LA­VAG­NA SE VIS­TE DE CIS­NE

Forbes (Argentina) - - EDITORIAL - POR ALEX MIL­BERG alex­mil­berg

Sin llu­via de in­ver­sio­nes ni po­bre­za cero, pe­ro con un 2017 prós­pe­ro y con la vic­to­ria en las elec­cio­nes in­ter­me­dias, has­ta mar­zo 2018 pa­re­cía im­po­si­ble que Ma­cri no fue­ra re­elec­to en 2019. Pa­sa­ron co­sas. Y, una vez más, el pa­no­ra­ma elec­to­ral re­sul­ta im­pre­de­ci­ble. El elec­to­ra­do con­ti­núa frac­tu­ra­do en tres ter­cios, en los que la po­la­ri­za­ción re­du­ce las op­cio­nes del ballotage. Con los cis­nes blan­cos co­no­ci­dos, dos hi­pó­te­sis aún re­sul­tan con­vin­cen­tes:

+ Con el apa­ra­to del Es­ta­do y el apo­yo de los me­dios más in­flu­yen­tes, más apo­ya­do por el es­pan­to que por el amor, Ma­cri de­rro­ta­ría a CFK.

+ Si, en 2015, un Ma­cri idea­li­za­do co­mo Chur­chill ga­nó só­lo por dos pun­tos fren­te a Da­niel Scio­li en el ballotage, CFK po­dría in­creí­ble­men­te vol­ver a la pre­si­den­cia.

Y des­de ha­ce tiem­po que se aña­de una ter­ce­ra al­ter­na­ti­va:

+ Cual­quier can­di­da­to que lo­gra­ra atra­ve­sar la grie­ta y lle­gar al ballotage ven­ce­ría sin pro­ble­mas tan­to a Ma­cri co­mo a CFK (Vidal es la úni­ca can­di­da­ta PRO que se­gui­ría in­mu­ne).

En es­ta úl­ti­ma al­ter­na­ti­va, Ro­ber­to La­vag­na emer­ge con la as­pi­ra­ción de con­ver­tir­se en el Cis­ne Ne­gro. Por aho­ra, los nú­me­ros no le al­can­zan. Pe­ro fal­ta una eter­ni­dad.

Des­de el sec­tor po­lí­ti­co, as­pi­ra a sin­te­ti­zar la op­ción del pe­ro­nis­mo fe­de­ral y con­ven­cer a la “ave­ni­da del me­dio” que in­ten­tó li­de­rar Ser­gio Mas­sa. Tam­bién en es­tas se­ma­nas, La­vag­na as­pi­ra a con­vo­car al ra­di­ca­lis­mo de­sen­can­ta­do y pre­fie­re man­te­ner­se al mar­gen en cier­tas dispu­tas pro­vin­cia­les pre­vias a oc­tu­bre. “Al no ce­rrar alian­zas, que­da afue­ra de la grie­ta, nun­ca pier­de y só­lo de­be lla­mar al ga­na­dor al día si­guien­te, fe­li­ci­tar­lo y es­pe­rar”, ase­gu­ró a For­bes un fun­cio­na­rio del ac­tual go­bierno que co­no­ce co­mo po­cos la psi­quis de los go­ber­na­do­res pro­vin­cia­les.

En una en­tre­vis­ta im­per­di­ble con Vir­gi­nia Por­ce­lla,

La­vag­na ase­gu­ra que “el ajus­te no es el ca­mino”, aun­que no ter­mi­na de pre­ci­sar exac­ta­men­te có­mo se fi­nan­cia­ría la re­cu­pe­ra­ción más allá de una “mo­vi­li­za­ción de los re­cur­sos” que pa­re­ce­ría so­lu­cio­nar­lo to­do. Cri­ti­ca las po­lí­ti­cas del kirch­ne­ris­mo, pe­ro ase­gu­ra que “las del ac­tual go­bierno son peo­res” y es cau­to a la ho­ra de ex­pe­dir­se so­bre las cau­sas ju­di­cia­les que sa­cu­den a po­lí­ti­cos, cor­po­ra­cio­nes y em­pre­sa­rios. Aun­que eco­no­mis­ta, La­vag­na es sin du­da un po­lí­ti­co en cam­pa­ña don­de sus pa­la­bras de­ben leer­se no tan­to co­mo una de­cla­ra­ción de prin­ci­pios, sino co­mo un men­sa­je di­ri­gi­do a dis­tin­tos sec­to­res y ac­to­res.

Des­de For­bes, se­gui­re­mos pro­cu­ran­do en­tre­vis­tar al pre­si­den­te de la Na­ción pa­ra co­no­cer sus ideas pre­ci­sas pa­ra lo­grar re­no­var su man­da­to por cua­tro años. Del mis­mo mo­do que en no­viem­bre en­tre­vis­ta­mos –pa­ra el shock de mu­chos de nues­tros lec­to­res– a Axel Ki­ci­llof. Aún en tiem­pos com­ple­jos y con­vul­sio­na­dos de nues­tro país (no im­por­ta cuan­do leas es­to), re­sul­ta im­pres­cin­di­ble co­no­cer los pla­nes de los dis­tin­tos ac­to­res que pue­den con­du­cir al país ha­cia un nue­vo ci­clo que oja­lá sea de ilu­sión y no de de­sen­can­to (Ger­chu­noff-llach di­xit).

A to­dos ellos, jun­to a CEOS y due­ños de las em­pre­sas lí­de­res, as­pi­ra­mos a es­cu­char­los el 29 de ma­yo en la pri­me­ra edi­ción del For­bes Sum­mit Rein­ven­tan­do Ar­gen­ti­na. Es­tas con­fe­ren­cias desa­rro­lla­das por For­bes en to­do el mun­do abar­can dis­tin­tas te­má­ti­cas y con­cen­tran tan­to en el es­ce­na­rio co­mo en la au­dien­cia a las per­so­na­li­da­des más in­flu­yen­tes del país. Vean, si no, en la pá­gi­na 82 la co­ber­tu­ra del For­bes Sum­mit Mo­ney del mes pa­sa­do.

Los sum­mit son un es­pa­cio pa­ra la re­fle­xión, pun­tos de en­cuen­tro don­de se ge­ne­ran no­ti­cias. Un ámbito pa­ra pen­sar y re­pen­sar esa Ar­gen­ti­na que tan­to nos gus­ta­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.