Día de fu­ria con ro­bos pa­ra to­dos los gus­tos

En un vi­ve­ro de To­lo­sa ro­ba­ron 10 ve­ces en 15 días. Aho­ra se lle­va­ron una fuen­te. El due­ño quie­re mu­dar­se. Una pa­re­ja ya dio va­rios gol­pes en su­cur­sa­les de una mis­ma fir­ma de ro­pa. Y un chi­co ma­no­teó pla­ta de un bar

El Día (La Plata) - - Portada -

Un vi­ve­ro fue asaltado quin­ce ve­ces en diez días y su due­ño pla­nea mu­dar­se. Una pa­re­ja de “me­che­ros” se co­pó con una mar­ca de ro­pa y ro­bó un lo­cal de City Bell e in­ten­tó re­pe­tir en otro del Cen­tro. Un bar, tam­bién víc­ti­ma de los ca­cos.

De día y de noche. En la pe­ri­fe­ria, co­mo en el co­ra­zón del mi­cro­cen­tro. Con las puer­tas abier­tas o las per­sia­nas ba­jas. La de­lin­cuen­cia ya no ha­ce dis­tin­cio­nes al mo­men­to de con­cre­tar sus fe­cho­rías en los ne­go­cios de La Pla­ta.

En­tre el jue­ves y ayer, por lo me­nos tres co­mer­cios de ru­bros di­ver­sos pa­de­cie­ron esa in­quie­tan­te co­yun­tu­ra ba­jo mo­da­li­da­des dis­tin­tas. Tie­nen en co­mún el har­taz­go.

HAS­TA LA FUEN­TE

Uno de los dam­ni­fi­ca­dos es Amé­ri­co Ló­pez (60), due­ño de un vi­ve­ro que fun­cio­na des­de ha­ce 4 años en la es­qui­na de 520 y 115.

Tan­to lo ha gol­pea­do el de­li­to, que por es­tas ho­ras me­di­ta la po­si­bi­li­dad de mu­dar su lo­cal ha­cia otra zo­na de la Ciu­dad, se­gún re­co­no­ció ayer an­te es­te dia­rio.

No es pa­ra me­nos. Cal­cu­la que des­de que abrió el vi­ve­ro ya lo ro­ba­ron “por lo me­nos 50 ve­ces. Siem­pre cuan­do es­tá ce­rra­do. Y so­la­men­te en los úl­ti­mos 15 días tu­ve 10 ro­bos”. El úl­ti­mo, que su­ce­dió en las pri­me­ras ho­ras de ayer, qui­zás sea el que más lo gol­peó aními­ca y eco­nó­mi­ca­men­te.

“Una vez más en­tra­ron en el vi­ve­ro lue­go de rom­per par­te del alam­bra­do del fren­te y se lle­va­ron una fuen­te de adorno que cues­ta 14.000 pe­sos”, re­ve­ló Amé­ri­co, sin pa­sar por al­to que el ele­men­to “pe­sa 500 ki­los, es de ce­men­to tra­ba­ja­do, mi­de 1,40 de al­to, tie­ne dos pies que lo sos­tie­nen y has­ta dos an­ge­li­tos de los que cae el agua”.

“Pa­ra lle­var­se se­me­jan­te fuen­te, tan pe­sa­da, tie­nen que ha­ber en­tra­do va­rios la­dro­nes y ha­ber­la car­ga­do en al­gún ca­mión o ca­mio­ne­ta”, con­je­tu­ró.

Re­cor­dó que en otras oca­sio­nes les ro­ba­ron plan­tas “de to­dos los ta­ma­ños, ma­ce­tas, ca­rre­ti­llas, ca­jas con he­rra­mien­tas, mo­to­res pa­ra pre­sión de agua, mo­to­sie­rras, lu­ces y alar­gues... pe­ro una fuen­te...”

Aco­tó que “mu­chos de los ro­bos fue­ron en­tre las 18 y las 20. El res­to du­ran­te la noche. Hay una im­pu­ni­dad to­tal. Por eso es­toy pen­san­do en lle­var el vi­ve­ro a otro la­do”, con­clu­yó.

“NOS TO­MA­RON DE PUN­TO”

En los lo­ca­les del co­no­ci­do lo­cal de ro­pa de hom­bre “Ben­si­mon” tie­nen dos clien­tes “fi­jos”, un hom­bre de unos 45 años y una mu­jer de al­re­de­dor de 40, a los que pa­re­ce gus­tar­les mu­cho la mer­ca­de­ría. Tan­to, que pa­gan por al­gu­nas y em­bol­san to­das las que pue­den cuan­do los em­plea­dos no los ven. Es­to pa­só en la su­cur­sal de City Bell y tam­bién en la del cen­tro de La Pla­ta, el mis­mo día.

“Su­pi­mos que a las 10 de la ma­ña­na (del jue­ves) es­ta pa­re­ja ro­bó en el lo­cal de City Bell cua­tro o cin­co pren­das” ba­jo la mo­da­li­dad de me­che­ros, lue­go de es­con­der­las en­tre sus ro­pas, re­la­tó a es­te dia­rio el ti­tu­lar del lo­cal que es­tá en 10 en­tre 48 y 49, Bruno (32). Pe­ro lo más in­creí­ble es que una ho­ra más tar­de “vi­nie­ron acá pa­ra in­ten­tar ha­cer lo mis­mo”, co­men­tó in­dig­na­do.

Allí no lo­gra­ron su co­me­ti­do por­que “un em­plea­do los re­co­no­ció co­mo los que ha­bían ro­ba­do an­te­rior­men­te, los in­sul­tó y los co­rrió dos cua­dras”, has­ta que se subie­ron en un au­to­mó­vil Re­nault Clío 2 bor­dó, en el que es­ca­pa­ron a to­da ve­lo­ci­dad.

Se­gún Bruno, “lo in­só­li­to es que en el úl­ti­mo año vi­nie­ron a es­te ne­go­cio en­tre seis y sie­te ve­ces” y en dos opor­tu­ni­da­des “com­pra­ron co­mo si fue­ran clien­tes cual­quie­ra. Pe­ro nos to­ma­ron de pun­to”.

“Es­ta pa­re­ja vie­ne siem­pre bien ves­ti­da. Lo que me­nos pa­re­cen es ser cho­rros. El hom­bre es fá­cil de re­cor­dar­lo por­que tie­ne un fo­rúncu­lo gran­de en la fren­te y pe­se a que es muy fla­co, usa ro­pa hol­ga­da”, des­cri­bió.

DESCUIDISTA

Un bar del cen­tro pla­ten­se tam­bién su­frió el jue­ves a la noche un epi­so­dio de in­se­gu­ri­dad, en es­te ca­so a ma­nos de un me­nor de 14 años que un ra­ti­to des­pués fue de­mo­ra­do por la Po­li­cía. Lu­ciano (24), em­plea­do del bar “St Brunch”, de 8 en­tre 49 y 50, con­tó que “fue a las 10 de la noche, cuan­do un com­pa­ñe­ro que es­ta­ba en la co­ci­na se dio vuelta y sor­pren­dió al pi­be ro­ban­do la pla­ta de la ca­ja. Lo co­rrió, pe­ro la Po­li­cía atra­pó al chi­co en la puer­ta del ci­ne de 8 en­tre 51 y 53”.

LOS DUE­ÑOS DE BEN­SI­MON DE­TEC­TA­RON QUE UNA PA­RE­JA “YA RO­BÓ VA­RIAS VE­CES” EN SUS LO­CA­LES/CAP­TU­RA DE VI­DEO

EL BAR DE 8 EN­TRE 49 Y 50. UN ME­NOR RO­BÓ Y LUE­GO CA­YÓ/SE­BAS­TIÁN CASALI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.