Ger­mán Fe­rro “El mo­de­lo económico de Ma­cri que­dó da­ña­do”

El di­rec­tor de la Maestría de Ne­go­cios de la Uce­ma ase­gu­ra que la ges­tión de Cam­bie­mos per­dió dos años y que el “cim­bro­na­zo fi­nan­cie­ro” le pe­ga­rá de lleno al crecimiento. Por qué no res­ca­ta na­da de la ges­tión eco­nó­mi­ca.

Fortuna - - Sumario - GER­MáN FER­MO*

El di­rec­tor de la Maestría de Ne­go­cios de la Uce­ma ase­gu­ra que Cam­bie­mos per­dió dos años y que el “cim­bro­na­zo fi­nan­cie­ro” le pe­ga­rá de lleno al crecimiento. Por qué no res­ca­ta na­da de la ges­tión eco­nó­mi­ca ac­tual.

Hay quie­nes mi­ran más allá de lo evi­den­te, los que tie­nen la ca­pa­ci­dad de leer las se­ña­les que en­vía el mer­ca­do. Ger­mán Fer­mo, di­rec­tor de la Maestría de Ne­go­cios de la Uce­ma, se ano­ta en la lis­ta de aque­llos que ad­vir­tie­ron lo in­con­sis­ten­te del programa económico mu­cho an­tes de que la na­ve­ga­ción tran­qui­la de la eco­no­mía ar­gen­ti­na in­gre­sa­ra en la vo­rá­gi­ne de la co­rren­ta­da cam­bia­ra.

En la pan­ta­lla de su compu­tado­ra la lí­nea del Ries­go País mar­ca una preo­cu­pan­te pa­rá­bo­la as­cen­den­te. El cim­bro­na­zo fi­nan­cie­ro no só­lo azu­zó la es­ca­la­da del dó­lar, sino que ade­más tum­bó ac­cio­nes y bo­nos. Y dis­pa­ró la com­pra de se­gu­ros con­tra de­fault. Una es­pe­cie de Dé­ja vu, una pe­lí­cu­la re­pe­ti­da has­ta el har­taz­go.

FOR­TU­NA: ¿Qué des­nu­dó la cri­sis cam­bia­ria en tér­mi­nos de go­bierno?

FER­MO: So­mos va­rios los que ve­nía­mos mar­can­do las inconsistencias que te­nía el Go­bierno. Una co­sa que me sor­pren­dió fue em­pe­zar a es­cu­char a al­gu­nos re­fe­ren­tes de Cam­bie­mos que le di­cen a los ar­gen­ti­nos que es­ta­mos fun­di­dos. No lo había es­cu­cha­do nun­ca. Es una lás­ti­ma que el pre­si­den­te Ma­cri no se lo ha­ya contado a la población cuan­do co­men­zó su ges­tión. Se equi­vo­có rotundamente. ¿Cuál fue el plan? Fue ge­ne­rar la sen­sa­ción de que es­ta­ba to­do bien. Sa­lió mal, per­di­mos dos años y el go­bierno no

“Fue tan enor­me el des­ma­ne­jo que hi­cie­ron el Ban­co Cen­tral y el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da que mu­chos se asus­ta­ron”.

tie­ne el em­pu­je de ex­pec­ta­ti­va que te­nía al co­mien­zo.

FOR­TU­NA: ¿El sin­ce­ra­mien­to lle­gó tar­de?

FER­MO: A mi­tad de ca­mino ve­mos un sin­ce­ra­mien­to, un go­bierno que en las prin­ci­pa­les va­ria­bles ma­cro­eco­nó­mi­cas no avan­zó en na­da con res­pec­to a la ges­tión an­te­rior. Te­ne­mos una in­fla­ción pa­re­ci­da, un PBI per cá­pi­ta levemente in­fe­rior, un stock de deu­da que au­men­tó, una eco­no­mía que no pue­de cre­cer sos­te­ni­da­men­te. Si qui­sie­ra en­con­trar co­sas bue­nas en la ges­tión eco­nó­mi­ca, real­men­te no las en­cuen­tro. Cual­quier eco­no­mis­ta ra­zo­na­ble hu­bie­ra sa­ca­do el ce­po y re­suel­to el de­fault. Sa­can­do eso no hay mu­cho más.

FOR­TU­NA: ¿Có­mo se­gui­rá to­do es­to en lo económico, pe­ro tam­bién en lo político?

FER­MO: Que­da­ron muy de­bi­li­ta­dos po­lí­ti­ca­men­te lue­go de la co­rri­da cam­bia­ria y no sub­es­ti­ma­ría lo que el pe­ro­nis­mo pue­de ha­cer. Un año y me­dio en la Ar­gen­ti­na son cien años. Si el pe­ro­nis­mo se or­ga­ni­za en torno a un lí­der ca­ris­má­ti­co que sue­ne ra­zo­na­ble, con al­gún mi­nis­tro ra­zo­na­ble, me gus­ta­ría ver có­mo ter­mi­na esa elec­ción el año que vie­ne. Se me­tie­ron so­los en es­to. Ga­na­ron una elec­ción de ma­ne­ra con­tun­den­te ha­cia sie­te me­ses. Una co­sa que me in­dig­nó y me sor­pren­dió es que a par­tir de esa vic­to­ria po­drían ha­ber im­pul­sa­do un cam­bio más ju­ga­do. En cam­bio, re­do­bla­ron el po­pu­lis­mo, se tor­na­ron más ob­tu­sos. Ahí sur­gió un pa­que­te de me­di­das co­mo el de ren­ta fi­nan­cie­ra, un pa­que­te fis­cal que fue la na­da mis­ma, lue­go la con­fe­ren­cia de pren­sa del 28 de di­ciem­bre, más tar­de arran­ca el año y lle­ga el au­men­to de ta­ri­fas, la re­for­ma la­bo­ral fue na­da, no sa­lía la ley de mer­ca­do de ca­pi­ta­les… Se ar­mó un com­bo enor­me y afue­ra se ar­mó la idea de que es­tos pi­bes son ab­so­lu­ta­men­te in­via­bles. Y ter­mi­na­mos, tras 10 días de lo­cu­ra, en el Fondo Mo­ne­ta­rio.

FOR­TU­NA: ¿Había in­ge­nui­dad en la idea de fi­nan­ciar un gra­dua­lis­mo de ocho años con prés­ta­mos ex­ter­nos?

FER­MO: To­tal­men­te. Te­nía­mos que cre­cer muy fuer­te du­ran­te mu­chos años pa­ra que es­to tu­vie­ra al­gu­na chan­ce de con­ver­ger. Y eso no va a pa­sar de aho­ra en ade­lan­te. Es­tos cam­bios le van a pe­gar al crecimiento. El prin­ci­pal ca­ba­llo de batalla de to­do es­to era el crecimiento y no lo ten­dre­mos. El mo­de­lo que­dó da­ña­do en su esen­cia bá­si­ca, por eso re­cu­rrie­ron a un prés­ta­mo de emer­gen­cia que sor­pren­dió al mun­do en­te­ro.

FOR­TU­NA: ¿Hu­bo pre­ci­pi­ta­ción en la de­ci­sión de acu­dir al FMI en busca de res­ca­te?

FER­MO: Creo que se asus­ta­ron. Fue tan enor­me el des­ma­ne­jo que hi­cie­ron el Ban­co Cen­tral y el Mi- nis­te­rio de Ha­cien­da, por­que na­die ti­ra­ba una me­di­da ju­ga­da ni tran­qui­li­za­ba al mer­ca­do. Pa­sa­ron días sin que na­die ha­bla­ra. Se asus­ta­ron y pen­sa­ron que ne­ce­si­ta­ban una va­lla de con­ten­ción, por eso fue­ron al Fondo.

FOR­TU­NA: Aho­ra ven­drá el ajus­te tan te­mi­do.

FER­MO: Una par­te del ajus­te ya se hi­zo. Con la de­va­lua­ción nos li­cua­ron el sa­la­rio real un 25% a to­dos en una se­ma­na. Eso es un ajus­te. Aho­ra ven­drá el FMI y pe­di­rá un sendero fis­cal más agre­si­vo. Bien­ve­ni­do sea si es ese el ca­so, lo

“Quie­ro pen­sar que in­ten­ta­rán re­sol­ver la si­tua­ción. Pe­ro que el FMI nos ven­ga a res­ca­tar es una pé­si­ma se­ñal”

ne­ce­si­ta­mos. Ba­jar el gas­to del 3,2 al 2,7% del PBI es na­da, el ajus­te tie­ne que ser mu­cho más fuer­te. Ahí se con­tra­po­ne con es­te men­sa­je de fe y es­pe­ran­za. Ha­ce un mes, cuan­do Ma­cri anun­ció la ba­ja de la po­bre­za, di­jo que lo peor ya había pa­sa­do. Lo peor no tie­ne por­qué ha­ber pa­sa­do. Es­te cim­bro­na­zo ten­dría que des­per­tar­nos.

FOR­TU­NA: En es­ta Ar­gen­ti­na de los vai­ve­nes, ¿el ries­go es que otra op­ción po­lí­ti­ca asu­ma que la sa­li­da no pa­sa por la aus­te­ri­dad sino por el gas­to?

FER­MO: Si vie­ne otro go­bierno con esa idea, pri­me­ro va a te­ner que de­faul­tear. No van a po­der ha­cer­lo. ¿Qué otra for­ma hay? Es­te go­bierno ago­tó el mer­ca­do de deu­da en dos años. El Fondo va a pres­tar un po­co, por un ra­to y con­di­cio­na­do. Si no hay que ir al mer­ca­do de pe­sos y se va a sa­tu­rar, con lo cual se en­tra­ría en un pro­ce­so de in­fla­ción al­tí­si­ma. Gas­tar de más no es la al­ter­na­ti­va. Me en­can­ta­ría cre­cer al 5% anual, pe­ro to­do es­to le va a pe­gar al crecimiento. Por lo

tan­to nos va­mos a en­con­trar con una Ar­gen­ti­na con es­ca­sa ca­pa­ci­dad pa­ra cre­cer, que per­dió cre­di­bi­li­dad fren­te al mun­do, un go­bierno que per­dió apo­yo político y al cual se le pin­chó el men­sa­je de fe­li­ci­dad. Me pa­re­ce que van a tra­tar de usar el Fondo pa­ra en­ca­mi­nar la co­sa rum­bo a las elec­cio­nes del 2019. Si al­go en­ten­dí de es­te go­bierno es que no vi­nie­ron a cam­biar na­da.

FOR­TU­NA: ¿Có­mo se des­mon­ta el me­ca­nis­mo de las Le­bac?

FER­MO: Las Le­bac si­guen es­tan­do ahí. Ten­dría que ha­ber con­ver­sa­cio­nes con los ban­cos pa­ra ver si hay una po­si­bi­li­dad de ha­cer un swap vo­lun­ta­rio por otra cla­se de ins­tru­men­tos. Por ejem­plo, un bono muy lar­go en pe­sos que sa­que la pre­sión de cor­to pla­zo pa­ra no des­cal­zar­les el li­bro. Cam­biar du­ra­tion cor­ta por du­ra­tion lar­ga se­ría im­por­tan­te, pe­ro hay que ha­blar. El Ban­co Cen­tral tie­ne que ne­go­ciar con la in­dus­tria fi­nan­cie­ra y ver qué cla­se de ac­ti­vo po­dría com­pen­sar un swap. Lle­gó un pun­to en el cual el Go­bierno tie­ne que ne­go­ciar con di­ver­sos ac­to­res, y esos ac­to­res tie­nen que per­mi­tir que ha­ya so­lu­cio­nes. De lo con­tra­rio va­mos a te­ner un es­tran­gu­la­mien­to com­pli­ca­do. Te­ne­mos un pro­ble­ma serio y nos ti­ra­ron una so­ga. Aho­ra hay que re­cal­cu­lar to­do.

FOR­TU­NA: ¿El es­ce­na­rio pue­de em­peo­rar?

FER­MO: To­tal­men­te, pue­de ir peor. Quie­ro pen­sar que in­ten­ta­rán re­sol­ver­lo. Que el FMI nos ven­ga a res­ca­tar es una pé­si­ma se­ñal. Veo de­ma­sia­do triun­fa­lis­mo. ¿Qué fes- te­jan? Fue­ron a pe­dir un prés­ta­mo de úl­ti­ma ins­tan­cia al Fondo, y pun­to.

FOR­TU­NA: El FMI no fi­nan­cia­rá el gra­dua­lis­mo.

FER­MO: No. Es­to ni si­quie­ra fue gra­dua­lis­mo. Es­to fue la len­ta exa­cer­ba­ción de los pro­ble­mas. No fue una len­ta me­jo­ra. Es­tán len­ta­men­te em­peo­ran­do los nú­me­ros. Es­tá mal plan­tea­do el mo­de­lo. No es­toy con­ven­ci­do de que ven­drá un cam­bio im­por­tan­te, no es­tá en el ADN del pre­si­den­te ni de su equi­po. Creo que vi­nie­ron a gas­tar, a crear la sen­sa­ción de bie­nes­tar a par­tir del gas­to y a vio­lar res­tric­cio­nes.

FOR­TU­NA: ¿El mar­gen so­cial

“No es­toy con­ven­ci­do de que ven­drá un cam­bio im­por­tan­te, no es­tá en el ADN del Pre­si­den­te ni de su equi­po”.

pa­ra rea­li­zar un ajus­te se­ve­ro es real o se ha con­ver­ti­do en una mu­le­ti­lla?

FER­MO: Creo que es más una mul­ti­lla. Aún cuan­do esa res­tric­ción es cier­ta, hay que en­ca­rar­la. Sino ya ve­mos cuál es la res­pues­ta del mer­ca­do. Se­guir pa­tean­do la pe­lo­ta ha­cia ade­lan­te lo que ha­ce es au­men­tar el pro­ble­ma. Des­pués de to­do es­to ten­dría­mos que ser cons­cien­tes de lo bru­tal que pue­de ser un ajus­te de mer­ca­do cuan­do ocu­rre. Es­to fue una mues­tra mí­ni­ma. Hay que pe­gar un vo­lan­ta­zo ya mis­mo.

FOR­TU­NA: ¿La reac­ción del Ban­co Cen­tral fue tar­día?

FER­MO: Vino in­ter­vi­nien­do en for­ma alea­to­ria, has­ta que sa­lió a ju­gar fuer­te ofre­cien­do u$s 5.000 mi­llo­nes. Pe­ro ya te­nía co­mo res­pal­do el prés­ta­mo del FMI, y así to­dos so­mos gua­pos. Y así y to­do, las co­sas no es­tán cla­ras. ¿Cuál es la re­gla mo­ne­ta­ria que ten­dre­mos? Si­go sin en­ten­der­la. Si se si­gue ba­san­do en la mon­ta­ña de Le­bac, no en­ten­di­mos na­da. En una co­sa le doy la de­re­cha al Cen­tral, des­de Ha­cien­da no hay nin­gu­na com­ple­men­ta­rie­dad re­la­ti­va al sendero fis­cal. El Ban­co Cen­tral no pue­de so­lo. El mis­mo Ban­co Cen­tral, por su ma­ne­jo erró­neo, creó una cri­sis cam­bia­ria. Siem­pre co­rrió de atrás. Si no se com­ple­men­ta con me­di­das, la tran­qui­li­dad del mer­ca­do se­rá efí­me­ra.

FOR­TU­NA: ¿Cam­bia­ría el equi­po económico?

FER­MO: Ten­dría que ha­ber un re­cam­bio to­tal del Ban­co Cen­tral, del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da y de la jefatura de Ga­bi­ne­te. El Go­bierno en­fren­ta una cri­sis de cre­di­bi­li­dad y es­ta gen­te fue la que lo lle­vó a la cri­sis. Eso se­ría un shock y pa­ra re­cu­pe­rar la cre­di­bi­li­dad hay que shoc­kear al mer­ca­do con ca­ras nue­vas y plan nue­vo. Ha­bría que dar­le al mi­nis­tro el po­der ne­ce­sa­rio pa­ra que pue­da tra­ba­jar co­mo mi­nis­tro. La si­lla del mi­nis­tro de

“Per­di­mos dos años y el go­bierno de Ma­cri no tie­ne el em­pu­je de ex­pec­ta­ti­vas que te­nía al co­mien­zo de su man­da­to”. “Pue­de ser que tra­ten de usar al Fondo Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal pa­ra en­ca­mi­nar la co­sa rum­bo a las elec­cio­nes de 2019”.

Eco­no­mía es pi­can­te en es­te país.

FOR­TU­NA: ¿Có­mo vis­lum­bra el fu­tu­ro?

FER­MO: Si en­de­re­zan es­to ha­brá un se­gun­do pe­río­do de Ma­cri, sin ac­ce­so al mer­ca­do mun­dial de cré­di­to y con las ta­sas in­ter­na­cio­na­les su­bien­do. Se­rá com­pli­ca­do. Yo creía que to­do es­to que pa­sa aho­ra po­día lle­gar a ocu­rrir en el 2020. Me sor­pren­dió que ocu­rrie­ra aho­ra. El prin­ci­pal mo­ti­vo no fue la suba de la ta­sa de la Fed, sino nues­tra in­ca­pa­ci­dad pa­ra ge­ne­rar con­sen­sos fis­ca­les. Por pri­me­ra vez du­dan de nues­tra sol­ven­cia.

CRí­TI­CO. Ger­mán Fer­mo, di­rec­tor de la Maestría de Ne­go­cios de Uce­ma, fue uno de los pri­me­ros en re­mar­car las inconsistencias del ac­tual mo­de­lo económico.

EN PE­LI­GRO. Fer­mo afir­ma que el Go­bierno “es­tá em­peo­ran­do los nú­me­ros” eco­nó­mi­cos. Ase­gu­ra que no en­tien­de la po­lí­ti­ca de Stur­ze­neg­ger y le preo­cu­pa el re­gre­so al FMI por las con­se­cuen­cias so­cia­les que pue­de ha­ber.

PREO­CU­PA­CIóN. En su mano a mano con For­tu­na, Fer­mo de­jó en cla­ro que es ne­ce­sa­rio que ha­ya un cam­bio de rum­bo de ma­ne­ra urgente. Sin em­bar­go, du­da que es­to su­ce­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.