To­do em­pe­zó con Hi­pó­cra­tes

El Cronista comercial - - 3 Días -

La au­to­ra rin­de ho­me­na­je a los mé­di­cos que son “ca­pa­ces de em­pa­ti­zar en la sa­lud, la en­fer­me­dad y en la muer­te” con sus pa­cien­tes. Y ce­le­bra el sur­gi­mien­to de una pers­pec­ti­va más hu­ma­nis­ta pa­ra acom­pa­ñar el de­ve­nir de la vi­da

Des­de 1953, la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud ce­le­bra ca­da 3 de di­ciem­bre el día del mé­di­co. Es­te mar­tes va­rios de no­so­tros he­mos sa­lu­da­do y agra­de­ci­do a al­gún mé­di­co cer­cano o ami­go. Mu­chas cues­tio­nes han cam­bia­do en la me­di­ci­na des­de aquel mo­men­to. En­tre otras, la ex­pec­ta­ti­va de vi­da ha au­men­ta­do al­re­de­dor de 20 años en ese pe­río­do, gra­cias al au­men­to de la dis­po­ni­bi­li­dad de ser­vi­cios sa­ni­ta­rios bá­si­cos y ser­vi­cios de sa­lud mo­der­nos. La éti­ca y la fi­lo­so­fía acom­pa­ñan el de­ve­nir de las trans­for­ma­cio­nes y la me­di­ci­na in­cur­sio­na des­de su sa­ber en los gi­gan­tes­cos cam­bios que atra­vie­san a la so­cie­dad mo­der­na: las neu­ro­cien­cias, la ge­né­ti­ca, la psi­co­nu­roin­mu­noen­do­cri­no­lo­gía, la epi­gé­ne­sis, la tec­no­lo­gía apli­ca­da y la in­tel­gen­cia ar­ti­fi­cial, la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca y la psi­quia­tría con­flu­yen en una mi­ra­da ca­da vez más se­su­da y es­pe­cí­fi­ca a la vez que, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, más in­cier­ta. Cuan­to más sa­be­mos, más hu­mil­de la mi­ra­da an­te la in­men­si­dad de lo que so­mos y lo que fal­ta sa­ber. “Só­lo sé que no sé na­da”, la fra­se atri­bui­da a Só­cra­tes ha­ce más de dos mil años es­tá más vi­gen­te que nun­ca.

Des­de esa pers­pec­ti­va va­mos no­tan­do que ya no es tiem­po de un an­tro­po­cen­tris­mo fe­roz que lle­ve a des­truir el pla­ne­ta sin pen­sar en, por ejem­plo, el cam­bio cli­má­ti­co. Tam­po­co es tiem­po de creer­nos ca­pa­ces de pro­lon­gar la vi­da eter­na­men­te. Por for­tu­na, gran par­te de los cien­tí­fi­cos y mé­di­cos así lo en­tien­den. Son aque­llos que ha­cen su­ya la fra­se de Hi­pó­cra­tes –con­tem­po­ra­neo a Só­cra­tes y pa­ra mu­chos el pa­dre de la me­di­ci­na­que di­ce: “Si no pue­des ha­cer el bien, al me­nos no ha­gas da­ño”. Así va sur­gien­do una pers­pec­ti­va más hu­ma­nis­ta pa­ra acom­pa­ñar el de­ve­nir de la vi­da. Así tam­bién se lo­gra acep­tar hu­mil­de­men­te el ci­clo vi­tal en su to­ta­li­dad, que co­mien­za con el na­ci­mien­to y cul­mi­na con la muer­te. Por los si­glos de los si­glos así fue y así se­rá. En es­te te­rreno me pa­re­ce im­por­tan­tí­si­mo des­ta­car co­mo enor­me avan­ce de la me­di­ci­na, el que se ha­ya pro­mul­ga­do ha­ce unos años la ley de cui­da­dos pa­lia­ti­vos y que se ha­ga ca­da vez más vi­si­ble el de­re­cho de la per­so­na no só­lo a ser acom­pa­ña­do en el buen vi­vir, sino tam­bién a ser sos­te­ni­do y asis­ti­do en el buen mo­rir. Por­que la ex­ten­sión de la es­pe­ran­za de vi­da tam­bién con­lle­va que mu­chos po­da­mos su­frir en­fer­me­da­des pro­lon­ga­das y cró­ni­cas. Que la vi­da me­rez­ca ser vi­vi­da en su to­ta­li­dad de­pen­de tam­bién de per­so­nas y mé­di­cos com­pa­si­vos que, tra­ba­jan­do la om­ni­po­ten­cia que nos ca­rac­te­ri­za y que ha­ce que to­me­mos a la muer­te co­mo un fra­ca­so, ha­bi­ten la hu­mil­dad de acom­pa­ñar un pro­ce­so trans­per­so­nal, inevi­ta­ble e in­com­pren­si­ble. Pe­ro real.

Es­ta no­ta re­co­no­ce y ce­le­bra el día del mé­di­co y agradece a aque­llos pro­fe­sio­na­les que vis­ten con su guar­da­pol­vo a la per­so­na que de ver­dad son. A quie­nes aman su pro­fe­sión. A quie­nes nos acom­pa­ñan a ha­cer de es­ta vi­da una vi­da más sa­lu­da­ble. A quie­nes hon­ran to­do el ci­clo vi­tal y re­co­no­cen al pa­cien­te por su nom­bre. A quie­nes son ca­pa­ces de em­pa­ti­zar en la sa­lud, la en­fer­me­dad y en la muer­te, tres pa­la­bras que a to­dos nos vi­si­ta­rán en al­gún mo­men­to y pa­ra las cua­les que­re­mos es­tar pre­pa­ra­dos y bien acom­pa­ña­dos. ■

www.sin­to­ni­zan­doe­lal­ma.com

Cuan­to más sa­be­mos, más hu­mil­de la mi­ra­da an­te la in­men­si­dad de lo que so­mos y lo que fal­ta sa­ber.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.