“Cha­ri­to” Te­ja­da y to­da una vi­da de­di­ca­da al ser­vi­cio de los de­más

Tomando de ejem­plo lo que sus pa­dres le en­se­ña­ron, es­ta mu‑ jer abrió las puer­tas de un co‑ me­dor ha­ce dos años en el ba‑ rrio Güe­mes y desde en­ton­ces ali­men­ta y con­ta­gia de bue­nos va­lo­res a más de 220 per­so­nas.

El Huarpe - - POLICIALES -

Con un co­ra­zón y una vo­lun­tad sin lí­mi­tes, Cha­ri­to Te­ja­da ha­ce dos años se pu­so al hom­bro un co­me‑ dor en el ba­rrio Güe­mes, en el que ayu­da a más de 220 per­so­nas. Se­gún ella mis­ma re­la­ta, esa vo­ca­ción por el ser­vi­cio la ha mar­ca­do desde su in­fan­cia.

Es que Ma­ría Jo­vi­ta “Cha­ri­to” Te­ja‑ da, quien hoy es una de las as­pi‑ ran­tes a ser la San­jua­ni­na Solidaria 2018, to­mó el ejem­plo de sus pa‑ dres: ayu­dar has­ta con lo más in­dis‑ pen­sa­ble a los de­más. Y es­to la lle­vó a que abrie­ra el Cen­tro Co­mu­ni­ta­rio Ma­ría Jo­vi­ta con el fin de dar­le una mano y con­ta­giar bue­nos va­lo­res a las fa­mi­lias raw­si­nas.

“De ni­ña vi a mis pa­dres ayu­dar a la gen­te y cre­cí con esa idea de so­li­da‑ ri­dad. Vien­do la si­tua­ción eco­nó­mi‑ ca, jun­to gru­po, de­ci­di­mos ha­cer be‑ ne­fi­cios y pe­dir a los co­mer­cian­tes de la zo­na pa­ra ver en qué nos po­dí‑ an dar una mano. Así em­pe­za­mos con el co­me­dor un 17 de oc­tu­bre”, con­tó Jo­vi­ta.

Los días mar­tes y vier­nes en el Cen‑ tro se pre­pa­ran los al­muer­zos, mien‑ tras que la co­pa de le­che se brin­da los mar­tes y jue­ves en la tar­de. Las per‑ so­nas que asis­ten al co­me­dor se lle‑ van sus vian­das y la idea es que al­muer­zan jun­to a sus se­res que­ri­dos. De acuer­do a lo que la mis­ma Cha­ri­to ex­pre­só es­to tie­ne un mo­ti­vo: “Es pa­ra no de­sin­te­grar a las fa­mi­lias”. Pe­ro no só­lo se com­par­te el ali­men‑ to, sino que tam­bién hay otras ac­ti‑ vi­da­des que ha­cen que la co­mu­ni­dad del ba­rrio Güe­mes se afian­ce y apren­da los va­lo­res que la mis­ma Cha­ri­to con­ta­gia: so­li­da­ri­dad y com‑ pa­ñe­ris­mo.

Es que en el Cen­tro tam­bién fun­cio‑ na una es­cue­la de ka­ra­te, se en­se­ñan bai­les co­mo fol­clo­re y ára­be, se dic‑ tan cla­ses de apo­yo y gim­na­sia, exis‑ te un cen­tro de ju­bi­la­dos y tam­bién una pe­lu­que­ría los días mar­tes, cuan‑ do un gru­po de pe­lu­que­ros cor­ta el pe­lo sin co­brar por su tra­ba­jo. Mu­chas per­so­nas pos­tu­la­ron a Cha­ri­to Te­ja­da pa­ra ser la San­jua­ni­na Solidaria 2018. Fue­ron aque­llos que con­si­de­ra­ron que su la­bor dia­ria al ser­vi­cio de la co­mu­ni­dad me­re­ce un re­co­no­ci­mien­to más, al­go que tras‑ cien­da la gra­ti­tud de quie­nes han si­do be­ne­fi­cia­dos por su tra­ba­jo. Lue­go, un ju­ra­do eli­gió su his­to­ria co­mo una de las cua­tro fi­na­lis­tas y hoy pue­de con­ver­tir­se en la San­jua‑ ni­na Solidaria y lle­var­se un pre­mio de $75.000 en apo­yo a su cau­sa. En ca­so de ser la ganadora del San‑ jua­nino So­li­da­rio 2018, Jo­vi­ta con­tó qué ha­ría con el pre­mio de $75.000: “Re­fac­cio­na­ría el sa­lón, ha­ría una me­sa­da, com­pra­ría una co­ci­na in­dus­trial”.

”Cha­ri­to” vi­ve pa­ra ayu­dar a los de­más y lo de­mues­tra con su ac­cio­nar to­dos los días de la se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.