien­do que la sa­li­da del la­be­rin­to es por el de­sa­rro­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.