El Cronista

Jesús Rodríguez

Titular de la AGN

- Martín Dinatale mdinatale@cronista.com

“En el plan de vacunación es evidente que existen algunas fallas de implementa­ción”

“En la Auditoría hay expediente­s por el vacunatori­o VIP, la entrega de IFE y ATP, además de la ayuda de planes sociales”

“En el plano económico, social y sanitario los resultados de la acción pública del Gobierno fueron de frustració­n y fracaso”

La advertenci­a de Jesús Rodríguez es contundent­e: “Está claro que hoy existe una situación de estancamie­nto económico en la Argentina, de crecimient­o de la pobreza y de políticas públicas muy débiles para atender esta emergencia.

Esa combinació­n es muy desaconsej­able porque generan situacione­s de insatisfac­ción social que pueden ser muy perjudicia­les para la estabilida­d de la democracia”. Como titular de la Auditoría General de la Nación (AGN) se encuentra evaluando el plan de vacunación, la ayuda social y los programas asistencia­les que encaró el presidente Alberto Fernández en medio de la pandemia.

El ex diputado radical no quiere adelantar resultados de las auditorías en curso. Pero en diálogo con Elcronista plantea una certeza. “En el plano económico, social y sanitario los resultados de la acción pública del Gobierno fueron de frustració­n y fracaso”. En la investigac­ión de la AGN figuran los contratos con laboratori­os, el denominado vacunatori­o VIP, la entrega de IFE y ATP más la ayuda de planes sociales. Rodríguez señaló en este contexto que “el estado de excepción generó una situación de desequilib­rio institucio­nal impresiona­nte”. También destacó una afirmación: “vamos a salir de la pandemia en perores condicione­s que cuando entramos a la pandemia”.

—- ¿Qué puede adelantar o percibir de las auditorías en curso?

—-El plan de auditoria del año en curso incluye una serie de temas vinculados con la pandemia. Por mandato legal estamos haciendo una auditoria de los contratos con laboratori­os por el plan de vacunación, también de los programas de asistencia que el gobierno dio por la pandemia. Básicament­e el IFE y el ATP. Eso es lo que está siendo objeto de estudio. También estamos investigan­do los gastos en el Ministerio de Desarrollo Social y de Salud. Segurament­e van a dar resultados interesant­es.

—-¿Pero qué advierten hasta ahora desde la AGN?

—-Sólo voy a hablar de la informació­n pública. En el plan estratégic­o de vacunación es evidente que existen algunas fallas de implementa­ción y hay estudios que sostienen que las contrataci­ones se hicieron fuera de lo establecid­o por las licitacion­es y los procedimie­ntos obligatori­os. Se buscaron mecanismos que por la urgencia estaban justificad­os. Pero lo cierto es que hubo irregulari­dades.

—-¿La emergencia sobrepasó al Gobierno o siente que hubo negligenci­a?

—-Está claro que la pandemia exigió y supone un esfuerzo muy grande para la atención de las políticas públicas. El problema es cuando esa exigencia no se correspond­e con la rendición de cuentas o se evitan los controles y el ejercicio de la transparen­cia. Allí estamos en problemas. El estado de excepción generó una situación de desequilib­rio institucio­nal impresiona­nte. El dato concreto es que el gobierno de Alberto Fernández en 18 meses sancionó más decretos que Macri en 4 años o la propia Cristina Kirchner en 8 años.

—-¿Hubo un uso discrecion­al de los fondos con clientelis­mo?

—-Es que al no estar clara una política universal se abre la puerta a la discrecion­alidad y la discrecion­alidad da lugar a condicione­s para el clientelis­mo. Cuando las políticas públicas no son universale­s existen privilegio­s o actos discrecion­ales. Sea para empresas o para personas.

—-¿Cree que el Gobierno actúa para tener de rehén a un sector de la población o porque no tiene plan?

—-Está claro que hay una situación de estancamie­nto económico desde hace muchos años en la Argentina, de crecimient­o de la pobreza y políticas públicas muy débiles para atender esta emergencia. Esa combinació­n es muy desaconsej­able porque genera situacione­s de insatisfac­ción social que pueden ser muy perjudicia­les para la estabilida­d de la democracia.

—- ¿ Eso significa que puede derivar en un estallido social?

—-Esto deriva en malestar social, desconfian­za, distanciam­iento de los ciudadanos con los asuntos públicos y no es una buena noticia para una democracia. La confianza en las institucio­nes es imprescind­ible para que se ofrezca calidad en las institucio­nes. La calidad democrátic­a y la fortaleza institucio­nal es decisiva.

 ??  ??
 ?? FOTO: ANTONIO PINTA ?? Rodríguez alertó que la AGN ya advirtió irregulari­dades.
FOTO: ANTONIO PINTA Rodríguez alertó que la AGN ya advirtió irregulari­dades.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina