Irán con­tra los pa­dres de los chi­cos que ha­gan fal­sas ame­na­zas de bom­bas

En Berisso ya an­ti­ci­pa­ron que ini­cia­rán ac­cio­nes por el ca­so de la alum­na iden­ti­fi­ca­da y la mis­ma es­tra­te­gia se­gui­rían en otros dis­tri­tos. En el Nor­mal 1 cre­ce la preo­cu­pa­ción

El Día (La Plata) - - Portada -

Lue­go de la iden­ti­fi­ca­ción de una alum­na de 13 años co­mo po­si­ble au­to­ra de las ame­na­zas de bom­ba a la es­cue­la se­cun­da­ria N° 1 de Berisso, au­to­ri­da­des de esa co­mu­na di­je­ron que se­rán los pa­dres de la me­nor quie­nes de­be­rán res­pon­der an­te la Jus­ti­cia por los da­ños y per­jui­cios oca­sio­na­dos. La me­di­da se to­ma en una se­ma­na en la que las ame­na­zas de bom­bas en es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos en­lo­que­cie­ron a pa­dres, alumnos y do­cen­tes.

La me­di­da adop­ta­da por el ve­cino mu­ni­ci­pio de Berisso, al pa­re­cer, se ha­rá ex­ten­si­va a otras co­mu­nas, co­mo la de La Pla­ta, don­de tam­bién se reite­ra­ron las fal­sas ame­na­zas de bom­bas du­ran­te to­da la se­ma­na. “Si bien (los me­no­res) no son pe­nal­men­te res­pon­sa­bles, lo que va­mos a ha­cer es una ac­ción ju­di­cial en el ám­bi­to ci­vil”, di­je­ron en Berisso.

Con­ver­ti­das en un do­lor de ca­be­za pa­ra las co­mu­ni­da­des edu­ca­ti­vas, las fal­sas ame­na­zas de bom­ba si­guen al­te­ran­do las ru­ti­nas es­co­la­res en to­da la Re­gión. Y mien­tras en al­gu­nos co­le­gios pro­po­nen no en­trar a cla­ses has­ta que les pon­gan un freno, en la co­mu­na be­ris­sen­se de­ci­die­ron ir a fon­do con una es­tra­te­gia que ya se ha­bía de­li­nea­do pa­ra el res­to de los dis­tri­tos de la Pro­vin­cia: ac­cio­nar con­tra los pa­dres de los me­no­res iden­ti­fi­ca­dos co­mo los au­to­res de los fal­sos aler­tas.

Tras la iden­ti­fi­ca­ción de una alum­na de 13 años co­mo po­si­ble au­to­ra de las ame­na­zas de bom­ba a la Es­cue­la Se­cun­da­ria N° 1 de Berisso, au­to­ri­da­des de esa co­mu­na in­for­ma­ron que “se­rán los pa­dres de la me­nor quie­nes de­be­rán res­pon­der an­te la Jus­ti­cia por los da­ños y per­jui­cios oca­sio­na­dos”. La me­di­da se to­ma en una se­ma­na en la que las ame­na­zas de bom­bas en es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos en­lo­que­cie­ron a pa­dres, alumnos y do­cen­tes.

Ayer a la ma­ña­na el ti­tu­lar de la Sub­se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad be­ris­sen­se, Hu­go Da­go­rret, sos­tu­vo que “co­mo el de­li­to lo co­me­tió una me­nor, quien es­tá a dis­po­si­ción de la fis­ca­lía del me­nor, los pa­dres se­rán quie­nes res­pon­de­rán por los da­ños y per­jui­cio pro­vo­ca­dos a to­da la co­mu­ni­dad de Berisso”.

En ese sen­ti­do, el fun­cio­na­rio ade­lan­tó que “si bien no son pe­nal­men­te res­pon­sa­bles lo que va­mos a ha­cer no­so­tros es una ac­ción ju­di­cial en el ám­bi­to ci­vil”.

Da­go­rret en­fa­ti­zó ayer que “no­so­tros te­ne­mos que cor­tar de raíz con es­te ti­po de he­chos pa­ra que no se na­tu­ra­li­cen”.

Asi­mis­mo, in­di­có que por ser una me­nor la que ha­bría co­me­ti­do el de­li­to, a tra­vés de la Se­cre­ta­ría de Ac­ción So­cial se re­cu­rri­ría a un ga­bi­ne­te de ase­so­ra­mien­to dis­pues­to pa­ra aten­der esos ca­sos.

No obs­tan­te ex­pli­có que “es­te es el co­mien­zo, es la pun­ta de la ma­de­ja”, ya que “se es­tán avan­zan­do en otros pro­ce­di­mien­tos so­bre los cua­les por el mo­men­to no po­de­mos dar pre­ci­sio­nes”.

El fun­cio­na­rio del área de Se­gu­ri­dad be­ris­sen­se re­cor­dó que el mar­tes a las 18 se les no­ti­fi­có del re­sul­ta­do de una in­ves­ti­ga­ción que dio po­si­ti­vo. “Una me­nor de edad, de 13 años, que vi­ve en el ba­rrio Náu­ti­co fue la que efec­tuó la lla­ma­da. Te­ne­mos de­tec­ta­das dos lla­ma­das, una del 2 de ma­yo y otra el día 18 de ma­yo del mis­mo nú­me­ro de te­lé­fono que per­te­ne­ce a la em­pre­sa Mo­vis­tar. Gra­cias a la DDI de de­li­tos in­for­má­ti­cos se pudo dar con la per­so­na que es la ti­tu­lar de es­te nú­me­ro”, apun­tó el fun­cio­na­rio.

Da­go­rret pre­ci­só que se tra­ba­ja so­bre otras tres lí­neas con las que se ha­brían rea­li­za­do lla­ma­dos si­mi­la­res, esas ta­reas po­drían dar con otros res­pon­sa­bles de ese ti­po de he­chos.

“Las in­ves­ti­ga­cio­nes si­guen por­que has­ta la fe­cha lle­va­mos unos 30 días de lla­ma­dos, tal cual tam­bién ocu­rre en otros dis­tri­tos de la zo­na”, di­jo el fun­cio­na­rio.

Co­mo se sa­be el mar­tes las ame­na­zas de bom­bas pa­ra­li­za­ron a las es­cue­las se­cun­da­rias 1 y 2 y a la Téc­ni­ca 2, de Berisso. Ayer tam­bién hu­bo in­ti­mi­da­cio­nes. Se­gún in­for­mó ayer la Po­li­cía, cer­ca de las 8:30 tu­vie­ron que eva­cuar a los chi­cos que asis­ten a la Es­cue­la In­dus­trial Nº 2 de Berisso, ubi­ca­da en 12 y 169.

Y fue por se­gun­do día con­se­cu­ti­vo, ya que el mar­tes tam­bién de­bie­ron ac­ti­var un ope­ra­ti­vo pa­ra sa­car a los alumnos an­te un lla­ma­do te­le­fó­ni­co que aler­tó so­bre una po­si­ble ex­plo­sión.

El per­so­nal po­li­cial to­mó co­no­ci­mien­to vía ra­dial de la in­ti­mi­da­ción en ese es­ta­ble­ci­mien­to edu­ca­ti­vo y per­so­nal mo­to­ri­za­do se des­pla­zó has­ta el lu­gar pa­ra apli­car el pro­to­co­lo pa­ra ese ti­po de even­tos.

En ese mar­co, se eva­cuó al alum­na­do del co­le­gio, se pre­sen­tó el cuer­po de Bomberos Vo­lun­ta­rios de esa lo­ca­li­dad, al igual que De­fen­sa Ci­vil y Pe­ri­tos en Ex­plo­si­vos.

Lue­go de una ex­haus­ti­va ins­pec­ción del es­ta­ble­ci­mien­to, se de­ter­mi­nó que no ha­bía ex­plo­si­vos.

EN EL NOR­MAL 1

La preo­cu­pa­ción es­tá la­ten­te en­tre los pa­dres de los es­ta­ble­ci­mien­tos de la Re­gión más afec­ta­dos por las ame­na­zas. Quie­nes tie­nen hi­jos en el jar­dín de In­fan­tes del co­le­gio Nor­mal 1 de­ci­die­ron que des­de de ayer no en­via­rían a los ni­ños a cla­ses has­ta que se to­ma­ran me­di­das de pre­ven­ción.

“La pri­mer ame­na­za fue el 5 de mar­zo, lue­go sis­te­má­ti­ca­men­te en­tre ma­yo y ju­nio hu­bo otras sie­te”, re­su­mió una ma­dre pa­ra ex­pre­sar la gra­ve­dad del he­cho.

Co­mo se re­cor­da­rá, tiem­po atrás el go­bierno bo­nae­ren­se de­ci­dió pro­mo­ver una de­man­da por da­ños y per­jui­cios con­tra los pa­dres de aque­llos alumnos me­no­res de edad que sean iden­ti­fi­ca­dos co­mo au­to­res de ame­na­zas de bom­bas a las es­cue­las.

Eso fue tras el au­men­to ex­po­nen­cial que se ve­ri­fi­có des­de sep­tiem­bre pa­sa­do en ese ti­po de in­ti­mi­da­cio­nes, que su­ma­ron 2.400 en po­co más de un mes.

Se in­for­mó que si bien las ame­na­zas de bom­ba no se po­dían pre­ve­nir, ca­da vez que su­ce­die­ran es­ta­rían en las es­cue­las pa­ra pre­ser­var la vi­da de los chi­cos y los do­cen­tes. En ese mo­men­to el go­bierno que en­ca­be­za Ma­ría Eugenia Vidal anun­ció su de­ci­sión de lle­var a la Jus­ti­cia a los tu­to­res de quie­nes reali­cen las in­ti­mi­da­cio­nes.

La me­di­da fue to­ma­da por el au­men­to de ame­na­zas en los co­le­gios bo­nae­ren­ses que tre­pa­ron a 2.400 en el lap­so que trans­cu­rrió des­de el 1 de sep­tiem­bre al úl­ti­mo 4 de oc­tu­bre, se­gún las fuen­tes.

Se ad­vir­tió que una ame­na­za de bom­ba en una es­cue­la no es una bro­ma, es un de­li­to y se acla­ró que eso es­tá pe­na­do por la ley.

POR LAS AME­NA­ZAS DE BOM­BA, ES FRE­CUEN­TE QUE EVACUEN LAS INS­TA­LA­CIO­NES DEL NOR­MAL 1 Y LOS ALUMNOS COPEN LAS IN­ME­DIA­CIO­NES DE LA CA­TE­DRAL /

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.