Ad­mi­ten co­mo prue­ba los men­sa­jes de What­sApp

Un fa­llo de la Cá­ma­ra de Ape­la­ción en lo Ci­vil y Co­mer­cial de nues­tra ciu­dad es­ta­ble­ció que las co­pias de pan­ta­lla de men­sa­jes pue­den ser pro­ba­to­rias en los pro­ce­sos de fa­mi­lia

El Día (La Plata) - - Portada -

Un fa­llo de la Cá­ma­ra de Ape­la­ción en lo Ci­vil y Co­mer­cial de La Pla­ta, es­ta­ble­ció que las cap­tu­ras de pan­ta­lla de con­ver­sa­cio­nes desa­rro­lla­das en esa apli­ca­ción pue­den ser pro­ba­to­rias en pro­ce­sos de fa­mi­lia. Se lo con­si­de­ra un as­pec­to cla­ve pa­ra ca­sos de vio­len­cia de gé­ne­ro. Los al­can­ces de la me­di­da.

Un men­sa­je lan­za­do por What­sApp en tono de ame­na­za o in­ti­mi­da­ción, po­drá cons­ti­tuir des­de aho­ra una prue­ba con­cre­ta en cual­quier li­ti­gio de fa­mi­lia. Y es­to se da a par­tir de un im­por­tan­te fa­llo de la Cá­ma­ra II de Ape­la­ción en lo Ci­vil y Co­mer­cial de La Pla­ta, co­no­ci­do en las úl­ti­mas ho­ras, en el cual se es­ta­ble­ce que las co­pias de pan­ta­llas de los men­sa­jes que se rea­li­zan vía What­sApp se­rán ad­mi­ti­das co­mo prue­bas en los pro­ce­sos de fa­mi­lia.

El fa­llo de la Cá­ma­ra fir­ma­do por los jue­ces An­drés An­to­nio Soto y Lau­ra Marta La­rum­be, or­de­na de aho­ra en más a los jue­ces de pri­me­ra ins­tan­cia que den co­mo vá­li­das las cap­tu­ras de pan­ta­lla de di­chos men­sa­jes y sean in­cor­po­ra­das a los ex­pe­dien­tes ju­di­cia­les co­mo prue­ba.

Ca­be men­cio­nar que la me­di­da ju­di­cial fue mo­to­ri­za­da por la abo­ga­da Fla­via Cen­tu­rión, quien pre­si­de la ONG platense “Las Mi­ra­bal”, en­ti­dad es­pe­cia­li­za­da en la pre­ven­ción de la vio­len­cia de gé­ne­ro y la in­clu­sión.

“En los pro­ce­sos de fa­mi­lia ri­ge el prin­ci­pio de li­ber­tad y am­pli­tud pro­ba­to­ria”, di­ce en uno de los pá­rra­fos el fa­llo de la Cá­ma­ra, en don­de además se in­di­ca que “en los pro­ce­sos de fa­mi­lia ri­ge el prin­ci­pio de li­ber­tad en ma­te­ria de prue­ba, ten­dien­te a dar ca­bi­da a me­dios pro­ba­to­rios no tra­di­cio­na­les”.

Otro de los as­pec­tos que fue­ron con­si­de­ra­dos por los jue­ces Soto y La­rum­be al mo­men­to de dic­tar el fa­llo, se­ña­la que “se tie­ne en cuen­ta, co­mo con­se­cuen­cia pre­vi­si­ble de las re­la­cio­nes que se des­plie­gan en el ám­bi­to fa­mi­liar -un es­pa­cio ín­ti­mo- que los he­chos in­vo­ca­dos pue­den re­sul­tar de di­fí­cil acre­di­ta­ción”.

“Es­ta po­si­ción no es otra co­sa que la con­cre­ción del prin­ci­pio de reali­dad, ra­zón que obli­ga a mo­ri­ge­rar los prin­ci­pios ge­ne­ra­les que ri­gen en el ám­bi­to del de­re­cho pro­ce­sal tra­di­cio­nal en torno a la ad­mi­si­bi­li­dad, con­du­cen­cia y va­lo­ra­ción de las prue­bas”, ma­ni­fes­ta­ron los jue­ces de la Cá­ma­ra II de Ape­la­ción platense.

Tam­bién re­cal­ca­ron que “en el ám­bi­to del pro­ce­so de fa­mi­lia, cuan­do se pon­gan en du­da al­gu­nos de esos as­pec­tos, el juez de­be in­cli­nar­se por ad­mi­tir­la”.

El fa­llo sur­gió a par­tir de que la Cá­ma­ra re­vo­có un fa­llo de pri­me­ra ins­tan­cia en un ca­so en el que las cap­tu­ras de pan­ta­lla ha­bían si­do apor­ta­das por una mu­jer pa­ra pro­bar in­cum­pli­mien­to al ré­gi­men de con­tac­to pa­terno fi­lial, pe­ro en pri­me­ra ins­tan­cia ha­bían si­do re­cha­za­das co­mo prue­ba. Co­mo se tra­ta­ba de un ele­men­to fun­da­men­tal, la de­fen­sa ape­ló la me­di­da y en Cá­ma­ra de Ape­la­cio­nes se re­vo­có la sen­ten­cia.

La doc­to­ra Fla­via Cen­tu­rión, ti­tu­lar de la ONG platense “Las Mi­ra­bal”, se­ña­ló a EL DÍA que “cuan­do se in­ter­pu­so el re­cur­so an­te la Cá­ma­ra II de Ape­la­cio­nes en lo Ci­vil y Co­mer­cial de La Pla­ta, se ale­gó que el Juez de pri­me­ra ins­tan­cia no apli­ca el pro­ce­di­mien­to pre­vis­to en la ley de vio­len­cia fa­mi­liar pro­vin­cial Nº 12569 que obli­ga a los jue­ces/as a in­ves­ti­gar los he­chos con am­pli­tud pro­ba­to­ria, es de­cir la prue­ba no es­tá ta­sa­da ni li­mi­ta­da y los jue­ces de­ben in­ves­ti­gar la ver­dad sin li­mi­ta­ción al­gu­na cuan­do de vio­len­cia se tra­ta. El mis­mo cri­te­rio es­ta­ble­ce el Có­di­go Ci­vil y Co­mer­cial, no so­lo pa­ra los ca­sos de vio­len­cia sino pa­ra to­das las cues­tio­nes de de­re­cho de fa­mi­lia”.

LOS MEN­SA­JES AHO­RA PUE­DEN SER TO­MA­DOS CO­MO PRUE­BA JU­DI­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.