Pa­ga­rán In­gre­sos Bru­tos las em­pre­sas de ser­vi­cios que ope­ran por In­ter­net

Quie­re gra­var a las pla­ta­for­mas de con­te­ni­dos y ser­vi­cios di­gi­ta­les por­que con­si­de­ra que desa­rro­llan ac­ti­vi­da­des en te­rri­to­rio bo­nae­ren­se. In­clui­rán a ser­vi­cios de mú­si­ca co­mo Spo­tify y has­ta la re­ser­va de ho­te­les por in­ter­net

El Día (La Plata) - - Portada - José Pi­cón Jpi­con@el­dia.com

La pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res pre­ten­de que las em­pre­sas que pres­tan ser­vi­cios a tra­vés de In­ter­net, aun­que no ten­gan su se­de en el te­rri­to­rio bo­nae­ren­se, co­mien­cen a pa­gar In­gre­sos Bru­tos a par­tir del año ve­ni­de­ro. Así, al me­nos se des­pren­de de la Ley Im­po­si­ti­va ele­va­da a la Le­gis­la­tu­ra jun­to con el Pro­yec­to de Pre­su­pues­to 2019. Se­gún pu­do sa­ber EL DIA, el mo­de­lo que pre­ten­de apli­car el go­bierno de María Eu­ge­nia Vidal es si­mi­lar al que ri­ge en la pro­vin­cia de Cór­do­ba. Si bien has­ta el mo­men­to no se sa­be que alí­cuo­ta se le co­bra­rá a las em­pre­sas, la nor­ma in­clui­rá, en­tre otras, a las pres­ta­do­ras de pe­lí­cu­las, mú­si­ca y ser­vi­cios co­mo re­ser­va de via­jes y alo­ja­mien­to.

El go­bierno bo­nae­ren­se bus­ca en­san­char su ba­se tri­bu­ta­ria in­cor­po­ran­do a una se­rie de ac­ti­vi­da­des al pa­drón de con­tri­bu­yen­tes de In­gre­sos Bru­tos. Con esa pre­mi­sa, pre­ten­de avan­zar so­bre las pla­ta­for­mas de con­te­ni­dos y ser­vi­cios di­gi­ta­les co­mo las po­pu­la­res Net­flix o Spo­tify que tie­nen mi­les de clien­tes en la Pro­vin­cia.

La de­ci­sión de la ad­mi­nis­tra­ción de María Eu­ge­nia Vidal es­tá con­te­ni­da en el pro­yec­to de ley Im­po­si­ti­va que in­gre­só a la Le­gis­la­tu­ra jun­to al Pre­su­pues­to 2019. Se ba­sa, se­gún tras­cen­dió, en el mo­de­lo que co­men­zó a apli­car des­de es­te año la pro­vin­cia de Cór­do­ba, que re­sul­tó pio­ne­ra en gra­var la ac­ti­vi­dad que desa­rro­llan unos 40 ser­vi­cios di­gi­ta­les, en­tre ellos, la re­ser­va de ho­te­les y de via­jes a tra­vés de in­ter­net.

La Pro­vin­cia en­tien­de que si bien es­tos ser­vi­cios son pres­ta­dos por su­je­tos no re­si­den­tes en el país, desa­rro­llan una ac­ti­vi­dad que es­tá al­can­za­da por In­gre­sos Bru­tos por­que re­gis­tran transac­cio­nes, ope­ra­cio­nes y tie­nen con­tra­tos con mi­les de usua­rios do­mi­ci­lia­dos en te­rri­to­rio bo­nae­ren­se.

El pro­yec­to ofi­cial no con­tem­pla qué alí­cuo­ta pa­ga­rán los ope­ra­do­res de es­tos ser­vi­cios, pe­ro in­cor­po­ra sus ac­ti­vi­da­des al Có­di­go Fis­cal. Por lo tan­to, si se aprue­ba la ini­cia­ti­va la Agen­cia de Re­cau­da­ción (Ar­ba) de­be­rá de­fi­nir las mo­da­li­da­des y al­can­ces de la im­po­si­ción.

Tam­po­co exis­ten es­ti­ma­cio­nes res­pec­to del im­pac­to que po­dría ge­ne­rar so­bres las ar­cas pro­vin­cia­les es­tos nue­vos in­gre­sos. Pe­ro al­gu­nas pro­yec­cio­nes no ofi­cia­les ha­blan de que, só­lo en el ca­so de Net­flix, la Pro­vin­cia po­dría ha­cer­se de unos 10 mi­llo­nes de pe­sos por año. La tor­ta de re­cur­sos que es­ta­ría en jue­go, no es po­ca co­sa.

QUIE­NES ES­TA­RÁN AL­CAN­ZA­DOS

De acuer­do al pro­yec­to ofi­cial, es­ta­rán al­can­za­das por el im­pues­to a los In­gre­sos Bru­tos las si­guien­tes ac­ti­vi­da­des:

-El ac­ce­so y des­car­ga de imá­ge­nes, tex­to, in­for­ma­ción vi­deos, mú­si­ca y jue­gos. Se acla­ra pun­tual­men­te que se in­clu­ye la des­car­ga de pe­lí­cu­las y otros con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les.

-Los ser­vi­cios de clu­bes en lí­nea y webs de ci­tas.

-La con­ce­sión el de­re­cho a co­mer­cia­li­zar un bien o ser­vi­cio de un si­tio de in­ter­net que fun­cio­ne co­mo un mer­ca­do en lí­nea.

-Los ser­vi­cios de soft­wa­re y el man­te­ni­mien­to a dis­tan­cia, en for­ma au­to­ma­ti­za­da, de pro­gra­mas y equi­pos.

-El su­mi­nis­tro y alo­ja­mien­to de si­tios in­for­má­ti­cos y pá­gi­nas web, así co­mo cual­quier otro ser­vi­cio con­sis­ten­te en ofre­cer o fa­ci­li­tar la pre­sen­cia de em­pre­sas o par­ti­cu­la­res en una red elec­tró­ni­ca.

Así, no só­lo que­da­rían gra­va­dos ser­vi­cios co­mo Net­flix y Spo­tify. Tam­bién otras pres­ta­cio­nes del seg­men­to on li­ne, ta­les co­mo an­ti­vi­rus, apli­ca­cio­nes pa­gas de la tien­da de Goo­gle Play y iOS, ser­vi­cios de strea­ming de vi­deo­jue­gos, sus­crip­cio­nes co­mo Xbox Li­ve o Pla­yS­ta­tion Network, o de al­ma­ce­na­mien­to co­mo Drop­box, Dri­ve de Goo­gle, OneD­ri­ve de Mi­cro­soft o iC­loud de Ap­ple.

A esa lis­ta ha­bría que su­mar a Ama­zon, una com­pa­ñía de co­mer­cio elec­tró­ni­co y ser­vi­cios de compu­tación. Tam­bién, otras pla­ta­for­mas co­mo Airbnb o Booking, Ap­ple y Ali­ba­ba.

Con es­ta de­ci­sión, el go­bierno de Vidal apun­ta a un gran nú­me­ro de ac­ti­vi­da­des que se rea­li­zan de ma­ne­ra di­gi­tal y no es­tán al­can­za­dos por el im­pues­to so­bre los In­gre­sos Bru­tos.

Las más co­no­ci­das y vi­si­bles son la trans­mi­sión de se­ries, pe­lí­cu­las y mú­si­ca. Pe­ro aca­so las más ren­ta­bles sean las re­la­cio­na­das con los jue­gos de azar y las apues­tas. De he­cho, la Pro­vin­cia tam­bién bus­ca­rá gra­var es­tas ac­ti­vi­da­des.

Una re­cien­te pu­bli­ca­ción en el blog de Eco­no­mía del Sec­tor Pú­bli­co de la Facultad de Cien­cias Eco­nó­mi­cas de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de La Pla­ta des­ta­ca que el ser­vi­cio Net­flix con­ta­ba en 2015 con apro­xi­ma­da­men­te 550 mil cuen­tas ac­ti­vas en la Ar­gen­ti­na “y que, te­nien­do en cuen­ta el cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial que ha evi­den­cia­do en los úl­ti­mos años, pue­de es­ti­mar­se que exis­ten cer­ca de 800 mil cuen­tas en la ac­tua­li­dad. Es­to sig­ni­fi­ca que só­lo en el ser­vi­cio men­cio­na­do el go­bierno na­cio­nal re­sig­na $340 mi­llo­nes de pe­sos anua­les en re­cau­da­ción de IVA, y el con­jun­to de las pro­vin­cias $32 mi­llo­nes en con­cep­to de In­gre­sos Bru­tos”.

Y aña­de: “Las le­yes Im­po­si­ti­vas de­be­rían dar tra­ta­mien­to a las di­ver­sas ac­ti­vi­da­des pres­ta­das por pla­ta­for­mas tec­no­ló­gi­cas de ma­ne­ra si­mi­lar a las tra­di­cio­na­les, pues­to que la ac­ti­vi­dad en sí no es di­fe­ren­te, sino que cam­bia la for­ma de in­ter­ac­tuar con el usua­rio. Las ac­ti­vi­da­des tra­di­cio­na­les po­seen una in­ter­ac­ción real, fí­si­ca, en tan­to que en las ac­ti­vi­da­des y ser­vi­cios di­gi­ta­les la in­ter­ac­ción con los usua­rios es ma­yo­ri­ta­ria­men­te vir­tual”.

El te­ma en de­ba­te re­mi­te tam­bién a la for­ma en que se bus­ca­rá co­brar­les a es­tas em­pre­sas. Y el ries­go de que el cos­to del tri­bu­to pro­vin­cial ter­mi­ne sien­do car­ga­do a los clien­tes.

Por lo pron­to, la AFIP em­pe­zó a co­brar­les IVA a es­te ti­po de pla­ta­for­mas di­gi­ta­les. Y, tras la ex­pe­rien­cia de Cór­do­ba, aho­ra Bue­nos Ai­res pre­ten­de obli­gar­las a pa­gar In­gre­sos Bru­tos. En la pro­vin­cia me­di­te­rrá­nea se fi­jó una alí­cuo­ta del 2 por cien­to. Se ve­rá has­ta dón­de pre­ten­de lle­gar Vidal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.