El Huarpe

Oftalmólog­os analizan dejar de atender obras sociales y prepagas

Les pagan tarde y poco a los profesiona­les. Como tienen la mayor cantidad de insumos dolarizado­s, no alcanzan a cubrir los gastos.

- POR ELIANA RUIZ eruiz@diariohuar­pe.com

A nivel nacional, los oftalmólog­os están atravesand­o una problemáti­ca y San Juan no es la excepción: las obras sociales y prepagas les pagan poco (por lo que a veces no llegan a cubrir gastos) y varios meses después de haber realizado los trabajos.

Es por ello que están analizando la posibilida­d de dejar de atender a quienes vayan a través de obras sociales y prepagas, aseguran que es lo último que quieren hacer, pero no pueden seguir como están trabajando actualment­e.

Según comentó a DIARIO HUARPE el presidente de la Sociedad de Oftalmolog­ía de San Juan, Nicolás Garcés, “los aranceles acordados no alcanzan para brindar una buena cobertura así que se torna insostenib­le la actividad”.

Por la pandemia, con la que bajaron las consultas y la cantidad de insumos dolarizado­s que tienen, “con los aranceles que tenemos no podemos cubrir los gastos que tenemos”, dijo Garcés.

Según el profesiona­l, el principal problema son las prácticas y cirugías donde tienen una mayor cantidad de insumos. “A través de un estudio del Consejo Argentino se conoció que estamos cobrando un 153% por debajo de lo que cobrábamos en el 2014”, informó.

Son pocas las obras sociales que les pagan a los 30 días de haber atendido pacientes o realizado intervenci­ones quirúrgica­s, la mayoría les abona a los 60, 90 o hasta 180 días después. Además, el monto final que reciben no incluye ningún porcentaje extra por la inflación del país. Por ejemplo, en el caso de Garcés, recién en junio cobró algunos trabajos que hizo en el mes de enero. El pago llegó sin aumentos a pesar de que en el país la inflación de enero a junio fue del 25,3%. “Se hace muy difícil seguir así”, sostuvo el oftalmólog­o.

Garcés manifestó que la forma de abaratar costos sería bajar la calidad de la prestación y tener equipos obsoletos, pero no piensan llegar a esa instancia. Aunque admitió: “No podemos sostener una atención de primer nivel si no tenemos algún cambio”.

La última opción que tienen en mente es la de dejar de recibir prepagas y obras sociales, pero “lamentable­mente” no ven otra salida que no sea la de financiars­e con el dinero que va a tener que salir del paciente.

Si no hay una solución, para atenderse con oftalmólog­os quedarían dos opciones: abonar la consulta que sale de $1.200 a $2.000 o atenderse en hospitales públicos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina