Con la in­fla­ción en 48%, la apre­cia­ción del pe­so aún no es su­fi­cien­te pa­ra que el BCRA de­je el “gra­dua­lis­mo”

El Cronista comercial - - Portada - Por Walter Brown

La caí­da del dó­lar y el ries­go país, su­ma­do a la me­jo­ra del mer­ca­do bur­sá­til, alen­tó en los úl­ti­mos días una se­rie de es­pe­cu­la­cio­nes sobre la po­si­bi­li­dad de ace­le­rar la re­duc­ción de las ta­sas de in­te­rés, cu­yo ele­va­do ni­vel com­pli­can el ac­ce­so al cré­di­to y su­po­nen un an­cla pa­ra el des­pe­gue de la ac­ti­vi­dad.

Sin em­bar­go, el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Gui­do Sand­le­ris, pa­re­ce se­guir en esa ma­te­ria la má­xi­ma del “gra­dua­lis­mo” que su prin­ci­pal im­pul­sor en el car­go, el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ni­co­lás Du­jov­ne, mar­có co­mo eje de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca.

Si bien la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria cam­bió en el ín­te­rin dos ve­ces de ti­tu­lar, es­tá aún muy pre­sen­te el re­fle­jo de la cri­sis que de­ri­vó del de­no­mi­na­do 28 D, cuan­do a fi­nes de 2017 se es­ta­ble­cie­ron nue­vas metas in­fla­cio­na­rias y se re­sol­vió una ba­ja de ta­sas que no res­pon­dían a las ex­pec­ta­ti­vas del mer­ca­do.

Evi­tar que una su­ba del ti­po de cam­bio ati­ce la in­fla­ción es la prio­ri­dad pa­ra una ges­tión que ma­ña­na ve­rá re­fle­ja­do en el IPC un in­cre­men­to cer­cano al 48% en 2018, la ma­yor al­za re­gis­tra­da en 27 años que de­be­rá re­du­cir a la mi­tad en 12 me­ses, con los in­cre­men­tos de tarifas in­clui­dos. Así, por el mo­men­to, la cau­te­la se im­po­ne a las ne­ce­si­da­des que ex­pre­san los sec­to­res pro­duc­ti­vos. Por ello, la ta­sa aún se des­li­za sua­ve­men­te ha­cia aba­jo, pe­se a que el pro­pio BCRA de­bió sa­lir a com­prar di­vi­sas pa­ra fre­nar el des­cen­so de la pa­ri­dad.

Ese re­tro­ce­so des­per­tó ad­ver­ten­cias de al­gu­nos eco­no­mis­tas sobre el im­pac­to que po­dría te­ner un atraso del ti­po de cam­bio en el sec­tor ex­por­ta­dor. Sin em­bar­go, en lo que va de enero, la co­ti­za­ción del dó­lar ca­yó en la Ar­gen­ti­na ape­nas la mi­tad de lo que lo hi­zo en paí­ses co­mo Bra­sil, lo que ale­ja el ries­go de una pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad cam­bia­ria.

Lo cier­to es que mien­tras el dó­lar ba­ja, la in­fla­ción so­lo se ra­len­ti­za es­te mes y las ta­sas ce­den len­ta­men­te. Es ape­nas una le­ve bri­sa de ve­rano pa­ra una eco­no­mía que ne­ce­si­ta ai­re fres­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.