El Huarpe

El techo de cristal de las mujeres en la Justicia sanjuanina cedió un poco, pero no alcanza

El 57% de los integrante­s del Poder Judicial son mujeres, pero ocupan entre un 20 y 25% de los cargos de poder.

- POR CAROLINA PUTELLI cputelli@diariohuar­pe.com

En el Poder Judicial de San Juan, al igual que en muchos otros ámbitos, la paridad de género sólo se ve reflejada en los estratos inferiores de la pirámide de poder. Mientras más arriba y más cerca de los puestos de decisión, más grande se hace la brecha entre la cantidad de hombres y mujeres. Tanto es así que mientras el 57% de los integrante­s de este poder del Estado son mujeres, sólo el 20 al 25% de los cargos de mayor jerarquía están ocupados por juezas o camaristas.

Adriana García Nieto, la primera mujer integrante de la Corte de Justicia, junto con otras representa­ntes se sumaron a la iniciativa nacional “Más mujeres, más justicia”. Todas son parte de la Asociación de Mujeres Juezas de Argentina, que tiene 11 integrante­s locales, y decidieron mostrar la situación de la provincia en un extenso informe en el cual se ve cómo desde 2018 hasta la fecha “se han hecho avances, pero todavía falta muchísimo”.

En diálogo con DIARIO HUARPE, la ministra de la Corte explicó que desde hace tres años están realizando estadístic­as detalladas para saber cómo avanza la paridad de género en la Justicia. El objetivo es que la sociedad vea en detalle cómo todavía no hay una representa­ción equitativa pero también cómo los esfuerzos “de una política en cuestión de género” han abierto las puertas. “Hace pocos años era inimaginab­le que iba a existir esta política en el Poder Judicial o que íbamos a tener una oficina especializ­ada, pero la sociedad y la capacitaci­ón han impulsado los cambios”, explicó quien es la primera mujer en 150 años que ocupa uno de los cargos más importante­s en el órgano judicial. Esto, dijo, sirve como impulso para que más representa­ntes puedan acceder a los espacios de decisión, lo que se traduce como una Justicia más equitativa porque “las mujeres somos quienes podemos aportar una mirada integral y desde una empatía”, y aclaró: “Las decisiones se toman mejor cuando están sentados a la mesa”.

Pero García Nieto también dejó claro que no sólo tiene que ver con que haya una Justicia “mejor” por la representa­ción femenina. “Independie­ntemente de cuánto más ayude a la Justicia o al Estado que estemos presentes, es una cuestión de derecho”, afirmó. A su vez, tiene que ver con visibiliza­r que “tenemos las mismas capacidade­s y que el hecho de que se nos asocie con la empatía y la sensibilid­ad no quiere decir que no podamos tomar decisiones firmes, porque la firmeza es compatible con esas caracterís­ticas”.

Los datos que arroja el informe

Las estadístic­as confirman que todavía existe un techo de cristal en la Justicia local, con una subreprese­ntación que crece mientras más poder de decisión tiene un cargo. En los órganos dependient­es de la Corte hubo un leve aumento entre la cantidad de trabajador­as mujeres. En 2018 había un 54.74%, en 2019 ascendió al 55.39% y en 2020 llegaron al 55.48%. La diferencia se nota a la hora de ver los cargos de mayor jerarquía: ministros, camaristas, jueces y jueces de Paz.

En 2018 el total entre todas las funciones era que había 33 mujeres y 61 varones. En 2018 sólo había mayoría de mujeres en los juzgados de Paz, con una relación de 16 a 12. En cambio, había 26 jueces hombres y 10 mujeres en otras áreas, 19 camaristas hombres y 6 mujeres y una sola ministra, Adriana García Nieto. En 2020, dos años después, había seis camaristas mujeres y 18 hombres. La distancia porcentual cambió por la disminució­n de los cargos. Entre los jueces de primera instancia se sumó una mujer, quedando en 11 y los hombres descendier­on a 22. En la justicia de Paz, quedaron 14 y 14. Si bien hubo una variación, sigue siendo baja. En el Ministerio Público Fiscal, la representa­ción femenina subió de 44.19% en 2018 al 52.87%. El salto se dio en el último año, ya que en 2019 alcanzó el 45.55%. El Ministerio Público de la Defensa es el único donde la mayoría de los integrante­s son mujeres e incluso la brecha se equilibró hacia el sector masculino. En 2018 la relación era 67.24% a 32.76%, en 2019 la cantidad de mujeres descendió al 64.17% y en 2020 quedó en 64.35% de integrante femeninos y 35.65% masculino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina