Gol­pes y ame­na­zas a los em­plea­dos en un asal­to a una em­pre­sa cons­truc­to­ra

Ocu­rrió a me­dia tar­de, en 3 en­tre 57 y 58. Es­ta­ban ar­ma­dos. Di­je­ron que iban a se­cues­trar y “de­vol­ver en pe­da­ci­tos” a uno de los tra­ba­ja­do­res. Un ata­que con va­rios an­te­ce­den­tes en los úl­ti­mos años

El Día (La Plata) - - Policiales -

Vio­len­tos y dis­pues­tos a to­do. Así los vie­ron -y pa­de­cie­ron- en una em­pre­sa cons­truc­to­ra cén­tri­ca, a los in­te­gran­tes de la ban­da que dio una es­pe­cie de gol­pe co­man­do a me­dia tar­de.

Se­gún lo in­for­ma­do a es­te dia­rio por vo­ce­ros de la fir­ma “Ca­ro­leo S.A.”, que tie­ne sus ofi­ci­nas en el pri­mer pi­so de un edi­fi­cio si­tua­do en 3 en­tre 57 y 58, el ata­que se pro­du­jo a las 4 de la tar­de, en mo­men­tos en que se en­con­tra­ban allí cua­tro em­plea­dos de la em­pre­sa.

El epi­so­dio tu­vo en­tre sus par­ti­cu­la­ri­da­des que esos la­dro­nes “no en­tra­ron ni sa­lie­ron por la puer­ta de en­tra­da al edi­fi­cio”.

Se­gún se lo­gró es­ta­ble­cer tras el epi­so­dio, los ma­lean­tes lo­gra­ron en­trar tras vul­ne­rar un pa­re­dón ba­jo, si­tua­do en el fon­do del te­rreno.

Así iba a arran­car una se­cuen­cia de “en­tre 15 y 20 mi­nu­tos”, por lo que es­ti­ma­ron las víc­ti­mas, du­ran­te la cual vi­vie­ron mo­men­tos de te­rror de­bi­do al com­por­ta­mien­to vio­len­to de la ban­da.

“SA­BÍAN NUES­TROS NOM­BRES”

Ape­nas un ra­to más tar­de del asal­to en la cons­truc­to­ra, es­te dia­rio fue al lu­gar y pu­do com­pro­bar la ten­sión que to­da­vía per­du­ra­ba en­tre el per­so­nal que pa­de­ció la an­gus­tian­te si­tua­ción.

Más allá del vio­len­to ac­cio­nar de los tres de­lin­cuen­tes, que se­gún los tes­ti­gos apa­ren­ta­ban te­ner en­tre 25 y 30 años y es­ta­ban ca­da uno con un ar­ma de fue­go, hu­bo al­gu­nos as­pec­tos que les lla­mó po­de­ro­sa­men­te la aten­ción.

“A la ma­ña­na vi­nie­ron tres hom­bres, a los que vi­mos sus si­lue­tas nd

UNO DE LOS MUE­BLES DE LAS OFI­CI­NAS DE LA CONS­TRUC­TO­RA QUE LA BAN­DA RE­VI­SÓ EN BUS­CA DE DI­NE­RO/CÉ­SAR SANTORO por el vi­drio de en­tra­da a la ofi­ci­na, y que ase­gu­ra­ban que ve­nían para ha­cer una en­cues­ta. Pe­ro no se les abrió, por­que se les di­jo que no te­nía­mos en ese mo­men­to la lla­ve”, in­di­ca­ron en la em­pre­sa.

En la cons­truc­to­ra sos­pe­chan que son los mis­mos que, ho­ras des­pués, fue­ron a ro­bar y a sem­brar el pá­ni­co en­tre el per­so­nal.

“Lo cu­rio­so del ca­so es que no en­tra­ron ni sa­lie­ron por el fren­te del edi­fi­cio, sino que lo hi­cie­ron por el fon­do, tras tre­par­se a un pa­re­dón ba­jo. Y has­ta co­no­cían nues­tros nom­bres y el del due­ño de la em­pre­sa”, se­ña­la­ron lue­go.

So­bre có­mo se desa­rro­lló el asal­to, los mis­mos vo­ce­ros con­ta­ron que “pri­me­ro em­pu­ja­ron a la em­plea­da que les abrió, ha­cién­do­la caer al pi­so, en la ofi­ci­na con­ta­ble. Y en­se­gui­da le apun­ta­ron con un ar­ma de fue­go, mien­tras le exi­gían que les die­ra to­do el di­ne­ro”.

Lue­go, “a un em­plea­do le pe­ga­ron, lo ti­ra­ron al sue­lo y ame­na­za­ron con que iban a ma­tar­lo”, con­tó uno de los tra­ba­ja­do­res.

Lo mis­mo hi­cie­ron con otro em­plea­do, al que le die­ron dos trom­pa­das en la ca­ra y ame­na­za­ban con que iban a se­cues­trar­lo y a de­vol­ver­lo en pe­da­ci­tos si no les dá­ba­mos la pla­ta”.

EL BO­TÍN CON EL QUE HU­YE­RON

Con res­pec­to a lo ro­ba­do por la ban­da, des­de la em­pre­sa de­ta­lla­ron que “se lle­va­ron al­go de pla­ta que ha­bía en la ca­ja chi­ca de la cons­truc­to­ra, pe­ro co­mo el di­ne­ro no era el que es­pe­ra­ban, tam­bién ro­ba­ron a los cua­tro em­plea­dos sus bi­lle­te­ras, ce­lu­la­res y una mo­chi­la con di­ver­sas per­te­nen­cias”.

Pe­ro de­mos­tran­do es­tar aten­tos a ca­da de­ta­lle para ase­gu­rar el éxi­to de su plan, los de­lin­cuen­tes ade­más se lle­va­ron “las lla­ves de los vehícu­los de la em­pre­sa y las que te­nía­mos del edi­fi­cio”.

Una de de las fuen­tes aco­tó que “has­ta vi­nie­ron con guan­tes para evi­tar de­jar sus hue­llas dac­ti­la­res” que pu­die­ra de­la­tar­los an­te el tra­ba­jo de la Policía Cien­tí­fi­ca.

“ES LA QUIN­TA VEZ”

En la em­pre­sa no de­ja­ron pa­sar por al­to que “es la quin­ta vez en cin­co años que vie­nen acá a ro­bar”.

Y de in­me­dia­to re­cor­da­ron que “el de hoy (por ayer) fue muy si­mi­lar en cuan­to a los mo­vi­mien­tos des­ple­ga­dos al ocu­rri­do en el pri­me­ro de los asal­tos”.

Mien­tras trans­cu­rría el gol­pe de ayer en las ofi­ci­nas de la cons­truc­to­ra, un ve­cino del edi­fi­cio se per­ca­tó de lo que pa­sa­ba y se co­mu­ni­có rá­pi­da­men­te con el 911.

Pe­ro cuan­do lle­gó la Policía, los asal­tan­tes ya se ha­bían da­do a la fu­ga. Y al cie­rre de es­ta edi­ción se­guían sien­do in­ten­sa­men­te bus­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.