La ho­ra de la ver­dad

Am­bos equi­pos bus­ca­rán un buen re­sul­ta­do pen­san­do en la revancha del 24, en don­de uno so­lo se que­da­rá con la Co­pa Li­ber­ta­do­res

El Día (La Plata) - - Portada -

El pri­mer clá­si­co, de la se­rie más im­por­tan­te del fútbol sud­ame­ri­cano, se jue­ga es­ta tar­de des­de las 17 en la Bom­bo­ne­ra. La ex­pec­ta­ti­va su­pera las fron­te­ras del país. El Xe­nei­ze y el Mi­llo­na­rio ya tie­nen de­fi­ni­dos sus equi­pos. La revancha se­rá el 24/11. Ya na­da se­rá igual des­pués de és­tos dos par­ti­dos

Lle­gó el día: Bo­ca y Ri­ver ju­ga­rán des­de las 17 la pri­me­ra fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res 2018 en La Bom­bo­ne­ra con la aten­ción del mun­do en­te­ro. El chi­leno Ro­ber­to To­bar se­rá el en­car­ga­do de im­par­tir jus­ti­cia y Fox Sports (por el abono bá­si­co) te­le­vi­sa­rá el en­cuen­tro.

Am­bos equi­pos bus­ca­rán un buen re­sul­ta­do pen­san­do en el par­ti­do des­qui­te que se desa­rro­lla­rá el sá­ba­do 24 en el es­ta­dio Mo­nu­men­tal, tam­bién a par­tir de las 17. A di­fe­ren­cia de las otras ins­tan­cias pre­vias del cer­ta­men el tan­to ob­te­ni­do en con­di­ción de vi­si­tan­te no ten­drá do­ble va­lor.

Bo­ca arri­bó a la fi­nal lue­go de de­jar en el ca­mino a Pal­mei­ras de Bra­sil (2-0 en la ida y 2-2 en San Pa­blo), mien­tras que Ri­ver mar­gi­nó de la com­pe­ten­cia a Gre­mio de Por­to Ale­gre, cam­peón en la edi­ción 2017, con una agó­ni­ca vic­to­ria 2-1

en con­di­ción de vi­si­tan­te, lue­go de ha­ber caí­do 0-1 en Nú­ñez.

En un fin de se­ma­na que al­ber­ga­rá clá­si­cos en di­fe­ren­tes pun­tos del pla­ne­ta (Man­ches­ter City-Man­ches­ter Uni­ted en In­gla­te­rra; Na­cio­nal-Pe­ña­rol en Uru­guay; Olym­pia­kos-Pa­nat­hi­nai­kos en Gre­cia; Bo­rus­sia Dort­mund-Ba­yern Mu­nich en Ale­ma­nia, en­tre otros), el due­lo en­tre las dos ins­ti­tu­cio­nes más po­de­ro­sas del país re­vis­te ca­rac­te­rís­ti­cas inusua­les.

Por lo pron­to se­rá la ter­ce­ra vez en el his­to­rial de la Co­pa Li­ber­ta­do­res que dos equi­pos de una mis­ma na­ción se me­di­rán en una definición co­pe­ra. Las dos pri­me­ras involucró a re­pre­sen­tan­tes bra­si­le­ños, tal co­mo acon­te­ció en 2005 (San Pa­blo-Atlé­ti­co Pa­ra­naen­se) y 2006 (In­ter­na­cio­nal de Por­to Ale­gre-San Pa­blo), su­ce­si­va­men­te.

Las lle­ga­das de Bo­ca y Ri­ver a la fi­nal de­no­tan en es­te cer­ta­men una li­ge­ra su­pe­rio­ri­dad de las en­ti­da­des ar­gen­ti­nas, que lo­gra­ron me­ter cua­tro re­pre­sen­tan­tes en­tre los ocho me­jo­res, don­de In­de­pen­dien­te y Atlé­ti­co Tu­cu­mán re­sul­ta­ron eli­mi­na­dos en cuar­tos de fi­nal.

Ha­ce po­co más de un mes, en tan­to, es­tos mis­mos ad­ver­sa­rios se vie­ron las ca­ras en el mis­mo es­ce­na­rio de ma­ña­na, por la sex­ta jor­na­da de la Su­per­li­ga. En aque­lla oca­sión, el equi­po con­du­ci­do por Mar­ce­lo Ga­llar­do –quien ma­ña­na no po­drá asis­tir al es­ta­dio por una san­ción dic­ta­da por la Con­me­bol­se im­pu­so por 2-0, con tan­tos de Gon­za­lo Mar­tí­nez e Ig­na­cio Scoc­co.

Los es­pe­cia­lis­tas, la pren­sa de­por­ti­va y los afi­cio­na­dos que es­tán aten­tos a lo que su­ce­de día a día coin­ci­den en el he­cho de que la dis­tan­cia que pu­die­re ha­ber exis­ti­do en ren­di­mien­tos de uno y otro pa­re­ce ha­ber­se achi­ca­do a una mí­ni­ma ex­pre­sión.

Bo­ca lo­gró cier­ta con­sis­ten­cia co­mo con­jun­to, con la pre­mi­sa de no sa­lir cie­ga­men­te a ata­car des­de el mi­nu­to ini­cial, ade­más de una mi­tad de can­cha más ba­ta­lla­do­ra, con Nahi­tan Nán­dez, Wil­mar Ba­rrios y Pa­blo Pérez co­mo ejes.

Más allá de desem­pe­ños que na­ve­ga­ron por mo­men­tos en la in­tras­cen­den­cia, el de­lan­te­ro Cris­tian Pa­vón si­gue sien­do im­por­tan­te no só­lo en el an­da­mia­je ofen­si­vo sino tam­bién

LOS EQUI­POS

en la la­bor de re­cu­pe­ra­ción de pe­lo­ta, en tan­to que el go­lea­dor Da­río Be­ne­det­to pa­re­ce ha­ber re­cu­pe­ra­do su ol­fa­to, a pun­to de fir­mar tres go­les (dos en ca­sa. el otro en Bra­sil) en la se­mi­fi­nal an­te Pal­mei­ras.

En cuan­to a la pre­pa­ra­ción de los equi­pos, Pa­blo Pérez tra­ba­jó en for­ma di­fe­ren­cia­da en los úl­ti­mos días en el elen­co de Guillermo Ba­rros Sche­lot­to. La pre­sen­cia del ex Ne­well’s pa­re­ce ga­ran­ti­za­da, aun­que cual­quier even­tual au­sen­cia le abri­ría la puer­ta a Fernando Ga­go o a Agus­tín Al­men­dra.

Por el la­do ri­ver­pla­ten­se, la au­sen­cia del des­ga­rra­do Leo­nar­do Pon­zio im­pli­ca­rá –ca­si con se­gu­ri­da­du­na es­truc­tu­ra di­fe­ren­te en la zo­na cen­tral, con la hi­po­té­ti­ca in­clu­sión de dos me­dio­cam­pis­tas de con­ten­ción (En­zo Pérez, Bruno Zu­cu­li­ni) pa­ra li­be­rar por las ban­das a Ig­na­cio Fer­nán­dez, por de­re­cha, y Eze­quiel Pa­la­cios, por iz­quier­da.

Ma­tías Bis­cay, prin­ci­pal asis­ten­te del Mu­ñe­co Ga­llar­do, que ma­ña­na asu­mi­rá las rien­das de la con­duc­ción, mos­tró el car­net de so­cio ad­he­ren­te al “club del mis­te­rio” y tam­po­co con­fir­mó la ali­nea­ción de su equi­po.

Bo­ca-Ri­ver, el cru­ce al que mu­chos ca­li­fi­can co­mo la “me­jor fi­nal” del mun­do fut­bo­lís­ti­co, vi­vi­rá ma­ña­na el ca­pí­tu­lo uno de la fi­nal del tor­neo más im­por­tan­te a ni­vel con­ti­nen­tal.

FOTOMONTAJE JORGE MAR­TÍ­NEZ DE ALE­GRÍA

BO­CA Y RI­VER SE VE­RÁN LAS CA­RAS EN LA BOM­BO­NE­RA DES­DE LAS 17 POR LA FI­NAL DE IDA DE LA LI­BER­TA­DO­RES / AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.