$ 1.200

El Día (La Plata) - - La Región -

Por las en­fer­me­da­des que trans­mi­ten, ra­tas y mos­qui­tos son que re­quie­ren más re­cau­dos. Qué di­cen los es­pe­cia­lis­tas

Com­pa­ñe­ras in­có­mo­das de la vi­da co­ti­dia­na en las me­tró­po­lis, so­bre to­do en el tra­mo más ca­lu­ro­so de ca­da año, cuan­do la ac­ti­vi­dad de al­gu­nas es­pe­cies des­bor­da ni­dos y ma­dri­gue­ras, las pla­gas ur­ba­nas se pre­pa­ran para ha­cer su en­tra­da en es­ce­na. Ape­nas ce­da el res­pi­ro tér­mi­co de es­tos días y suban las tem­pe­ra­tu­ras, al­go que ocu­rri­ría a par­tir de la semana pró­xi­ma, mos­qui­tos, cu­ca­ra­chas y hor­mi­gas co­lo­ra­das o “car­pin­te­ras” aflo­ra­rán con to­do, obli­gan­do a los pla­ten­ses a plan­tar ba­ta­lla y re­for­zar la prevención.

En es­te sen­ti­do, des­de al­gu­nas lo­ca­li­da­des y ba­rrios, so­bre to­do aque­llos con gran­des des­cam­pa­dos y cru­za­dos por zan­jo­nes o arro­yos, co­men­za­ron a re­cru­de­cer los pe­di­dos de fu­mi­ga­ción y des­ma­le­za­mien­to. En los úl­ti­mos días, ve­ci­nos de Los Hor­nos, La Gran­ja, Mel­chor Ro­me­ro, Vi­lla El­vi­ra y Vi­lla Eli­sa ad­vir­tie­ron acer­ca de una cre­cien­te pre­sen­cia de roe­do­res e in­sec­tos en lu­ga­res co­mo 139 en­tre 528 y 529, 167 en­tre 64 y 65, 121 y 72, 138 y 431, 32 y 155.

Por su po­ten­cial co­mo vec­to­res de en­fer­me­da­des co­mo el han­ta­vi­rus, den­gue, zi­ka y chi­kun­gun­ya, pre­ci­sa­men­te mos­qui­tos y ra­to­nes es­tán en­tre los más apun­ta­dos por los ex­per­tos a la ho­ra de re­co­men­dar me­di­das de prevención. Para aco­tar la ex­pan­sión de los pri­me­ros, la Co­mu­na ya lan­zó un plan de fu­mi­ga­cio­nes. Eje­cu­ta­do por la di­rec­ción de Zoo­no­sis, ya pa­só por los cua­tro cua­dran­tes del cas­co fun­da­cio­nal, y en los pró­xi­mos días ha­rá hin­ca­pié es­pe­cí­fi­ca­men­te en los par­ques y pla­zas.

“Es­ta­mos tra­ba­jan­do en pos del res­guar­do de la sa­lud y la tran­qui­li­dad de los pla­ten­ses” sub­ra­yó Pao­la Mi­ce­li, di­rec­to­ra de la de­pen­den­cia.

En ma­te­ria de mos­qui­tos, los prin­ci­pa­les ries­gos sa­ni­ta­rios pa­san por la pro­li­fe­ra­ción del aedes aegy­pti, trans­mi­sor de los vi­rus del den­gue, zi­ka, chi­kun­gun­ya y fie­bre ama­ri­lla. Ex­per­tos del Cen­tro de Es­tu­dios Pa­ra­si­to­ló­gi­cos y de Vec­to­res de la UNLP (CEPAVE) es­ti­man que “ha­brá una fuer­te pre­sen­cia” de es­ta va­rie­dad, en con­so­nan­cia con el es­ce­na­rio que se vie­ne dan­do en los úl­ti­mos años.

Ma­ría Vic­to­ria Mi­cie­li, li­cen­cia­da en Bio­lo­gía e in­ves­ti­ga­do­ra del CONICET en el or­ga­nis­mo, acla­ró “la tar­dan­za en el in­gre­so del ca­lor sos­te­ni­do pue­de re­tra­sar li­ge­ra­men­te el ini­cio de la tem­po­ra­da del ae- des aegy­pti, pe­ro es un ali­vio mo­men­tá­neo y hay que adop­tar las pre­cau­cio­nes de siem­pre en cuan­to a la eli­mi­na­ción de cria­de­ros y el uso de re­pe­len­tes para evi­tar pi­ca­du­ras”.

Tam­bién plan­tean un even­tual pe­li­gro las in­fes­ta­cio­nes d roe­do­res, que a tra­vés de sus ex­cre­men­tos y sa­li­va pue­den trans­mi­tir ra­bia, han­ta­vi­rus, pa­ra­si­to­sis y lep­tos­pi­ro­sis; si bien la es­pe­cie que pre­do­mi­na en cloa­cas y ba­su­ra­les de sec­to­res ur­ba­ni­za­dos es la Rat­tus nor­ve­gi­cus, el “co­li­lar­go”, vin­cu­la­do con el han­ta y emi­nen­te­men­te ru­ral, ha ex­pan­di­do su fron­te­ras.

Los pro­fe­sio­na­les lo­ca­les del con­trol de pla­gas acla­ran que, a pe­sar de las no­ches frías que se es­tán re­gis­tran­do, el ci­clo bio­ló­gi­co de los in­sec­tos y los roe­do­res se man­tie­ne re­la­ti­va­men­te inal­te­ra­do.

“Ra­tas y ra­to­nes hay to­do el año, es­tán muy bien adap­ta­dos al cli­ma, y tam­bién ve­ni­mos con una de­man­da sos­te­ni­da, so­bre to­do en el te­ma cu­ca­ra­chas, a pe­sar de que no lle­gó el ca­lor a pleno” ad­vier­te Ro­dri­go Ibá­ñez, con quin­ce años de ex­pe­rien­cia en una em­pre­sa fa­mi­liar del ru­bro, si­tua­da en la zo­na de 137 y 530: “es­ta­mos en la es­ta­cio­na­li­dad ha­bi­tual, qui­zás ape­nas demorada. De to­dos mo­dos, siem­pre hay un au­men­to de la ac­ti­vi­dad en­tre no­viem­bre o di­ciem­bre y mar­zo, por­que la gen­te tam­bién uti­li­za más sus pa­tios, quin­chos y jar­di­nes y se to­pa con es­tas pre­sen­cias que quie­re eli­mi­nar”.

Hor­mi­gas vo­la­do­ras, en­jam­bres de avis­pas, hor­mi­gas car­pin­te­ras, in­clu­so es­cor­pio­nes, tam­bién es­pe­ran aga­za­pa­das en­tre las ho­jas del ca­len­da­rio in­mi­nen­te.

“Con el uso de los quin­chos re­apa­re­cen los lla­ma­dos para erra­di­car a las hor­mi­gas car­pin­te­ras, que en es­ta épo­ca es­tán muy ac­ti­vas, y tam­bién apa­re­cen por los ma­chim­bres” re­ve­la Ibá­ñez: “las co­lo­ra­das tam­bién se ha­cen no­tar, sa­lien­do de agu­je­ros di­mi­nu­tos en el pi­so y apa­re­cien­do por de­trás de las pla­cas de dur­lock o sa­lien­do por los to­ma­co­rrien­tes. Y em­pie­zan los ha­llaz­gos más fre­cuen­tes de es­cor­pio­nes, ge­ne­ral­men­te ais­la­dos ex­cep­to en el sur y el oes­te del cas­co ur­bano, por ejem­plo en Los Hor­nos, don­de he­mos de­tec­ta­do ni­dos”.

En el mundo del con­trol de pla­gas ase­gu­ran que la asis­ten­cia pro­fe­sio­nal “ter­mi­na sa­lien­do más ba­ra­ta y es más efec­ti­va” que usar ae­ro­so­les in­sec­ti­ci­das. “Los pro­duc­tos de uso co­mún só­lo de­rri­ban al in­sec­to si lo ro­cían. y no tie­nen el po­der re­si­dual que se les atri­bu­ye”, des­ta­can los fu­mi­ga­do­res par­ti­cu­la­res: “ade­más de los ries­gos que pre­sen­ta la ma­ni­pu­la­ción y la ex­po­si­ción a esos ve­ne­nos, el es­pe­cia­lis­ta sa­be dón­de bus­car y có­mo op­ti­mi­zar el uso de ca­da pro­duc­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.