El país es­tá cre­cien­do, pe­ro to­da­vía no al­can­za

El ni­vel de ac­ti­vi­dad lle­gó a su pi­co his­tó­ri­co y el PBI au­men­tó el 2,9% pe­ro aún es tem­prano pa­ra ha­blar de un re­torno al cre­ci­mien­to ge­nuino. Qué es lo que fal­ta y cuá­les po­drían ser las soluciones.

Fortuna - - Sumario - POR DIE­GO GIACOMINI*

El ni­vel de ac­ti­vi­dad lle­gó a su pi­co his­tó­ri­co y el PBI au­men­tó el 2,9% pe­ro aún es tem­prano pa­ra ha­blar de un re­torno al cre­ci­mien­to ge­nuino. Qué fal­ta y cuá­les po­drían ser las soluciones.

De acuerdo con los datos pu­bli­ca­dos por el In­dec, el ni­vel de ac­ti­vi­dad se ex­pan­dió 3,9% in­ter­anual en el cuar­to tri­mes­tre del año pa­sa­do, con lo cual el PBI ter­mi­nó con una suba de +2,9% en 2017. En es­te es­ce­na­rio, se acu­mu­lan seis tri­mes­tres con­se­cu­ti­vos de subas tri­mes­tra­les y en con­se­cuen­cia el PBI(d es es­ta­cio­nal iza­do) ya su­pera el ni­vel de los años pre­vios. Es de­cir, el ni­vel de ac­ti­vi­dad es­tá en su pi­co his­tó­ri­co.

¿Da­do que el ni­vel de ac­ti­vi­dad se en­cuen­tra en su pi­co his­tó­ri­co, se pue­de ase­gu­rar que Argentina ha lo­gra­do re­cu­pe­rar el sendero del cre­ci­mien­to per­di­do? De acuerdo con nues­tro aná­li­sis, to­da­vía es muy pre­ma­tu­ro pa­ra ha­blar de cre­ci­mien­to. Que ha­ya au­men­tos del ni­vel de ac­ti­vi­dad y va­ria­cio­nes po­si­ti­vas del PBI ob­via­men­te es muy po­si­ti­vo, pe­ro no sig­ni­fi­ca que Argentina ha­ya vuel­to al sendero del cre­ci­mien­to.

Sin em­bar­go, cre­ci­mien­to es mu­cho más que va­ria­cio­nes po­si­ti­vas del PBI. Cre­ci­mien­to es un au­men­to sos­te­ni­do del PBI per cá­pi­ta en el lar­go pla­zo, y la Argentina es­tá le­jos, al menos por aho­ra, de en­trar en esa dinámica. Los números son con­tun­den­tes. Por un lado, mues­tran una me­jo­ra en el ni­vel de ac­ti­vi­dad, pe­ro por el otro vis­lum­bran que no es­ta­mos cer­ca de re­cu­pe­rar el sendero del cre­ci­mien­to per­di­do. El PBI del cuar­to tri­mes­tre del 2017 es el más al­to de la historia su­peran­do los pi­cos de 2015; 2013 y 2011. Sin em­bar­go, el PBI per cá­pi­ta, si el ni­vel de ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca se ex­pan­die­ra un +2,0% en 2018 y lue­go +2,5% en 2019, ter­mi­na­ría em­pa­ta­do con 2015, y 3,5% por de­ba­jo de 2011.

RA­ZO­NES. ¿Por qué la Argentina to­da­vía no en­tró en un pro­ce­so de cre­ci­mien­to “en se­rio”? Por­que

un pro­ce­so de cre­ci­mien­to ge­nuino ne­ce­sa­ria­men­te im­pli­ca au­men­tos sos­te­ni­dos del PBI per cá­pi­ta den­tro de una tra­yec­to­ria de lar­go pla­zo pa­ra lo cual es ne­ce­sa­rio un pro­ce­so de acu­mu­la­ción de capital fí­si­co, capital hu­mano y me­jo­ra tec­no­ló­gi­ca, que lle­va tiempo. Y Argentina to­da­vía no lo tie­ne.

En es­te sen­ti­do, pa­ra ac­ce­der a una dinámica de cre­ci­mien­to “en se­rio”, se ne­ce­si­ta ni­ve­les de inversión por lo menos 6 pun­tos por­cen­tua­les más ele­va­dos que los que la Argentina tie­ne hoy en día. Pa­ra­le­la­men­te, tam­bién se ne­ce­si­ta un cau­dal de aho­rro en­tre 6 y 7 pun­tos por­cen­tua­les ma­yor.

En es­te sen­ti­do, el gra­dua­lis­mo fis­cal no jue­ga a fa­vor de que el PBI per cá­pi­ta re­cu­pe­re su (per­di­da) tra­yec­to­ria de cre­ci­mien­to de lar­go pla­zo rá­pi­da­men­te ya que aten­ta con­tra la re­cu­pe­ra­ción rá­pi­da del aho­rro, la inversión y la acu­mu­la­ción de capital fí­si­co, tec­no­ló­gi­co y hu­mano.

Ac­tual­men­te, el dé­fi­cit fis­cal con­so­li­da­do de Na­ción y pro­vin- cias, re­don­dean­do, as­cien­de a 7,0% del PBI. Pa­ra­le­la­men­te, el dé­fi­cit cuasi-fis­cal del BCRA tre­pa (re­don­dean­do) a 2,5% del PBI.

Es de­cir, el sec­tor pú­bli­co tie­ne un desaho­rro de ca­si 10 pun­tos por­cen­tua­les del PBI, con lo cual el ni­vel de aho­rro pre­sen­te (del 15% del PBI ) re­sul­ta in­su­fi­cien­te pa­ra fi­nan­ciar un pro­ce­so de cre­ci­mien­to “en se­rio”.

Se ne­ce­si­ta más aho­rro pa­ra que fi­nan­cie más inversión, más tec­no­lo­gía y crea­ción de pues­tos de tra­ba­jo ge­nuino.

El pro­ble­ma es que, con el gra­dua­lis­mo, el dé­fi­cit fis­cal ba­ja muy len­ta­men­te, el Es­ta­do sigue desaho­rran­do fuer­te­men­te du­ran­te un pe­río­do pro­lon­ga­do de tiempo y, en con­se­cuen­cia, el fi­nan­cia­mien­to pa­ra la inversión es in­su­fi­cien­te.

Hay po­ca acu­mu­la­ción de capital, re­du­ci­da me­jo­ra tec­no­ló­gi­ca, la pro­duc­ti­vi­dad no au­men­ta y la ge­ne­ra­ción de em­pleo ge­nuino es in­su­fi­cien­te. De he­cho, los nue­vos datos del mer­ca­do la­bo­ral son con­tun­den­tes en es­te sen­ti­do. La crea­ción de em­pleo se con­cen­tró en mo­no­tri­bu­tis­tas so­cia­les, +8,8%; mo­no­tri­bu­tis­tas, +7,0%; asa­la­ria­dos de ca­sas par­ti­cu­la­res, +4,3%; y asa­la­ria­dos pú­bli­cos, +1,3%. Los asa­la­ria­dos pri­va­dos cre­cie­ron +1,3%.

El gra­dua­lis­mo lle­vó a una re­for­ma tri­bu­ta­ria muy po­co am­bi­cio­sa que ba­ja muy po­co la pre­sión fis­cal, lo cual sigue man­te­nien­do ba­ja la ren­ta­bi­li­dad em­pre­sa­ria aten­tan­do tam­bién con­tra el des­pe­gue que ne­ce­si­ta la inversión pa­ra vol­ver rá­pi­da­men­te al sendero del cre­ci­mien­to per­di­do.

A la Argentina no le al­can­za con que su PBI crez­ca en­tre +2,5% y +3,0%. Ob­via­men­te, es me­jor es­to que 0%, pe­ro no al­can­za pa­ra que el PBI per cá­pi­ta re­cu­pe­re el sendero

El cre­ci­mien­to im­pli­ca un au­men­to sos­te­ni­do del PBI per cá­pi­ta en el lar­go pla­zo, y Argentina es­tá le­jos de esa reali­dad.

del cre­ci­mien­to per­di­do. El país ha per­di­do mu­cho te­rreno en los úl­ti­mos 18 años en ge­ne­ral, y en los úl­ti­mos 7 en par­ti­cu­lar.

En re­su­men, lo más pro­ba­ble es que el ni­vel de ac­ti­vi­dad con­ti­núe con una dinámica bas­tan­te si­mi­lar en 2018 y 2019. De acuerdo con nues­tro aná­li­sis, el ni­vel de ac­ti­vi­dad de 2018 (+2,0%) se­rá un po­co más dé­bil que en 2017 (+2,9%). Por un lado, la ba­se de com­pa­ra­ción no se­rá tan ba­ja co­mo la de 2016, con­se­cuen­te­men­te no estará el efec­to re­bo­te es­ta­dís­ti­co. Al mis­mo tiempo, ha­brá más inversión, pe­ro su in­cre­men­to no se­rá lo su­fi­cien­te­men­te im­por­tan­te co­mo pa­ra im­pul­sar una rá­pi­da vuel­ta al sendero del cre­ci­mien­to.

Pa­ra­le­la­men­te, la se­quía ten­drá efec­tos ne­ga­ti­vos so­bre la ac­ti­vi­dad del cam­po y la obra pú­bli­ca se­rá un po­co menos dinámica que en 2017. Del otro lado, la re­cu­pe­ra­ción de Bra­sil be­ne­fi­cia­ría a los sec­to­res ndus­tria­les que ex­por­tan ha­cia nues­tro so­cio ma­yor del Mer­co­sur.

En 2019 que es un año elec­to­ral, vol­ve­ría la po­lí­ti­ca fis­cal cor­to­pla­cis­ta más ex­pan­si­va de in­cen­ti­va­ción de la de­man­da agre­ga­da con fi­nes elec­to­ra­les. La obra pú­bli­ca vol­ve­ría a ga­nar más vi­gor, y el ni­vel de ac­ti­vi­dad au­men­ta­ría un po­co más que en 2018.

APER­TU­RA DEL PBI. En el 2017 to­dos los com­po­nen­tes de la de­man­da pre­sen­ta­ron subas con res­pec­to a 2016. El ma­yor au­men­to se dio en la for­ma­ción bru­ta de capital fi­jo (+11,3%), se­gui­do por el con­su­mo pri­va­do (+3,6%), el con­su­mo pú­bli­co (+2%) y le­ve­men­te las ex­por­ta­cio­nes (+0,4%). Las im­por­ta­cio­nes mos­tra­ron un im­por­tan­te di­na­mis­mo cre­cien­do +14,7% in­ter­anual.

La inversión acu­mu­ló cua­tro tri­mes­tres con­se­cu­ti­vos de subas in­ter­anua­les, con una fuer­te ex­pan­sión del +20,7% en el cuar­to tri­mes­tre de 2017. En la se­rie deses­ta­cio­na­li­za­da se ubi­có a fi­nes de 2017 un +2% por arri­ba del Ter­cer Tri­mes­tre de 2011.

Al in­te­rior de la inversión, la ma­yor suba in­ter­anual en 2017 la mos­tró ma­qui­na­ria y equi­po (+13,9%) gra­cias a una fuer­te ex­pan­sión de ma­qui­na­ria y equi­po im­por­ta­do, se­gui­do por cons­truc­cio­nes (+12,4%), otras cons­truc­cio­nes (+6,7%), que in­clu­ye cons­truc­ción por cuen­ta pro­pia, agro­pe­cua­rias y de po­zos pe­tro­le­ros), otros ac­ti­vos fi­jos (+3,2%) y equi­po de trans­por­te (+2,4%) gra­cias a que el equi­po de trans­por­te im­por­ta­do com­pen­só la ba­ja en el equi­po de trans­por­te na­cio­nal.

Es im­por­tan­te des­ta­car que la suba de la inversión es ex­pli­ca­da en un 46% por ma­qui­na­ria y equi­po, en un 40% a cons­truc­cio­nes; y el 14% al res­to.

Por el lado de los sec­to­res pro­duc­ti­vos, la pes­ca pre­sen­tó el ma­yor in­cre­men­to (+14,3%) de­bi­do a la ba­ja ba­se de com­pa­ra­ción que de­jó la ma­la per­for­man­ce del ca­la­mar illex en 2016. Las pro­vin­cias que pre­sen­ta­ron subas en los des­em­bar­ques de cap­tu­ras ma­rí­ti­mas en 2017 fue­ron Chubut (+36,6%) y San­ta Cruz (+16,9%).

Lue­go se ubi­ca la cons­truc­ción con un cre­ci­mien­to del +10,4%, trac­cio­na­da por los cré­di­tos UVA y la obra pú­bli­ca. Con res­pec­to a es­ta úl­ti­ma pue­de se­ña­lar­se que el con­su­mo de as­fal­to cre­ció +74,6% y el ce­men­to a gra­nel un +25,3% con­tra el +4,8% del ce­men­to en bol­sa. Es­te di­fe­ren­cial mues­tra que la obra pú­bli­ca es mu­cho más dinámica que la pri­va­da.

La in­ter­me­dia­ción financiera se ex­pan­dió +5,1% don­de se pue­de men­cio­nar una suba real de apro­xi­ma­da­men­te +9% pa­ra los de­pó­si­tos y del +11,3% pa­ra los prés­ta­mos. Lo sigue la agri­cul­tu­ra, ga­na­de­ría, ca­za y sil­vi­cul­tu­ra con un au­men­to del 3,9% gra­cias a las ma­yo­res co­se­chas de gi­ra­sol (+18,2%), maíz (+24,4%), tri­go (+62,8%) y un ma­yor stock de bo­vi­nos (+1,4%).

Las ac­ti­vi­da­des in­mo­bi­lia­rias, em­pre­sa­ria­les y de al­qui­ler mos­tra­ron una ex­pan­sión del +3,2% gra­cias a la eli­mi­na­ción del ce­po cam­bia­rio y los cré­di­tos hi­po­te­ca­rios UVA. Las es­cri­tu­ras en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res cre­cie­ron +23,9% in­ter­anual y en la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res la suba al­can­zó al +40,9%.

Un +2,8% cre­ció la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra en 2017, aun­que hay ga­na­do­res y per­de­do­res. En­tre los sec­to­res con ma­yor apor­te subie­ron ali­men­tos y be­bi­das (+0,3%), fa­bri­ca­ción de me­ta­les co­mu­nes (+13,5%), fa­bri­ca­ción de ma­qui­na­ria y equi­po (+14,3%), fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos ela­bo­ra­dos de me­tal (+12,7%), ela­bo­ra­ción de pro­duc­tos de cau­cho y plás­ti­co (+1%), pro­duc­tos mi­ne­ra­les no me­tá­li­cos (+6,5%) y vehícu­los au­to­mo­to­res, re­mol-

En 2019, año elec­to­ral, vol­ve­ría la po­lí­ti­ca fis­cal cor­to­pla­cis­ta más ex­pan­si­va de in­cen­ti­va­ción de la de­man­da agre­ga­da.

ques y se­mi­rre­mol­ques (+11,2%), que en con­jun­to apor­tan el 57,7% de la in­dus­tria.

En sen­ti­do con­tra­rio, dis­mi­nu­ye­ron la fa­bri­ca­ción de sus­tan­cias y pro­duc­tos quí­mi­cos (-1%), fa­bri­ca­ción de pren­das de ves­tir (-5,7%), fa­bri­ca­ción de co­que y pro­duc­tos de la re­fi­na­ción del pe­tró­leo (-1%) que en­tre los tres re­pre­sen­tan el 21,4% de la ac­ti­vi­dad in­dus­trial.

Con una va­ria­ción del +2,7% se en­cuen­tra el sec­tor de trans­por­te y co­mu­ni­ca­cio­nes cu­ya per­for­man­ce obe­de­ce a una ma­yor co­rrien­te de bie­nes del sec­tor agrí­co­la, que per­mi­tió una ex­pan­sión del +4,3% en el trans­por­te mien­tras que co­mu­ni­ca­cio­nes cre­ció +1,1%. El co­mer­cio cre­ció +2,6% don­de pue­de se­ña­lar­se que las ventas en los ca­na­les ma­yo­ris­tas y los pa­ten­ta­mien­tos com­pen­sa­ron las caí­das en su­per­mer­ca­dos y shop­pings.

Los ser­vi­cios so­cia­les y de sa­lud au­men­ta­ron +2% con subas en la sa­lud pri­va­da (+2,4%) y pú­bli­ca (+1%). Ho­te­les y res­tau­ran­tes mos­tró una va­ria­ción po­si­ti­va del +1,8% con una ex­pan­sión en las pla­zas ocu­pa­das que per­mi­tió una va­ria­ción en los ho­te­les del +4,6% mien­tras los res­tau­ran­tes, ba­res y can­ti­nas se ex­pan­die­ron +1,1%.

Las ac­ti­vi­da­des de ser­vi­cios co­mu­ni­ta­rias, so­cia­les y per­so­na­les subie­ron +1,3% gra­cias al au­men­to en sa­nea­mien­to, eli­mi­na­ción de des­per­di­cios y aguas re­si­dua­les (+1,7%), aso­cia­cio­nes (+1,4%) y ser­vi­cios cul­tu­ra­les y de­por­ti­vos (+1,1%). Los cre­ci­mien­tos en la edu­ca­ción pri­va­da (+2,1%) y pú­bli­ca (+0,8%) per­mi­tie­ron que la en­se­ñan­za au­men­te 1,1% en 2017.

Fi­nal­men­te, la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca y de­fen­sa pre­sen­tó un le­ve in­cre­men­to del 0,2%. Úni­ca­men­te tres sec­to­res mos­tra­ron con­trac­cio­nes en el 2017. El ser­vi­cio do­més­ti­co se re­du­jo -0,6%; elec­tri­ci­dad, gas y agua-1,1% ya que la suba en la cap­ta­ción, de­pu­ra­ción y dis­tri­bu­ción de agua no lo­gró com­pen­sar las caí­das en ener­gía eléc­tri­ca y gas.

Por úl­ti­mo, afec­ta­do por la ex­trac­ción de pe­tró­leo, la ex­plo­ta­ción de mi­nas y can­te­ras ca­yó -3,4%.

El arras­tre es­ta­dís­ti­co pa­ra 2018 que de­ja el 2017 es del +1,2% y nues­tra pri­me­ra es­ti­ma­ción pa­ra 2018 es de un cre­ci­mien­to del 2% y el mis­mo tie­ne in­cor­po­ra­do só­lo en par­te el efec­to de la se­quía. Con res­pec­to a es­to úl­ti­mo la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Ai­res es­ti­mó caí­das del 31,3% en so­ja, 9,4% en sor­go y 17,9% en maíz. Igual­men­te, hay que ver la dinámica de otros sec­to­res pa­ra con­tem­plar la po­si­bi­li­dad de que es­te efec­to ne­ga­ti­vo se com­pen­se. To­da­vía es pre­ma­tu­ro pa­ra te­ner un jui­cio de va­lor más de­fi­ni­ti­vo. Con­ti­núa agra­ván­do­se el es­ce­na­rio con fal­ta de llu­vias en va­rias se­ma­nas en la re­gión NEA. El ma­yor ries­go se fo­ca­li­za en el po­si­ble cor­ta­do del lle­na­do de grano que acen­tua­ría la caí­da en su pe­so, y que jun­to al abor­to de vai­nas y reab­sor­ción de gra­nos son los fac­to­res crí­ti­cos de es­ta cam­pa­ña.

Pa­ra el maíz se es­pe­ran 9 mi­llo­nes de to­ne­la­das menos que en la pro­yec­ción de sep­tiem­bre de 2017. La si­tua­ción se vio agra­va­da por la fal­ta de llu­vias du­ran­te el pe­río­do crí­ti­co de los lo­tes de maíz tar­dío, y res­ta eva­luar el im­pac­to en la úl­ti­ma eta­pa del lle­na­do de grano.

DUJOVNE. El mi­nis­tro de Ha­cien­da lu­ce sa­tis­fe­cho con los números del PBI, pe­ro to­da­vía fal­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.