Pos­tu­lan una nue­va teo­ría pa­ra ex­pli­car el ac­ci­den­te en el que mu­rió Car­los Gar­del

Se­gún es­ta hi­pó­te­sis, el si­nies­tro ocu­rri­do en Me­de­llín en 1935 se de­bió a un error en el desem­pe­ño del pi­lo­to

El Día (La Plata) - - Sociedad -

Ocu­rri­da ha­ce más de 80 años, la muer­te de Car­los Gar­del si­gue en­vuel­ta en el ma­yor de los mis­te­rios. Las ver­sio­nes pa­ra ex­pli­car el ac­ci­den­te aé­reo en el que el le­gen­da­rio can­tor de tan­gos per­dió la vi­da son va­rias y van des­de la más fan­ta­sio­sa (un pre­sun­to ti­ro­teo en la ca­bi­na del pi­lo­to) has­ta la ofi­cial, que ha­bla de una rá­fa­ga de vien­to que des­vío al avión de la pis­ta y pro­vo­có que se es­tre­lla­ra con otro de una em­pre­sa ri­val. Aho­ra, un cien­tí­fi­co del Conicet sa­lió a cru­zar esa ex­pli­ca­ción e ins­ta­ló una hi­pó­te­sis nue­va se­gún la cual el avión cho­có por un error del pi­lo­to.

Gui­ller­mo Ar­ta­na es ar­gen­tino, in­ge­nie­ro me­cá­ni­co, in­ves­ti­ga­dor del Conicet y di­rec­tor del La­bo­ra­to­rio de Flui­do­di­ná­mi­ca de la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res y cues­tio­na con evi­den­cia cien­tí­fi­ca las con­clu­sio­nes del in­for­me ofi­cial.

Ar­ta­na es ad­mi­ra­dor del tan­go y de Gar­del des­de los 40 años (hoy tie­ne 55) y pen­só en Gar­del cuan­do tu­vo que pre­pa­rar una char­la pa­ra to­do pú­bli­co en una es­cue­la de Fí­si­ca.

“Que­ría bus­car al­gún te­ma que pu­die­ra in­tere­sar­le a to­do el mun­do y co­mo mu­cha gen­te tie­ne te­mor a vo­lar se me ocu­rrió ex­pli­car có­mo vue­lan los avio­nes. Fue en­ton­ces que me acor­dé del ac­ci­den­te de Gar­del”, di­ce.

Pe­ro cuan­do se pu­so a in­ves­ti­gar el fa­mo­so ac­ci­den­te de Me­de­llín a tra­vés de una co­pia de la in­ves­ti­ga­ción de la jus­ti­cia co­lom­bia­na que es­ta­ba en la Aca­de­mia Ar­gen­ti­na del Lun­far­do, con­clu­yó que la teo­ría ofi­cial es­tá equi­vo­ca­da y que es­tá en con­di­cio­nes de pro­bar­lo cien­tí­fi­ca­men­te.

Ar­ta­na se sor­pren­dió al des­cu­brir que era “ca­si im­po­si­ble” que hu­bie­ra pa­sa­do lo que sos­te­nía el ex­pe­dien­te ofi­cial ela­bo­ra­do por la Jus­ti­cia co­lom­bia­na des­pués del ac­ci­den­te.

Se­gún es­te do­cu­men­to, las hue­llas que de­jó el avión en su in­ten­to de des­pe­gue mos­tra­ban que la ae­ro­na­ve se ha­bía des­via­do 90 me­tros del eje de la pis­ta cuan­do cho­có y ese des­vío ha­bía si­do cau­sa­do por fuer­tes vien­tos de una in­ten­si­dad de unos 10-15 me­tros por se­gun­do.

Ar­ta­na cal­cu­ló en de­ta­lle el pe­so del avión, la ve­lo­ci­dad de su tra­yec­to y con­clu­yó que “el vien­to no pu­do ha­ber des­pla­za­do al avión fue­ra del eje de la pis­ta más de 15 me­tros”.

LA CAU­SA VER­DA­DE­RA

Se pu­so a in­ves­ti­gar, en­ton­ces, cuál pu­do ha­ber si­do la ver­da­de­ra cau­sa del ac­ci­den­te.

La con­clu­sión que sa­có, al ca­bo de años de in­ves­ti­ga­ción, fue que la cau­sa más pro­ba­ble del si­nies­tro fue la pre­sen­cia de pro­ble­mas en un mo­tor que el pi­lo­to no ma­ne­jó co­rrec­ta­men­te.

Pa­ra sa­car esa con­clu­sión, Ar­ta­na es­tu­dió las ca­rac­te­rís­ti­cas del avión (un Ford Tri­mo­tor F 31 mo­de­lo 5-AT-B que to­da­vía se uti­li­zan en al­gu­nos si­tios del mun­do) y a los que se atri­bu­yen al­gu­nos pro­ble­mas con los mo­to­res en el des­pe­gue.

Fren­te a esos pro­ble­mas, el ma­nual que ma­ne­jan los pi­lo­tos de es­te ti­po de avión (que Ar­ta­na tam­bién es­tu­dió) recomienda abor­tar la ope­ra­ción de des­pe­gue.

“El ma­nual in­di­ca que si fa­lla un mo­tor du­ran­te el des­pe­gue el pi­lo­to de­be apa­gar to­dos los mo­to­res y abor­tar el des­pe­gue. En cam­bio, en es­te ca­so, el pi­lo­to ace­le­ró”, sos­tie­ne el in­ge­nie­ro ar­gen­tino.

La jus­ti­cia co­lom­bia­na, en tan­to, des­car­tó que se pue­da re­abrir la in­ves­ti­ga­ción: “el ex­pe­dien­te fue ar­chi­va­do cuan­do mu­rió el pi­lo­to”, sos­tu­vie­ron.

LA EX­PLI­CA­CIÓN OFI­CIAL DEL AC­CI­DEN­TE EN ME­DE­LLÍN, CUES­TIO­NA­DA POR UN AR­GEN­TINO / WEB

CAR­LOS GAR­DEL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.