Una obra hi­dráu­li­ca en Vi­lla Eli­sa, en­tor­pe­ci­da por ame­na­zas y sa­bo­teos

La his­to­ria de in­ti­mi­da­cio­nes arran­có en 2013. En 2015 les pren­die­ron fue­go má­qui­nas. Y en las úl­ti­mas se­ma­nas las re­to­ma­ron

El Día (La Plata) - - La Región -

Di­se­ña­do pa­ra que no se re­pi­ta la tra­ge­dia del 2 de abril de 2013, evi­tan­do y mi­ni­mi­zan­do inun­da­cio­nes, el mega-plan hi­dráu­li­co que la Pro­vin­cia eje­cu­ta en la Re­gión im­pli­ca con­ver­tir va­rios cau­ces na­tu­ra­les en enor­mes desagües de hor­mi­gón a cie­lo abier­to. Es una de­ci­sión “inevitable” de acuer­do con los fun­cio­na­rios, pe­ro pro­vo­ca res­que­mo­res y que­jas; en las úl­ti­mas se­ma­nas, las cua­dri­llas de una de las em­pre­sas in­vo­lu­cra­das en la canalización del arro­yo Car­na­val re­ci­bie­ron ame­na­zas de muer­te por “des­truir” el lu­gar y “ma­tar los pe­ces”.

El tra­mo de la po­lé­mi­ca es­tá in­clui­do en el pro­yec­to de “Ade­cua­ción de los arro­yos Car­na­val y Martín”, y es­tá a car­go de la fir­ma Ma­rín Cons­truc­cio­nes. Se sitúa jun­to al lí­mi­te nor­te del Parque Eco­ló­gi­co Mu­ni­ci­pal, a la al­tu­ra de ca­mino Cen­te­na­rio y 425.

“Son unos tres­cien­tos me­tros aguas aba­jo del Cen­te­na­rio, y unos 700 aguas arri­ba” pre­ci­só uno de los tra­ba­ja­do­res, que pre­fi­rió no re­ve­lar pú­bli­ca­men­te su iden­ti­dad: “cuan­do tra­ba­ja­mos el tra­mo más cor­to, ha­cia el la­do de las vías, no tu­vi­mos de­ma­sia­do pro­ble­ma, pe­ro cuan­do em­pe­za­mos del la­do del ba­rrio más re­si­den­cial, se com­pli­có”.

El re­la­to del ope­ra­rio alu­de a una se­rie de in­ti­mi­da­cio­nes en di­fe­ren­tes for­ma­tos, en­tre los que enu­me­ran car­tas ma­nus­cri­tas e im­pre­sas, graf­fit­ti en los ta­lu­des de la obra, he- chos de van­da­lis­mo, ro­bo y ro­tu­ra de ca­ños de de­ri­va­ción y de una bom­ba de achi­que de al­ta ca­pa­ci­dad.

Los he­chos se ini­cia­ron en 2013, y al­can­za­ron su pri­mer pi­co en 2015, an­tes de las elec­cio­nes. “Nos ame­na­za­ron des­de una mo­to con un ar­ma de fue­go, y lle­ga­ron a pren­der fue­go con una bom­ba mo­lo­tov una mi­ni re­tro­ex­ca­va­do­ra co­ti­za­da en dos mi­llo­nes de pe­sos” sub­ra­ya­ron los tra­ba­ja­do­res: “al la­do de esa ha­bía otra con el se­reno aden­tro, que se sal­vó de ca­sua­li­dad”. Des­pués de ese he­cho, el avan­ce de los tra­ba­jos se con­ge­ló. Sa­lió del free­zer con la nue­va ad­mi­nis­tra­ción. “Las denuncias po­li­cia­les es­tán he­chas, tam­bién se ha­bló con Hi­dráu­li­ca de la Pro­vin­cia y se tra­ba­jó en pre­ven­ción con la Po­li­cía Lo­cal” re­la­tan los en­car­ga­dos de la obra: “sin em­bar­go, el mis­mo día que qui­si­mos re­to­mar y vie­ron las má­qui­nas nos de­ja­ron una car­ta con ame­na­zas de muer­te”.

El tex­to, redactado a mano y sin de­ma­sia­das su­ti­le­zas, ha­bla

nd de “ma­tar obre­ros mien­tras es­tán en tra­ba­jan­do en el arro­yo”, de “ani­qui­la­ción” y de po­ner freno a una ta­rea “san­grien­ta y des­pia­da­da” que ma­ta pe­ces y des­tru­ye la na­tu­ra­le­za. “Es­ta­mos dis­pues­tos a ase­si­nar­los a man­sal­va”, con­clu­ye.

Quie­nes co­no­cen la obra ad­vier­ten que en ese tra­mo del arro­yo se dra­ga­ron de­ce­nas de to­ne­la­das de ba­rro con­ta­mi­na­do con aguas ser­vi­das; que exis­ten desagües cloa­ca­les de ca­sa­quin­tas que se vier­ten al cau­ce -y aho­ra se­rán ta­pia­dos-; y que hay par­ques con “decks” so­bre la zo­na de sir­ga que de­be­rán ser re­ubi­ca­dos.

“La obra con­ti­núa” acla­ró Vir­gi­nia Pé­rez Cat­tá­neo, de­le­ga­da co­mu­nal de Vi­lla Eli­sa: “se es­tá rea­li­zan­do un tra­ba­jo con­jun­to con el mu­ni­ci­pio, en fun­ción de brin­dar se­gu­ri­dad a la em­pre­sa en­car­ga­da de lle­var­la a ca­bo y de la in­ter­ac­ción con los ve­ci­nos que se­rán be­ne­fi­cia­rios de la mis­ma”.

Las ame­na­zas son pa­ra que pa­ra­li­cen las obras, que son pa­ra evi­tar inun­da­cio­nes

LA OBRA SE EJE­CU­TA SO­BRE EL ARRO­YO CAR­NA­VAL, EN VI­LLA ELI­SA / WHAT­SAPP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.