Rechazan be­ne­fi­cio del dos por uno al con­de­na­do por el cri­men de un ta­xis­ta

Lo pi­dió la de­fen­sa de Mi­guel An­gel Ca­la­bre­se, con ca­de­na per­pe­tua por el ase­si­na­to de Jor­ge Ba­rre­ne­chea, en Ran­chos

El Día (La Plata) - - Policiales -

La jus­ti­cia pe­nal pla­ten­se le de­ne­gó el be­ne­fi­cio del “dos por uno” a uno de los con­de­na­dos, a per­pe­tua, por el cri­men del el ta­xis­ta Jor­ge Rodolfo Ba­rre­ne­chea (27), ocu­rri­do ha­ce 18 años en Ran­chos.

El be­ne­fi­cio ha­bía si­do pe­di­do por al de­fen­sa, para el pre­sun­to ins­ti­ga­dor de ese ho­mi­ci­dio, Mi­guel An­gel Ca­la­bre­se.

Esa ley, ya de­ro­ga­da, es­ta­ble­cía que la pri­sión pre­ven­ti­va no po­día ser su­pe­rior a dos años; y trans­cu­rri­do ese pla­zo, de­bía compu­tar­se dos días de pri­sión por ca­da uno en pre­ven­ti­va.

La de­fen­sa se apo­yó en la re­tro­ac­ti­vi­dad de la ley pe­nal mas be­nig­na, en es­te ca­so de la 24.390, co­no­ci­da co­mo del “dos por uno”, y el con­si­guien­te pla­zo de su vi­gen­cia. Esa nor­ma es­tu­vo vi­gen­te des­de 1994 has­ta el 2001.

La fis­cal de Jui­cio He­le­na de la Cruz Or­si se opu­so al plan­teo al con­si­de­rar que el re­fe­ri­do prin­ci­pio cons­ti­tu­cio­nal de apli­ca­ción de la ley pe­nal más be­nig­na tie­ne co­mo fun­da­men­to que “una so­cie­dad no pue­de cas­ti­gar más se­ve­ra­men­te un he­cho ocu­rri­do en el pa­sa­do que el mis­mo he­cho ocu­rri­do en el pre­sen­te, pues­to que las nor­mas re­fle- jan la va­lo­ra­ción so­cial de la con­duc­ta para la co­mu­ni­dad y ese es el lí­mi­te del po­der pu­ni­ti­vo del Es­ta­do”.

“Es­to es, -agre­gó- te­ne­mos el de­re­cho a la apli­ca­ción de la ley pe­nal más be­nig­na re­tro­ac­ti­va­men­te en vir­tud de que el dic­ta­do de esa nor­ma re­fle­ja el cam­bio de va­lo­ra­ción que la co­mu­ni­dad efec­túa res­pec­to de la con­duc­ta imu­ta­da”.

Tam­bién des­ta­có que “no obs­tan­te la nor­ma que pre­veía la apli­ca­ción de la ley del dos por uno fue la ex­pre­sión de un cam­bio en la va­lo­ra­ción de de­li­tos que le han si­do atri­bui­dos en es­te pro­ce­so, sino que só­lo adop­tó, du­ran­te un cor­to pe­río­do de tiem­po, un me­ca­nis­mo di­ri­gi­do a dis­mi­nuir en pla­zo de los en­car­ce­la­mien­tos pre­ven­ti­vos. Por ello, no es el ti­po de nor­ma para la cual se des­ti­na el de­re­cho de apli­ca­ción de la ley pe­nal más be­nig­na”.

El dic­ta­men de la fis­cal fue acep­ta­do por la jue­za Sil­via Hoerr, del Tri­bu­nal Oral en lo Cri­mi­nal II de La Pla­ta, quien re­sol­vió de­ne­gar el ci­ta­do be­ne­fi­cio al con­de­na­do, en el 2012, a pri­sión per­pe­tua.

El cri­men por el que fue con­de­na­do Ca­la­bre­se, jun­to a quien se­ría au­tor ma­te­rial, Gas­tón Es­co­bar, tu­vo lu­gar el 1º de enero de 2000 en la ciudad de Ran­chos.

El ase­si­na­to de Ba­rre­ne­chea ha­bría es­ta­do mo­ti­va­do en una

nd ven­gan­za de ín­do­le pa­sio­nal. Es que, se­gún lo ad­mi­tió la pro­pia madre de la víc­ti­ma, és­te man­te­nía una re­la­ción afec­ti­va con la es­po­sa de su pa­trón, Ca­la­bre­se, quien ade­más era due­ño de una flo­ta de ta­xis.

Am­bos impu­tados ha­bían si­do ab­suel­tos en el jui­cio oral y pú­bi­co. Lue­go, el Tri­bu­nal de Ca­sa­ción re­vo­có esa re­so­lu­ción y fi­jó con­de­nas de pri­sión per­pe­tua

Es­ta re­so­lu­ción ju­di­cial se adop­ta días des­pués de que la Cor­te Su­pre­ma de la Na­ción de­cla­ra­ra in­apli­ca­ble el be­ne­fi­cio del “dos por uno”, al re­cha­zar el pe­di­do de ex­car­ce­la­ción de un con­de­na­do por de­li­tos de le­sa hu­ma­ni­dad.

LA PRI­ME­RA SEN­TEN­CIA, DE AB­SO­LU­CIÓN, GE­NE­RÓ FUER­TES PRO­TES­TAS/ARCHIVO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.