Osa­ka

Fortuna - - Turismo -

Con el Shin­kan­se, en menos de tres ho­ras se lle­ga a Osa­ka des­de la capital de Ja­pón. Es la ter­ce­ra ciu­dad más gran­de, lue­go de To­kio y Yo­koha­ma, y uno de los centros in­dus­tria­les y puer­tos más im­por­tan­tes. Es­tu­ve dos días vi­si­tán­do­la.

Sa­lien­do de la es­ta­ción prin­ci­pal se en­cuen­tra la zo­na de Ume­da, el cen­tro ad­mi­nis­tra­ti­vo y fi­nan­cie­ro. Allí se en­cuen­tra el Ume­da Sky Buil­ding, un ras­ca­cie­los fu­tu­ris­ta de 173 me­tros de al­to y des­de el que se dis­fru­ta una vis­ta es­pec­ta­cu­lar de 360°. Des­de allí se ve el ex­tra­ño edificio TKP, por don­de pa­sa, li­te­ral­men­te por el me­dio, una lí­nea de tren. In­só­li­to, pe­ro real. El Cas­ti­llo, to­tal­men­te re­no­va­do, tie­ne uno de los jar­di­nes más her­mo­sos de to­do Ja­pón. El con­tras­te en­tre el blan­co de sus pa­re­des, los de­ta­lles do­ra­dos y las pie­dras so­bre el que fue le­van­ta­do lo ha­ce una vi­si­ta obli­ga­da. Otra de las zo­nas pa­ra ca­mi­nar es la de Ten­no­ji, don­de es­tán los tem­plos bu­dis­tas Shi­tenno-ji y el Iss­hin­ji. Es re­co­men­da­ble en­trar a am­bos. A po­cos me­tros de ahí es­tá Shin­se­kai, un ba­rrio que fue fu­tu­ris­ta pe­ro que hoy pa­re­ce que­da­do en los 50s. Ahí es­tá la to­rre Tsu­ten­ka­ku, co­no­ci­da co­mo la to­rre Hi­ta­chi, uno de los sím­bo­los de la ciu­dad. Los res­tau­ran­tes tie­nen una de­co­ra­ción muy par­ti­cu­lar.

Sin lu­gar a du­das, es Do­ton­bo­ri el prin­ci­pal atrac­ti­vo de Osa­ka. Un pe­que­ño ca­nal, al que lo cru­zan va­rios puen­tes, es el com­ple­men­to de cien­tos de neo­nes y leds que de­co­ran las fa­cha­das de los edificios y res­tau­ran­tes de la zo­na. Ahí es­tá el fa­mo­so Gli­co Man, el gi­gan­te atle­ta de neón que fue le­van­ta­do a me­dia­dos de los 30s. Lo me­jor es re­co­rrer es­ta zo­na an­tes del atar­de­cer, así se dis­fru­ta có­mo se va apa­gan­do la ciu­dad y có­mo, de re­pen­te, se en­cien­den las mi­les de lu­ces que le dan un co­lo­ri­do úni­co a la zo­na.

SHIN­SE­KAI. El ba­rrio re­tro, que su­po ser fu­tu­ris­ta, y la ex­tra­va­gan­te de­co­ra­ción de sus res­tau­ran­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.