Emo­ti­vo ac­to de pa­se a re­ti­ro de cin­co ca­nes de la po­li­cía san­jua­ni­na

Lo­la, Isa, Kia­ra, Chi­cho y To­bi son los pe­rros que ayu­da­ron en las fun­cio­nes de la Po­li­cía du­ran­te ca­si 9 años.

El Huarpe - - PORTADA - POR ELIANA RUIZ ERUIZ@DIARIOHUARPE.COM

Lo­la, Isa, Kia­ra, Chi­cho y To­bi son los nom­bres de los cin­co ca­nes de la Po­li­cía que cum‑ plie­ron fun­cio­nes y ayu­da­ron en di­ver­sos ope­ra­ti­vos du­ran­te una gran can­ti­dad de años, los más an­ti­guos, has­ta 9.

Des­de pe­que­ños es­tu­vie­ron jun­to a sus guías, los efec­ti­vos con los que se en­con­tra­ron a los 45 días de vi­da y que los acom­pa­ña­ron y des­pi­die­ron has­ta el fin de sus ac­ti­vi­da­des en la fuer­za. Las lá­gri‑ mas se pre­sen­ta­ron en el per­so­nal a car­go de los ani­ma­les, ya que no se­gui­rán jun­to a sus fie­les ami­gos, aun­que, tam­bién, la emo­ción por to­do lo lo­gra­do jun­to a ellos. El je­fe de la Po­li­cía, Luis Mar­tí­nez, es­tu­vo pre­sen­te en el emo­ti­vo ac­to y ma­ni­fes­tó que “es una sa­tis­fac‑ ción pa­sar a si­tua­ción de re­ti­ro a ca­nes que han cum­pli­do efi­cien­te‑ men­te su ta­rea du­ran­te el tiem­po que la na­tu­ra­le­za les per­mi­te y, de es­ta ma­ne­ra, en­tre­gar­los a sus guías pa­ra que los cui­den has­ta que fa­llez­can”, sos­tu­vo Mar­tí­nez.

AMOR Y PRE­MIOS

Una vi­da de en­tre­na­mien­to

Mar­ce­lo Pérez, el sub­co­mi­sa­rio a car­go de la Di­vi­sión Ca­nes y Mon­ta­da de la Po­li­cía de la pro­vin­cia, dio a co­no­cer có­mo es el pro­ce­so que atra‑ vie­san los pe­rros lue­go de na­cer y el de en­tre­na­mien­to pa­ra que pue­dan co­men­zar a cum­plir fun­cio­nes. Es­ta eta­pa fue juz­ga­da por ciu­da­da­nos ya que de­cían que pre­do­mi­na­ban los mal­tra­tos, sin em­bar­go, Pérez in­for‑ mó que lo que abun­da es el amor y tam­bién los pre­mios. “Des­pués de que na­cen los ca­nes se les ha­ce un se­gui­mien­to, de­pen­de de su ca­rác­ter, se los se­pa­ra y se los co­lo­ca en las dis­tin­tas dis­ci­pli­nas. A los 45 días se lo en­tre­ga­mos a su guía, la per­so­na que lo va a cui­dar has­ta el fin de su ca­rre­ra”, ex­pre­só el efec­ti­vo.

Lo que se tie­ne en cuen­ta a la ho­ra de dis­tri­bu­ción de ta­reas, ya que pue­den for­mar par­te de la bús­que­da de per­so­nas, se­gu­ri­dad, ope­ra­ti­vos, alla­na­mien­tos, even­tos so­cia­les o de­por­ti­vos y ex­hi­bi­cio­nes, en­tre otras, es la for­ma de ser en los pri‑ me­ros días de vi­da. “Los más tí­mi­dos van a ras­tro, los más ac­ti­vos van a se­gu­ri­dad, sino, que­dan en ex­hi­bi‑ ción”, sos­tu­vo el sub­co­mi­sa­rio. So­bre el ejer­ci­cio que los pe­rros rea­li­zan des­de pe­que­ños, co­men­tó: “El en­tre­na­mien­to se ha­ce con amor y mu­chos jue­gos, ya que hay pre­mia­cio­nes co­mo pe­lo­ti­tas o ali‑ men­tos”.

Sus guías des­pi­die­ron con lá­gri­mas en los ojos a los fie­les com­pa­ñe­ros, que ten­drán una ve­jez cui­da­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.