Lo con­de­na­ron a 22 años de cár­cel por ma­tar a Éri­ca Soriano

La pe­na re­ca­yó en Da­niel La­gos­te­na, quien fue pa­re­ja de la víc­ti­ma du­ran­te 9 me­ses. Ella des­apa­re­ció es­tan­do em­ba­ra­za­da

El Día (La Plata) - - Policiales -

Da­niel La­gos­te­na (58) fue sen­ten­cia­do ayer a 22 años de cár­cel por el ho­mi­ci­dio de Eri­ca Soriano (30), des­apa­re­ci­da des­de 2010. El Tri­bu­nal Oral en lo Cri­mi­nal N° 9 de Lo­mas de Za­mo­ra ya lo ha­bía de­cla­ra­do culpable el miér­co­les, pe­ro res­ta­ba de­fi­nir el mon­to de la pe­na.

Aun­que el cuer­po nun­ca apa­re­ció, los jue­ces die­ron por pro­ba­do que La­gos­te­na ase­si­nó a la jo­ven que fue su pa­re­ja du­ran­te nue­ve me­ses y se des­hi­zo del ca­dá­ver. Pa­ra eso ha­brían si­do cla­ve sus víncu­los con co­mer­cian­tes vin­cu­la­dos al ru­bro fu­ne­ra­rio. Du­ran­te su de­cla­ra­ción en el jui­cio él ne­gó los car­gos: “Yo no lo maté. Ella se fue”, in­sis­tió. La­gos­te­na (58) lle­gó al jui­cio de­te­ni­do por “ho­mi­ci­dio en con­cur­so ideal con abor­to en con­tex­to de vio­len­cia de gé­ne­ro”, ya que la víc­ti­ma es­ta­ba em­ba­ra­za­da cuan­do des­apa­re­ció.

Du­ran­te el debate de­cla­ra­ron en­tre 60 y 70 tes­ti­gos, va­rios de los cua­les ase­gu­ra­ron que Eri­ca era hos­ti­ga­da por su pa­re­ja, y que su­fría reite­ra­dos epi­so­dios de vio­len­cia. Se­gún sus ami­gas, so­lía re­pe­tir “si Da­niel se en­te­ra me ma­ta”.

En la in­ves­ti­ga­ción se dio por acre­di­ta­do que el 20 de agos­to de 2010 La­gos­te­na y Eri­ca, tras vi­si­tar a un gi­ne­có­lo­go en Ca­pi­tal Fe­de­ral, se di­ri­gie­ron a su do­mi­ci­lio en La­nús, don­de ya se en­con­tra­ba una per­so­na no iden­ti­fi­ca­da has­ta aho­ra. En ba­se al es­tu­dio de otros lla­ma­dos, se es­ta­ble­ció que a las 22.13 Eri­ca ha­bló con una ami­ga, quien lue­go de­cla­ró que se dio cuen­ta que en el via­je iba man­te­nien­do una pe­lea con La­gos­te­na. Se­gún la in­ves­ti­ga­ción, cer­ca de la me­dia­no­che, el con­de­na­do co­men­zó a in­ter­cam­biar men­sa­jes con su so­brino Brian Pou­blán (25), hi­jo de su her­ma­na, con quien has­ta en­ton­ces no te­nía un tra­to co­ti­diano ni ha­bi­tual. Los pe­ri­tos que tra­ba­ja­ron en la ca­sa en­con­tra­ron, pe­se a que ha­cía 24 gra­dos, la chi­me­nea ca­lien­te y res­tos de po­liés­ter que se co­rres­pon­dían con una bom­ba­cha. Tam­bién se ha­lló una man­cha de san­gre de­ba­jo de una me­si­ta ra­to­na: só­lo se pu­do de­ter­mi­nar que era de mu­jer.

Avi­sos fú­ne­bres

“YO NO LA MATÉ, ELLA SE FUE”, DE­CLA­RÓ LA­GOS­TE­NA EN EL JUI­CIO/CLA­RÍN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.