Ten­sión en Venezuela: arrestan y li­be­ran a lí­der opo­si­tor

El pre­si­den­te de la Asamblea Na­cio­nal fue arres­ta­do cuan­do se di­ri­gía a un ac­to po­lí­ti­co. El go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro des­min­tió ha­ber or­de­na­do la de­ten­ción

El Cronista comercial - - Portada - EL CRO­NIS­TA Bue­nos Ai­res

SE PRO­FUN­DI­ZA LA CRI­SIS PO­LÍ­TI­CA Y CRE­CE EL MA­LES­TAR CON­TRA MA­DU­RO

El pre­si­den­te de la opo­si­to­ra Asamblea Na­cio­nal de Venezuela, Juan Guai­dó, fue bre­ve­men­te de­te­ni­do ayer por agen­tes del servicio de in­te­li­gen­cia de ese país cuan­do se di­ri­gía a un en­cuen­tro con sim­pa­ti­zan­tes, al que fi­nal­men­te lle­gó con la pro­me­sa de tra­ba­jar por un go­bierno de tran­si­ción. La de­ten­ción del prin­ci­pal re­fe­ren­te opo­si­tor al pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro fue du­ra­men­te re­pu­dia­da por Es­ta­dos Uni­dos y por los prin­ci­pa­les paí­ses de la re­gión a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do del de­no­mi­na­do Gru­po de Li­ma (ver apar­te).

Guai­dó fue in­ter­cep­ta­do por agen­tes del Servicio Bo­li­va­riano de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal (Se­bin) en la vía des­de Ca­ra­cas a Ca­ra­ba­lle­da, una lo­ca­li­dad en la cos­ta cer­ca­na a la ca­pi­tal, en don­de es­ta­ba pre­vis­ta su par­ti­ci­pa­ción en un ca­bil­do abier­to con opo­si­to­res “Aquí es­ta­mos. No te­ne­mos mie­do”, desafió Guai­dó en el ac­to que en­ca­be­zó tras ser li­be­ra­do

al go­bierno. Po­co des­pués de su li­be­ra­ción, Guai­dó arri­bó al ac­to y di­jo des­de una ta­ri­ma que el go­bierno de Ma­du­ro bus­ca­ba asus­tar­lo “pa­ra que nos es­con­dié­ra­mos o pa­ra que nos en­con­chá­ra­mos (ocul­tar­se)”. “Aquí es­tá la res­pues­ta del pue­blo: Aquí es­ta­mos. No te­ne­mos mie­do”, en­fa­ti­zó, al tiempo que reite­ró su in­ten­ción de tra­ba­jar por con­se­guir la sa­li­da de Ma­du­ro y la con­vo­ca­to­ria a nue­vas elec­cio­nes. El pre­si­den­te de la asamblea in­di­có, ade­más, que los agen­tes que lo in­ter­cep­ta­ron tra­ta­ron de po­ner­le es­po­sas, pe­ro que no se los

per­mi­tió y les ha­bló de los pla­nes del cuer­po le­gis­la­ti­vo de dis­cu­tir be­ne­fi­cios ju­rí­di­cos pa­ra los mi­li­ta­res. Mos­tró sus mu­ñe­cas con mar­cas de for­ce­jeo.

Des­de que asu­mió su car­go al fren­te de la Asamblea Na­cio­nal el 5 de enero, el opo­si­tor Guai­dó lla­mó a que la po­bla­ción y los mi­li­ta­res se unan pa­ra lo­grar el fin del go­bierno de Ma­du­ro, quien el 10 de enero ju­ró por un nue­vo man­da­to de seis años. Ma­du­ro ase­gu­ra que su go­bierno es le­gí­ti­mo y que ga­nó las elec­cio­nes de ma­yo del año pa­sa­do, unos co­mi­cios vis­tos por la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal y

sus opo­si­to­res co­mo un frau­de por­que no ofre­ció ga­ran­tías a la opo­si­ción.

El mi­nis­tro de Co­mu­ni­ca­ción e In­for­ma­ción, Jor­ge Ro­drí­guez, ase­gu­ró en la te­le­vi­sión ofi­cial que la bre­ve de­ten­ción de Guai­dó fue un ac­to “uni­la­te­ral” de al­gu­nos fun­cio­na­rios que fue­ron des­ti­tui­dos y so­me­ti­dos a pro­ce­di­mien­tos, sin dar de­ta­lles. Tras la de­cla­ra­ción de Ro­drí­guez, Guai­dó sos­tu­vo que Ma­du­ro no con­tro­la las fuer­zas ar­ma­das y que “se rom­pió la ca­de­na de man­do”.

La bre­ve de­ten­ción del pre­si­den­te de la Asamblea Na­cio­nal

fue cri­ti­ca­da por paí­ses de la re­gión y Es­ta­dos Uni­dos. John Bol­ton, ase­sor de se­gu­ri­dad de Es­ta­dos Uni­dos es­cri­bió en Twit­ter que los ac­tos de in­ti­mi­da­ción re­pre­sen­tan un gra­ve ata­que al es­ta­do de de­re­cho en Venezuela.

En Ca­ra­ba­lle­da, un gru­po de sim­pa­ti­zan­tes aguar­dó por la lle­ga­da de Guai­dó pa­ra ex­pre­sar su apo­yo a los es­fuer­zos opo­si­to­res y su des­con­ten­to con el go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.