SA­LUD & BIE­NES­TAR

Marcela Men­gual, es­pe­cia­lis­ta lo­cal, ex­pli­có que se tra­ta de una pa­to­lo­gía ha­bi­tual y que en es­tos ca­sos pu­do ha­ber otros ac­to­res que cau­sa­ron las muer­tes.

El Huarpe - - PORTADA -

Des­pués de la alar­ma ini‐ cial por la no­ti­cia de que 4 chi­cos mu­rie­ron a cau‐ sa de la bac­te­ria strep­to­coc­cus pyo­ge­nes, DIA­RIO HUARPE con‐ sul­tó a una es­pe­cia­lis­ta lo­cal, quien ase­gu­ró que se tra­ta de u‐ na pa­to­lo­gía co­mún en es­ta é‐ po­ca y ase­gu­ra­ron que no se tra‐ ta de un bro­te ni de una en­fer‐ me­dad di­fe­ren­te a la que sue­le afec­tar a las per­so­nas en es­ta épo­ca del año. La mé­di­ca Mar‐ cela Men­gual, es­pe­cia­lis­ta en in‐ fec­to­lo­gía en chi­cos, ex­pli­có que no se pue­de ha­blar de un bro­te es­pe­cí­fi­co ni de un he­cho que pon­ga en ries­go la sa­lud de los san­jua­ni­nos. “Es­ta bac­te­ria se pre­sen­ta ha­bi­tual­men­te en es­ta épo­ca del año, es de­cir en la sa­li­da del in­vierno”, ase­gu­ró Men­gual, quien di­jo que son mu‐ chas las per­so­nas que por­tan la bac­te­ria en la gar­gan­ta y no por eso co­rre ries­go su vida. Igual­men­te, la mé­di­ca re­cono‐ ció que es po­si­ble que las per‐ so­nas que se en­fer­men con es­ta bac­te­ria pue­dan mo­rir si el cua‐ dro se agra­va. “To­dos los años se re­gis­tran fa­lle­ci­mien­tos por es­ta pa­to­lo­gía, que en al­gu­nos ca­sos se pue­de agra­var fa­vo­re‐ ci­dos por cua­dros vi­ra­les pre­vios u otras pa­to­lo­gías an­te­rio­res. La di­fe­ren­cia es que es­te año los ca­sos han ad­qui­ri­do ma­yor re­le‐ van­cia en los me­dios”, opi­nó la pro­fe­sio­nal.

En cuan­to a las for­mas de con‐ ta­gio, Men­gual ex­pli­có que se trans­mi­te por vía aé­rea y tam‐ bién por con­tac­to di­rec­to, es de­cir, to­can­do ele­men­tos que es­tén con­ta­mi­na­dos con la bac‐ te­ria. Por eso se acon­se­ja que to­dos, es­pe­cial­men­te los chi‐ cos, apren­dan a es­tor­nu­dar ta‐ pán­do­se la bo­ca con el an­te­bra‐ zo y que bus­quen man­te­ner lim‐ pias sus ma­nos.

La se­ña­les de aler­ta que de­be‐ rían pro­vo­car una con­sul­ta con el mé­di­co in­clu­yen ma­les­tar ge‐ ne­ral, fie­bre por más de dos días, do­lor en la zo­na de la gar‐ gan­ta y en al­gu­nos ca­sos he­ri­das en la piel. En un aná­li­sis rá­pi­do la bac­te­ria se pue­de de­tec­tar con un hi­so­pa­do de fau­ces y si es­te test da po­si­ti­vo se de­be co‐ men­zar con el tra­ta­mien­to. Sin em­bar­go, Men­gual acla­ró que es po­si­ble que es­te es­tu­dio dé un fal­so ne­ga­ti­vo, por eso que­da­rá a cri­te­rio del mé­di­co or­de­nar un cul­ti­vo pa­ra de­ter‐ mi­nar a cien­cia cier­ta si el pa‐ cien­te es por­ta­dor del es­trep‐ to­coc­cus.

¿Cuá­les son los sín­to­mas?

Fuer­te do­lor de gar­gan­ta o fa­rin­gi­tis

Fie­bre al­ta Las­ti­ma­du­ras en la piel

Si los pa­dres iden­ti­fi­can es­tas se­ña­les, de­ben que acu­dir rá­pi‐ do al mé­di­co.

El strep­to­coc­cus pyo­ge­nes es una bac­te­ria que se alo­ja en la gar­gan­ta y en la piel, y sue­le pro­li­fe­rar en las se­ma­nas pre‐ vias al fin del in­vierno.

Hay un pe­li­gro gran­de si el ni‐ ño, prin­ci­pal gru­po de ries­go, tie­ne va­ri­ce­la por­que ba­jan sus de­fen­sas y el strep­to­coc­cus pue‐ de ge­ne­rar una en­fer­me­dad gra‐ ve.

Si va­cu­na a los ni­ños, el ries­go de la aso­cia­ción con es­ta en­fer‐ me­dad es muy ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.