EL VINO ITA­LIANO HOY (I PARTE)

To­day’s Ita­lian Wi­ne (Part 1)

Excelencias Gourmet - - Sumario - POR: SOMMELIER RE­NÉ GARCÍA VAL­DÉS FO­TO: AR­CHI­VO EX­CE­LEN­CIAS

Vi­si­tar Vi­ni­taly es asis­tir a una de las dos Fe­rias del Vino más im­por­tan­te del mun­do. Mi­les de me­tros cua­dra­dos de ex­po­si­ción mues­tran no so­lo vi­nos ita­lia­nos ex­cep­cio­na­les, sino tam­bién des­ti­la­dos, cer­ve­zas y ali­men­tos de ca­li­dad ex­tre­ma. Incluso re­ci­ben ex­po­si­to­res ex­tran­je­ros que desean apro­ve­char la oca­sión pa­ra que sus pro­duc­tos sean apre­cia­dos por mi­les de par­ti­ci­pan­tes, to­dos pro­fe­sio­na­les ave­za­dos del mun­do de la gas­tro­no­mía.

Pa­ra cual­quier sommelier o aman­te del vino que asis­ta al magno even­to, el re­to má­xi­mo no es so­lo catar o de­gus­tar el nú­me­ro mayor de mues­tras. Más que eso es in­ter­pre­tar qué ten­den­cias pre­va­le­cen hoy o se vis­lum­bran en un fu­tu­ro in­me­dia­to.

Con tan­tos años de es­tu­dio, ca­ta, ser­vi­cio y ex­pli­ca­ción de vi­nos ita­lia­nos, la oca­sión ame­ri­ta­ba por mi parte un en­jui­cia­mien­to crí­ti­co de la reali­dad vi­ti­vi­ní­co­la del país. Mi agra­de­ci­mien­to a la in­vi­ta­ción de ICE obli­ga­ba a dar una ver­sión per­so­nal re­gión por re­gión, hur­gan­do en las es­tra­te­gias y es­ti­los de la Eno­tria ac­tual.

La re­gión de Abruz­zo, clásica y no­ve­do­sa, asom­bra. La DOC Mon­te­pul­ciano d’Abruz­zo man­tie­ne su he­ge­mo­nía cua­li­ta­ti­va. Es sor­pren­den­te apre­ciar que aña­das 2008, 2009 y 2010 to­da­vía ex­pre­san en 2018 una vi­ta­li­dad al­go in­só­li­ta. Son vi­nos de un ro­jo os­cu­ro y ca­pa al­ta, con sen­sa­cio­nes de fru­tas negras y es­pe­cias, am­plios, bien es­truc­tu­ra­dos, con un fi­nal per­sis­ten­te, po­ten­te y fir­me.

La DOC Abruz­zo, ge­né­ri­ca, en­sa­ya agra­da­ble­men­te con va­rie­da­des blan­cas co­mo co­coc­cio­la y pe­co­rino. La pri­me­ra ce­pa es po­co co­no­ci­da; sin em­bar­go, ex­pre­sa ca­rac­te­rís­ti­cas ex­ce­len­tes pa­ra que no fal­te en la Car­ta de Vi­nos de res­tau­ran­tes mo­der­nos y com­pro­me­ti­dos con el buen ma­ri­da­je. Pe­co­rino ca­mi­na a su la­do. Am­bas, dis­tin­tas or­ga­no­lép­ti­ca­men­te, de­ben ser ya de obli­ga­da men­ción.

En­tre las DOC recientes de la re­gión des­ta­ca la pe­que­ñi­si­ma Tu­llum, crea­da en 2008, con dis­tin­tas va­rie­da­des de las cua­les la pro­me­te­do­ra Pas­se­ri­na (blan­ca) mo­ti­va­rá a más de un clien­te. Las co­no­ci­das DOC Ce­ra­suo­lo d’Abruz­zo (es­pe­cia­li­za­da en ro­sa­dos) y DOC Treb­biano d’Abruz­zo (es­pe­cia­li­za­da en blan­cos) man­tie­nen un pa­so tri­lla­do.

En la re­gión Apu­lia, la DOC Pri­mi­ti­vo de Man­du­ria con­ser­va su en­can­to, ela­bo­ra­do pa­ra con­su­mi­do­res que desean be­ber vi­nos con ca­rác­ter, con den­sa fru­ta y bue­na con­cen­tra­ción. Mu­chas bo­de­gas de la DOC tie­nen es­to en men­te y los ex­pre­san así, evi­tan­do tam­bién los al­tos ni­ve­les al­cohó­li­cos

que ca­rac­te­ri­za­ban es­tos vi­nos. En una in­ter­pre­ta­ción me­nos po­ten­te, pe­ro muy agra­da­ble, la DOC Goia del Co­lle pre­sen­ta in­tere­san­tes ver­sio­nes de la misma va­rie­dad.

Ade­más de Pri­mi­ti­vo (lla­ma­da Zin­fan­del en Ca­li­for­nia y Tri­bi­dag en su na­tal Croacia), en la ac­tua­li­dad exis­ten otras ela­bo­ra­cio­nes de vi­nos con va­rie­da­des tin­tas dig­nas de des­ta­car, co­mo Bom­bino Ne­ro, Mal­va­sia Ne­ra, Ne­ro di Troia y Ne­gro Ama­ro o Ne­groa­ma­ro. Apa­re­ce­rán de se­gu­ro mu­chos be­be­do­res in­tere­sa­dos que bus­ca­rán vi­nos de es­tas ce­pas, so­bre to­do de las DOC Cas­tel del Mon­te y DOC Sa­li­ce Sa­len­tino.

Ba­si­li­ca­ta co­mo re­gión si­gue apos­tan­do por su DOC Aglia­ni­co del Vul­tu­re y su DOCG Aglia­ni­co del Vul­tu­re Su­pe­rio­re. Son vi­nos bien es­truc­tu­ra­dos y con­cen­tra­dos, a ve­ces con ne­ce­si­dad de oxi­ge­na­ción. Las otras tres DOC siguen in­ten­tán­do­lo con va­rie­da­des di­ver­sas.

Emi­lia-Ro­mag­na man­tie­ne su Lam­brus­co co­mo va­rie­dad in­sig­ne. El ca­rác­ter friz­zan­te y sus dis­tin­tos con­te­ni­dos de azú­car, tan­to en vi­nos ro­sa­dos co­mo en tin­tos, son bus­ca­dos por sus fans en to­do el mun­do. Di­sí­mi­les sub­va­rie­da­des de la ce­pa se en­glo­ban en un so­lo nombre ge­né­ri­co, pe­ro las ela­bo­ra­cio­nes de las DOC Mo­de­na y DOC Reg­giano pa­re­cen equi­li­brar con me­jor tino es­ta mez­cla. Ya más es­pe­cí­fi­cos, las DOC Lam­brus­co Gras­pa­ro­sa di Cas­tel­ve­tro, DOC Lam­brus­co di Sor­ba­ra, y DOC Lam­brus­co Sa­la­mino di San­ta Cro­ce pro­po­nen una per­so­na­li­dad más va­rie­tal, con ex­ce­len­tes resultados en to­da la re­gión, so­bre to­do la pri­me­ra.

Aglia­ni­co es, sin du­da, la pri­me­ra va­rie­dad en que se pien­sa en la re­gión de Cam­pa­nia, so­bre to­do en sus dos DOCG más re­pre­sen­ta­ti­vas: Aglia­ni­co del Ta­burno y

DOCG Tau­ra­si. Sin em­bar­go, de­be pen­sar­se tam­bién en DOC San­nio, la que mues­tra un pro­duc­to con la misma va­rie­dad ex­tra­yén­do­le ma­ti­ces y es­ti­los in­no­va­do­res. De­bo decir que la DOCG Greco di Tu­fo aca­pa­ró mu­cha aten­ción. ¿Se­rá que tan­to la mi­ne­ra­li­dad co­mo la tex­tu­ra en bo­ca de la va­rie­dad Greco son úni­cas com­pa­ra­das con otros vi­nos blan­cos del mun­do? Por su­pues­to. Y los res­pec­ti­vos enólogos se cre­cen ca­da día más.

Una cu­rio­si­dad de la re­gión: hay una sub­zo­na lla­ma­da Fu­ro­re den­tro de la DOC Cos­ta d’Amal­fi que bien me­re­ce un co­men­ta­rio en par­ti­cu­lar. Tan­to el blan­co (con va­rie­da­des inexis­ten­tes en otros vi­ñe­dos) co­mo el tin­to de­ben ser con­si­de­ra­dos al­ta­men­te re­co­men­da­bles en cual­quier Car­ta de Vi­nos. Al ca­tar­los, se sien­te el “fu­ror” pla­cen­te­ro de una zo­na que ca­mi­na ha­cia pro­pues­tas in­me­dia­tas inex­cu­sa­bles pa­ra el buen con­su­mi­dor.

Pi­not Gri­gio, Gle­ra (ba­se del vino Pro­sec­co) y Friu­lano siguen sien­do las va­rie­da­des blan­cas fa­vo­ri­tas de Friu­li-Ve­ne­zia Giu­lia. Jun­to a Ve­ne­to son las dos re­gio­nes que ela­bo­ran mayor pro­por­ción de vino blan­co en to­da Ita­lia. Es im­po­si­ble ser justo al ha­blar de es­ta re­gión. Son 4 DOCG y 12 DOC las cons­ti­tui­das, y la di­ver­si­dad de va­rie­da­des y por en­de de vi­nos es pa­ra de­di­car­le un so­lo ar­tícu­lo.

No obs­tan­te, es motivador catar los vi­nos de la DOC Co­llio, DOC Friu­li Co­lli Orien­ta­li (nom­bra­da Co­lli Orien­ta­li del Friu­li has­ta

2011) y por su­pues­to, DOC Pro­sec­co. De es­ta úl­ti­ma re­sal­ta la ver­sión es­pu­man­te ex­tra dry, ti­po­lo­gía muy so­li­ci­ta­da en el mun­do en­te­ro du­ran­te los úl­ti­mos años.

Al­go sin pre­ce­den­te pa­re­ce ocu­rrir en la re­gión de La­zio. Es­tá lla­man­do gran­de­men­te la aten­ción la IGT La­zio, ge­né­ri­ca pe­ro in­no­va­do­ra. Vi­nos ela­bo­ra­dos con va­rie­da­des co­mo Viog­nier, Char­don­nay, Pe­tit Ver­dot, Ca­ber­net Sau­vig­non y Mer­lot (prin­ci­pa­les o en cor­te de dos o de tres) se­ña­lan un fu­tu­ro in­me­dia­to al­ta­men­te pro­mi­so­rio. Más de 20 años des­pués de crea­da, la IGT La­zio pa­re­ce re­tar a las 27 DOC y 3 DOCG que abar­ca la re­gión. Los vi­nos de es­ta IGT, in­fe­rior se­gún ley ita­lia­na, se­gu­ro se­rán no­ti­cia pró­xi­ma­men­te en ca­tas nacionales e in­ter­na­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.