ELLE (Argentina)

As­tro­lo­gía Nu­me­ro­lo­gía 2017

El 2017 es un año 1, PER­FEC­TO pa­ra los co­mien­zos y pa­ra cre­cer por­que reparte cla­ri­dad men­tal, FUER­ZA y ayu­da a ABRIR PUER­TAS. Es tiem­po de cam­bios.

- Por Flo­pa Paris

Su­mar to­das las ci­fras has­ta re­du­cir­las a un úni­co nú­me­ro.

Por ejem­plo: ❥ si na­cis­te el 19 de enero de 1983: 1+9+1+1+9+8+3: 32. ❥ De nue­vo lo re­du­cís a un so­lo nú­me­ro: 3+2: 5. ❥ Tu nú­me­ro per­so­nal es 5.

UNO LA REINVENCIO­N

DEL PRIN­CI­PIO Arran­có el que qui­zá sea el me­jor año de tu vi­da. Una glo­ria. Pa­ra al­gu­nas el mo­tor de la vi­da es el amor. Otras, más he­do­nis­tas, ha­blan del se­xo. La que ha­ce gi­rar el mun­do sos vos, chi­ca uno. A ca­da pa­so ins­pi­rás a los otros a avan­zar y así la tie­rra rue­da, con tu vien­to a fa­vor. (amor) El pro­ta­go­nis­mo lo tie­ne el co­ra­zón. En­con­tra­rás a tu com­pa­ñe­ro ideal quien te se­gui­rá en tu es­pí­ri­tu pio­ne­ro. Tam­bién pue­de ser que des una se­gun­da vi­da a tu re­la­ción ac­tual. Se­gu­ro: vas a en­trar en con­tac­to con tus sen­ti­mien­tos. ( di­ne­ro) Te es­pe­ra un cam­bio. “Siem­pre qui­se de­jar me­di­ci­na por Be­llas Ar­tes”, le vas a con­fe­sar a la al­moha­da. ¡Mo­men­to de pre­pa­rar la tra­ve­sía! Las con­di­cio­nes es­tán da­das pa­ra que­mar na­ves y sa­lir en bus­ca de nue­vos puer­tos. (men­te-cuer­po) La sa­lud te acom­pa­ña­rá, co­mo siem­pre. Es­tá acos­tum­bra­da a se­guir­te el tro­te.

DOS PE­SE A TO­DO

CREETELA UN PO­CO Sos la ami­ga que to­dos quie­ren, la so­cia ideal, la eter­na me­jor com­pa­ñe­ra. Tan­ta em­pa­tía no te sal­va­rá de com­pli­ca­cio­nes... (amor) Eso de bri­llar por una mis­ma no es fá­cil. Pe­ro ahí es­tá la lla­ve. Te sen­ti­rás so­la se­gui­do, so­bre to­do cuan­do te en­fren­tes a in­có­mo­dos mo­men­tos por de­fen­der tus creen­cias. Te to­ca­rá sa­lir a mos­trar­te pa­ra es­qui­var las ago­nías de la in­de­ci­sión. Hay chan­ces de des­en­cuen­tros. Tran­qui­la: no son ma­la pa­la­bra. En­tre ser el po­der de­trás del trono y que­dar des­tro­na­do hay un abis­mo. (di­ne­ro) Pa­ra ter­mi­nar bien pa­ra­da no te bas­ta­rá con te­ner sal­do a fa­vor. Ten­drás que tra­ba­jar pa­ra que los de­más vean tu ta­len­to. In­ver­tí en vos mis­ma y por 12 me­ses guar­dá la hu­mil­dad de­ba­jo del col­chón. (men­te-cuer­po) Ame­na­zas pa­ra el al­ma: no de­jes de vol­ver­te un tan­to egoís­ta. Es un tiem­po pa­ra cen­trar­te en vos y pre­ser­var tu equi­li­brio.

TRES CON BRI­LLO PRO­PIO

NO TE OPA­CA NA­DIE Tu vibra es la más ra­dian­te, es­pon­tá­nea y es­ti­mu­lan­te. En­fren­tás los desafíos con la se­gu­ri­dad. (amor) Cal­ma. Pue­de ser con un novio nue­vo que te des­pei­ne por den­tro y por fue­ra. O con el de siem­pre. Apro­ve­cha­rás es­ta se­re­ni­dad pa­ra res­guar­dar­te en ese lu­gar de las ame­na­zas que vie­nen del ex­te­rior. Más de una vez vas a abu­sar de la si­tua­ción. De a dos se irá ca­len­tan­do la cues­tión a fue­go len­to. Con­fe­sio­nes de un año car­ga­do de en­cuen­tros ca­ma aden­tro. (di­ne­ro) Al­gu­nas so­cie­da­des de ne­go­cios se ter­mi­na­rán sin más, pe­ro eso ocu­rri­rá cuan­do ya con­cluis­te que es me­jor así. (men­te-cuer­po) Los pen­dien­tes no acep­tan cuo­tas ni des­cuen­tos. Sa­cu­di­te la apa­tía cuan­to an­tes pa­ra po­ner­te en eje y dis­fru­tar del equi­li­brio amo­ro­so sin com­pli­ca­cio­nes.

CUA­TRO MAS FUER­TE, MAS AL­TO

MAS RAPIDO Tu ci­fra na­tal te mar­ca a fue­go; te­nés fuer­tes va­lo­res. Nun­ca te ve­rán arra­sar por un pues­to ni per­der a una ami­ga por una cues­tión de pan­ta­lo­nes. Lo que es­tá bien se sos­tie­ne has­ta con la pro­pia es­pal­da. (amor) Es­te año en­tra­rán los gri­ses a tu vi­da. Sa­len de es­ce­na las pos­tu­ras ta­jan­tes pa­ra dar lu­gar a vi­sio­nes más fle­xi­bles. Es­to te ha­rá en­trar en una zo­na de re­plan­teos. “Es cier­to, yo les pro­me­tí a mis com­pa­ñe­ras de co­le­gio de to­da la vi­da que a los 30 nos íba­mos to­das a París, pe­ro él me in­vi­tó a ha­cer jun­tos el Ca­mino del In­ca.” Vas a dar vuel­ta to­do. Y la ener­gía de es­te año, que vi­ve el nú­me­ro 1, es­ta­rá en sin­to­nía. (di­ne­ro) En el tra­ba­jo, les son­rei­rás a los que bus­can sus pro­pias opor­tu­ni­da­des, co­mo vos que le­van­tás la ban­de­ra del es­fuer­zo a ca­da pa­so. (men­te- cuer­po) Tu or­ga­nis­mo te pi­de ex­pan­dir los lí­mi­tes y te da­rá res­to pa­ra re­sol­ver los pen­dien­tes.

CIN­CO ACCION

CON TO­DO A FA­VOR Ex­pan­si­va, sos de las que siem­pre se ade­lan­tan y reha­cen la ac­tua­li­dad a su gus­to. Con tu ca­pa­ci­dad pa­ra in­ver­tir en vos mis­ma, mol­deás el des­tino se­gún tu de­seo. (amor) Aun­que sue­ñes, co­mo siem­pre, con aven­tu­ras de al­to vol­ta­je, no se­rán lo co­mún. Es­ta­rás de­ma­sia­do preo­cu­pa­da en tus lo­gros per­so­na­les. Evi­tá to­mar de­ci­sio­nes de for­ma pre­ci­pi­ta­da que des­pués te ho­rro­ri­zan. (di­ne­ro) Lle­ga­rá el mo­men­to en que te des cuen­ta que es­tás de­ma­sia­do acos­tum­bra­da a ver el pai­sa­je. Lla­ma­le zo­na de con­fort o co­mo quie­ras, pe­ro de se­gu­ro que­da­rá en el pa­so y te de­ci­di­rás a sa­lir a bus­car lo que es tu­yo en es­te año de mo­vi­mien­tos y ro­ta­cio­nes. (men­te-cuer­po) No te duer­mas en los lau­re­les de tu buen es­ta­do. Las mo­les­tias en los ojos arran­can así, des­pa­cio. An­da­le por de­lan­te a es­te te­ma, ex­plo­ra­do­ra sin can­san­cio.

SEIS SERAS MIO

O NO SERAS NA­DA Sos bra­va cuan­do de amor se tra­ta. To­do lo que te­nés de res­pon­sa­ble y ho­nes­ta lo car­gás de ce­lo­sa. (amor) Se­rá un año pa­ra de­fen­der los afec­tos y es­ta­ble­cer alian­zas que for­ta­lez­can, pe­ro ta­chá lí­mi­tes que con­vie­ne no cru­zar. Un te­ma es en- fu­re­cer con sus se­gui­do­ras de re­des so­cia­les y otro, re­vi­sar ce­lu­la­res. No da ni un po­co se­me­jan­te quie­bre de con­fian­za. (di­ne­ro) No se­rá co­mo los an­te­rio­res, de cre­ci­mien­to. Se­rá un pro­ce­so du­ro del que sal­drás for­ta­le­ci­da si con­ser­vás tu ins­tin­to ba­sa­do en el ta­len­to ar­tís­ti­co y crea­ti­vo. El sen­ti­do del rit­mo, el equi­li­brio, el co­lor y la es­té­ti­ca son tus pun­tos fuer­tes que te­nés que ha­cer es­ta­llar cuan­do te las veas du­ras. (men­te-cuer­po) No es­tás acos­tum­bra­da a re­mar­la, y eso te es­tre­sa. ¿Te va un ta­tua­je que di­ga “el equi­li­brio lo es to­do”? Man­te­ner la cal­ma cuan­do es­tás ba­jo pre­sión es tu for­ta­le­za.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina