ESA­DE, BAR­CE­LO­NA: PRE­PA­RAR­SE PA­RA PO­SI­CIO­NES DE MA­YOR DE­CI­SIÓN

Forbes (Argentina) - - ESPECIAL EDUCACIÓN EJECUTIVA -

Ve­ró­ni­ca Grimaldi, ac­tual di­rec­to­ra de Asun­tos Re­gu­la­to­rios en el la­bo­ra­to­rio Bio­si­dus, reali­zó un MBA en Esa­de Bu­si­ness School, en Bar­ce­lo­na, en­tre 2003 y 2005. “Me ha­bía ido a tra­ba­jar co­mo ex­pa­tria­da por el la­bo­ra­to­rio Boeh­rin­ger In­gel­heim, y por en­ton­ces te­nía pen­sa­do es­ta­ble­cer­me en Es­pa­ña”, cuen­ta.

“El MBA de Esa­de tie­ne una mo­da­li­dad part ti­me, lo que me per­mi­tió con­ti­nuar tra­ba­jan­do mien­tras cur­sa­ba”, de­ta­lla. “Op­té por una orien­ta­ción en co­mer­cia­li­za­ción, pa­ra com­ple­men­tar mi for­ma­ción de gra­do co­mo far­ma­céu­ti­ca y bio­quí­mi­ca, y así dar­le más am­pli­tud a mi ca­rre­ra”.

“Una de las ven­ta­jas que más va­lo­ro de ha­cer un MBA fue­ra del país es que te da una aper­tu­ra men­tal muy im­por­tan­te. No so­lo se apren­de de los pro­fe­so­res, sino que el in­ter­ac­tuar con pro­fe­sio­na­les que vie­nen de paí­ses, cul­tu­ras, for­ma­cio­nes e in­dus­trias muy di­fe­ren­tes te otor­ga fle­xi­bi­li­dad y una am­pli­tud de vi­sión que te per­mi­te adap­tar­te a un en­torno ca­da vez más cam­bian­te”, afir­ma.

“Lue­go del MBA mi ca­rre­ra con­ti­nuó cre­cien­do ha­cia pues­tos de ma­yor res­pon­sa­bi­li­dad. Sien­to que me dio he­rra­mien­tas pa­ra desem­pe­ñar car­gos de ma­yor ni­vel de de­ci­sión, y me ge­ne­ró una red de con­tac­tos y un in­ter­cam­bio que aún con­ti­núa a tra­vés de se­mi­na­rios, ta­lle­res, char­las, tan­to pre­sen­cia­les co­mo on­li­ne, y es­tu­dios y re­views que re­ci­bo per­ma­nen­te­men­te y me per­mi­ten es­tar ac­tua­li­za­da”, con­clu­ye.

LA EX­PE­RIEN­CIA MULTICULTU­RAL: HAY IN­TER­CAM­BIO DE IDEAS CON ALUM­NOS DE TO­DO EL MUN­DO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.