Me­jor no co­que­tear con el de­fault

El Cronista comercial - - Portada - Por Da­niel Ar­ta­na

Araíz del de­te­rio­ro de la eco­no­mía ar­gen­ti­na du­ran­te el 2018 y a pe­sar de los es­fuer­zos del go­bierno na­cio­nal por me­jo­rar los nú­me­ros fis­ca­les y del acuer­do fir­ma­do con el FMI, ha vuel­to a apa­re­cer en el de­ba­te pú­bli­co la po­si­bi­li­dad de un de­fault del so­be­rano.

Es po­si­ble evi­tar una nue­va ce­sa­ción de pa­gos si el go­bierno que asu­ma a fi­na­les de es­te año avan­za en re­for­mas es­truc­tu­ra­les que per­mi­tan un cre­ci­mien­to sos­te­ni­do del or­den del 2,5% a 3% al año y, a la vez, ase­gu­ren que el go­bierno na­cio­nal pue­de man­te­ner un su­pe­rá­vit pri­ma­rio del or­den de 2% a 2,5% del PIB.

Con la pre­sión tri­bu­ta­ria en ni­ve­les ré­cord, pro­me­sas de re­du­cir im­pues­tos y con la in­ver­sión pú­bli­ca en ni­ve­les muy ba­jos se re­que­ri­rá re­du­cir el gas­to co­rrien­te (ba­jar to­da­vía más sub­si­dios, re­for­mar el sis­te­ma pre­vi­sio­nal y/o dis­mi­nuir el ex­ce­so de em­pleo pú­bli­co).

An­te los su­pues­tos cos­tos po­lí­ti­cos de avan­zar en re­cor­tes en el gas­to co­rrien­te, una par­te de la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca pue­de ten­tar­se con re­es­truc­tu­rar la deu­da. Sin em­bar­go, esa op­ción se­ría mu­cho más cos­to­sa por va­rias ra­zo­nes, aún en el ca­so en que se op­ta­ra por una re­es­truc­tu­ra­ción “sua­ve” co­mo hi­zo Uru­guay.

En lu­gar de ha­cer qui­tas no­mi­na­les en el mon­to de la deu­da, nues­tro ve­cino pos­ter­gó por unos años el pa­go de in­tere­ses re­du­cien­do el va­lor pre­sen­te de los pa­gos de deu­da en al­re­de­dor del 30%, me­nos de la mi­tad de lo que hi­zo la Ar­gen­ti­na (en­tre qui­ta no­mi­nal y pos­ter­ga­ción de pa­gos).

En pri­mer lu­gar, tan­to en el ca­so de Uru­guay co­mo en el nues­tro, al po­co tiem­po del de­fault las va­ria­bles ex­ter­nas re­le­van­tes me­jo­ra­ron no­ta­ble­men­te per­mi­tien­do un cre­ci­mien­to de la eco­no­mía inusual­men­te al­to: en­tre 2004 y 2013 mien­tras la Ar­gen­ti­na pro­me­dió un cre­ci­mien­to anual de ca­si 5%, Uru­guay lo­gró uno al­go su­pe­rior (5,5%).

Des­de 2013 en ade­lan­te la Ar­gen­ti­na prác­ti­ca­men­te no cre­ció mien­tras que Uru­guay al me­nos lo­gró pro­gre­sar al 1,8% por año. Es al­ta­men­te im­pro­ba­ble que el mun­do nos apor­te un plus de cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en los pró­xi­mos años. En otras pa­la­bras, la suer­te per­mi­tió ma­qui­llar los efec­tos de la re­es­truc­tu­ra­ción so­bre am­bas eco­no­mías.

En se­gun­do lu­gar, en am­bos ca­sos el es­fuer­zo fis­cal pri­ma­rio fue ma­yor al que la Ar­gen­ti­na ten­dría que ha­cer pa­ra ase­gu­rar la sol­ven­cia. El grá­fi­co ad­jun­to mues­tra que am­bos paí­ses ge­ne­ra­ron su­pe­rá­vit pri­ma­rios ele­va­dos du­ran­te el quin­que­nio 2004-2008: 3% del PIB en nues­tro país y 3,3% del PIB en el ca­so de Uru­guay. Re­ga­nar la con­fian­za, aún en un con­tex­to de bo­nan­za ex­cep­cio­nal, de­man­dó un es­fuer­zo fis­cal im­por­tan­te.

El grá­fi­co tam­bién per­mi­te ver que am­bos paí­ses aban­do­na­ron esa dis­ci­pli­na fis­cal des­de en­ton­ces (la Ar­gen­ti­na mu­cho más que Uru­guay). Su­ma­do a la sa­ga con los fon­dos bui­tres (que la re­es­truc­tu­ra­ción uru­gua­ya evi­tó) la Ar­gen­ti­na no pu­do dis­fru­tar ca­si nun­ca de un ries­go país co­mo el de Uru­guay.

Uru­guay tam­bién evi­tó au­men­tar el pe­so del es­ta­do en la eco­no­mía co­mo ocu­rrió aquí. El gas­to pri­ma­rio has­ta 2011 era si­mi­lar a 2000 (del or­den de 27%) y lue­go au­men­tó 3 pun­tos. En la Ar­gen­ti­na su­fri­mos un sal­to des­con­tro­la­do, so­bre­to­do en el gas­to co­rrien­te.

La con­clu­sión es que bus­car ata­jos co­mo tan­tas ve­ces ha in­ten­ta­do la di­ri­gen­cia ar­gen­ti­na es­ta vez no re­sol­ve­rá los pro­ble­mas. Me­jor ha­cer el es­fuer­zo de ter­mi­nar de or­de­nar las cuen­tas pú­bli­cas que em­bar­car­se en una aven­tu­ra que po­dría ser muy trau­má­ti­ca.

Par­te de la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca pue­de ten­tar­se con re­es­truc­tu­rar la deu­da. Pe­ro esa op­ción se­ría mu­cho más cos­to­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.