Los em­pre­sa­rios tam­bién ju­ga­rán su pro­pio ‘Me­ga­clá­si­co’

El Cronista comercial - - Tendencias -

De­va­lua­ción, re­ce­sión, ta­sas, in­fla­ción... Co­mo si el año no tu­vie­ra mo­ti­vos su­fi­cien­tes de pa­ra al­gu­nos em­pre­sa­rios, es­te fin de se­ma­na, se su­ma el adi­cio­nal del “me­ga­clá­si­co”, la final de la Co­pa Li­ber­ta­do­res que ju­ga­rán Boca y River.

“Ha­bía que­da­do co­mo en una mon­ta­ña ru­sa, con un su­fri­mien­to que dis­fru­ta­ba, des­pués de la pri­me­ra final”, cuen­ta Gas­tón Remy, CEO de Vis­ta Oil & Gas, acer­ca de có­mo vi­vió el partido de ida, en su pla­tea de La Bombonera. “Des­pués de la sus­pen­sión y los in­ci­den­tes, ese su­fri­mien­to ya fue de bron­ca, enojo y frus­tra­ción. Pe­ro se di­si­pó con los días. Aho­ra, es­toy co­mo lo­co”, cuen­ta. Por­que te­nía un plan con sus ami­gos des­de ha­cía seis me­ses -pes­ca a flo­te en La Pa­ta­go­nia-, no via­jó a Ma­drid. Lle­va­rá ca­mi­se­ta y go­rro y, jun­to a al­gu­nos del gru­po, ma­ne­ja­rán 200 ki­ló­me­tros has­ta una es­ta­ción de ser­vi­cio en Pie­dra del Águi­la pa­ra ver­lo por te­le­vi­sión. “Hoy, ten­go más con­fian­za que ha­ce dos se­ma­nas. River tie­ne mu­cha más pre­sión. Per­der se­ría otra man­cha. Co­mo ha­ber­se ido a la ‘B’”, ase­gu­ra. Ban­ca a Guillermo Ba­rros Sche­lot­to, “un DT he­cho a la me­di­da de Boca”. Le gus­ta que ata­je Es­te­ban An­dra­da (“trans­mi­te más se­gu­ri­dad”), con­fía en Ábi­la pa­ra des­gas­tar y Da­río Be­ne­det­to pa­ra de­fi­nir, y le en­can­ta­ría ver a Carlos Té­vez. “En­tró muy bien en el otro partido. Des­de su vuel­ta de Chi­na, no lo ha­bía vis­to tan en­tu­sias­ma­do”.

“La cla­ve va a ser no de­jar pa­tear a Be­ne­det­to. Cuan­do en­tre, se­rá un pe­li­gro”, re­pli­ca Mar­ce­lo Fi­guei­ras, pre­si­den­te de La­bo­ra­to­rio Rich­mond. Fa­ná­ti­co de River, des­pués vi­vir el cal­va­rio de seis ho­ras en el Mo­nu­men­tal, apro­ve­chó un via­je pro­gra­ma­do -hoy es­tá en Lon­dres, con in­ver­so­res- pa­ra es­ca­par­se a Ma­drid. Ves­ti­rá su ca­mi­se­ta de Leo­nar­do Pon­zio, ca­pi­tán

en el pal­co de unos clien­tes, en el Ber­na­béu. “Vi a River muy bien pa­ra­do en el partido de ida. Me preo­cu­pan los de­lan­te­ros: Ignacio Scoc­co, le­sio­na­do, y Ra­fael Santos Bo­rré, ex­pul­sa­do. Es una des­ven­ta­ja. Pe­ro ten­go fe”, di­ce.

“River tie­ne un fút­bol más ar­ma­do. La­men­to que (Mar­ce­lo) Ga­llar­do no pue­da es­tar en el ban­co. Pe­ro hay­chan­ces muy bue­nas”, opi­na Her­nán Die­trich, CEO de Gru­po Die­trich. Lo ve­rá con sus tres hi­jas, de 14, 13 y 7 años. Co­mo Juan Mar­tín, ge­ren­te ge­ne­ral de Le­no­vo: en su ca­sa, con su hi­ja. “La de­ter­mi­na­ción y la con­fian­za de los ju­ga­do­res se­rá el ver­da­de­ro di­fe­ren­cial. Oja­lá, las de Boca sean más que las de River”, desea es­te CEO

El ri­ver­pla­ten­se Mauricio Fi­li­ber­ti (Trans­clor) lo ve­rá con sus hi­jos en el mi­cro­ci­ne de su ca­sa. “Con mu­cha an­sie­dad. Pen­san­do en ob­te­ner la Co­pa y que no pa­se na­da ra­ro, que nos man­che un po­co más en el mun­do”.

Daniel Herrero (To­yo­ta) ha­rá un asa­do en la pre­via, pa­ra su hi­ja, ami­gos y la ma­yor de su fa­mi­lia: su mu­jer, Pethy. Otro Mar­ce­lo Fias­che,

de Ora­cle, se sen­ta­rá fren­te al te­le­vi­sor con sus hi­jos y su pa­dre. “Lo su­ce­di­do ge­ne­ró ma­yor con­fian­za en los ju­ga­do­res”, ana­li­za.

Ariel Da­va­lli (Chun­go) tie­ne el es­cu­do de Boca en su per­fil de What­sapp, ini­cia­ti­va vi­ral en­tre el “Es­toy tran­qui­lo... has­ta el do­min­go, cuan­do ten­ga ga­nas de que ter­mi­ne de una vez”. Té­vez, va­ti­ci­na, se­rá la fi­gu­ra. “Te­ne­mos un gran equi­po y cuer­po téc­ni­co. Ten­go mu­cha fe en la men­ta­li­dad de los míos”, con­tra­po­ne Ma­tías Pa­ta­nian, @cro­nis­ta­com

Sea en Ma­drid o por te­le­vi­sión, los nú­me­ro uno de la Ar­gen­ti­na cor­po­ra­ti­va vi­vi­rán, a su ma­ne­ra, la final de la Co­pa Li­ber­ta­do­res en­tre River y Boca. Des­de asa­dos y reunio­nes con fa­mi­lia­res y ami­gos, has­ta es­ca­pa­das de otras ac­ti­vi­da­des pro­gra­ma­das, las op­cio­nes a las que re­cu­rri­rán. Sus análisis de qué pue­de pa­sar so­bre el ver­de cés­ped

CEO de Ae­ro­puer­tos Ar­gen­ti­na 2000 y vi­ce­pre­si­den­te de River. Vo­ló a Ma­drid “con mu­cho enojo; es un via­je in­jus­to”.

“Es una mez­cla de sen­ti­mien­tos. Por un la­do, mu­chas ga­nas de ver­lo. Por otro, mu­cha bron­ca y de­silu­sión”, coin­ci­de Mar­tín Ti­ci­ne­se, pre­si­den­te de Cer­ve­ce­ría y Mal­te­ría Quil­mes. No via­jó a España, aun­que es­tu­vo a pun­to. Op­tó por que­dar­se en ca­sa, pa­ra ver­lo con sus cua­tro hi­jos con asa­do y, ob­via­men­te, cer­ve­za. Con ellos, ha­bía es­ta­do ho­ras en el Mo­nu­men­tal el fa­tí­di­co 24. “Ga­na­rá River 2-0”, au­gu­ra. Di­ce con­fiar “a muer­te” en el Ga­llar­do.

Otro asa­dor se­rá Clau­dio Ce­sa­rio, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ban­cos de la Ar­gen­ti­na (ABA). Lo ve­rá con sus hi­jos y ami­gos. Hin­cha de Boca, se fue de La Bombonera tras el 2-2 con el “gus­ti­to amar­go” de la pe­lo­ta que le sa­có Fran­co Ar­ma­ni a Be­ne­det­to. “Con mis hi­jos, bos­te­ros co­mo yo, es­ta­mos con­fia­dos en que ga­na­re­mos la séptima Li­ber­ta­do­res”, afir­ma Luis Ga­lli, de New­san. Lo ve­rá, di­ce, más re­la­ja­do que, por ejem­plo, los par­ti­dos del Mun­dial: “Co­mo no te­ne­mos nin­gu­na pro­mo de No­blex en jue­go, voy a dis­fru­tar­lo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.