Con el B20, los em­pre­sa­rios sa­len, por fin, a la can­cha

El ti­tu­lar de la Co­pal asu­mió el rol de Chair del B20 y ar­ti­cu­la a los em­pre­sa­rios más im­por­tan­tes del país. La agen­da del even­to, que de­ri­va­rá en nor­mas y re­co­men­da­cio­nes “muy prác­ti­cas” pa­ra los lí­de­res del G20.

Fortuna - - Sumario -

El ti­tu­lar de la Co­pal, Da­niel Fu­nes de Rio­ja, ha­bló con For­tu­na so­bre su rol de Chair del B20 y so­bre có­mo ar­ti­cu­la a los em­pre­sa­rios más im­por­tan­tes del país. La agen­da del even­to, que de­ri­va­rá en nor- mas y re­co­men­da­cio­nes “muy prác­ti­cas” pa­ra los lí­de­res del G20.

Con sor­di­na, los equi­pos de tra­ba­jo del B20 pu­len el bo­rra­dor de lo que se­rá el do­cu­men­to fi­nal a pre­sen­tar­se en no­viem­bre an­te los Go­bier­nos in­te­gran­tes del G20. Se tra­ta, ni más ni me­nos, que de un cui­da­do di­se­ño de su­ge­ren­cias de po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y so­cia­les a po­ner­se en prác­ti­ca a me­diano y lar­go pla­zo.

Es la pri­me­ra vez que los em­pre­sa­rios lle­van ade­lan­te una ex­pre­sión de cla­se que su­pera los in­tere­ses estrictamente sec­to­ria­les. A la ca­be­za de es­ta mi­sión es­tá Da­niel Fu­nes de Rio­ja, de­sig­na­do Chair del B20, ade­más de ser vi­ce­pre­si­den­te 2ª de la UIA y ti­tu­lar de la Co­pal (Coor­di­na­do­ra de las in­dus- trias de pro­duc­tos ali­men­ti­cios).

FOR­TU­NA: ¿Cuál es la ven­ta­ja pa­ra Ar­gen­ti­na de par­ti­ci­par en el fo­ro del B20?

FU­NES DE RIO­JA: Uno tie­ne que re­cor­dar có­mo co­men­zó to­do es­to. Había un G20 des­de el ’99, pe­ro era de mi­nis­tros de Eco­no­mía. El nue­vo G20 to­mó for­ma en el 2008 y 2009 cuan­do se die­ron cuen­ta de que en­trá­ba­mos en una cri­sis fe­no­me­nal por la bur­bu­ja fi­nan­cie­ra, que iba a te­ner un im­pac­to muy gran­de en la eco­no­mía real des­de el pun­to de vis­ta del crecimiento, la in­ver­sión y el empleo. En­ton­ces de­ci­den ar­ti­cu­lar­lo a ni­vel de je­fes de Es­ta­do y de Go­bierno. Es un me­ca­nis­mo in­for­mal, no es ins­ti­tu­cio­nal. No tie­ne re­glas, tie­ne prác­ti­cas, pe­ro tie­ne un pe­so político re­le­van­te. Los or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les se aco­plan a es­te pro­ce­so que tie­ne la raíz en el G7, su am­plia­ción pa­ra lle­gar al 80% del pro­duc­to bru­to del mun­do, y des­de ahí, irra­diar efec­tos de de­ci­sión po­lí­ti­ca que no son man­da­to­rios pe­ro mar­can una ten­den­cia muy cla­ra. Si uno mira la sa­li­da de la cri­sis del 2008, cla­ra­men­te es­tu­vo in­fluen­cia­da por es­to y ate­nua­da en sus efec­tos por es­ta reali­dad.

FOR­TU­NA: El crecimiento de la

En

una nue­va edi­ción de los Co­lo­quios de For­tu­na, el jue­ves 5 de ju­lio a las 10 ho­ras en el She­ra­ton de Re­ti­ro, CABA, Da­niel Fu­nes de Rio­ja ex­pon­drá so­bre “B20 Ar­gen­ti­na 2018”. Mo­de­ra­rá Ceferino Reato. La en­tra­da es li­bre y gra­tui­ta.

or­ga­ni­za­ción fue no­ta­ble.

FU­NES DE RIO­JA: A par­tir de ahí to­ma con­ti­nui­dad y em­pie­za a ad­qui­rir cuer­po y so­bre to­do ma­yor par­ti­ci­pa­ción de cier­tos ac­to­res no es­ta­ta­les. Al pri­me­ro que llaman es al sin­di­ca­lis­mo, por la cri­sis de empleo que iba a ha­ber. Pe­ro rá­pi­da­men­te, en Wa­shing­ton, llaman al sec­tor em­pre­sa­rial. Y se va con­vir­tien­do en un gru­po de afi­ni­dad más, pe­ro fue el que más cre­ció. Pa­ra dar un ejem­plo, en el 2014 en Aus­tra­lia hu­bo 300 em­pre­sa­rios; en Tur­quía, 500 par­ti­ci­pan­tes; en Ale­ma­nia, 800; y no­so­tros te­ne­mos más de 1.200 ins­crip­tos. En­tre las re­glas no es­cri­tas es­tá que la par­ti­ci­pa­ción del país or­ga­ni­za­dor no de­be­ría ex­ce­der en­tre un 20 y un 30%. Hay un 27% de par­ti­ci­pa­ción de mu­je­res y un 34% de em­pre­sas me­dia­nas y pe­que­ñas.

FOR­TU­NA: ¿Cuá­les son los fac­to­res que im­pul­san una par­ti­ci- pa­ción mu­cho más ac­ti­va en la Ar­gen­ti­na?

FU­NES DE RIO­JA: En pri­mer lu­gar, que hi­ci­mos es­te pro­ce­so de apren­di­za­je pa­ra apren­der no­so­tros, pe­ro tam­bién pa­ra trans­mi­tir con­fian­za. En se­gun­do lu­gar, que le di­mos una gran aper­tu­ra con una

te­má­ti­ca que te­nía con­gruen­cia, no in­ven­ta­mos la pól­vo­ra. Se con­for­mó la agen­da más gra­vi­tan­te que había so­bre la me­sa. Ale­ma­nia in­sis­tía en el te­ma gé­ne­ro y en di­gi­ta­li­za­ción. Tam­bién hay un gran in­te­rés en Ma­cri. Y en ter­cer lu­gar, los cim­bro­na­zos de la si­tua­ción in­ter­na­cio­nal que fue­ron apa­re­cien­do.

FOR­TU­NA: ¿Có­mo se pa­ran an­te es­te nue­vo es­ce­na­rio? ¿Es­pe­ran cam­bios en las re­glas de jue­go co­mer­cia­les?

FU­NES DE RIO­JA: En sep­tiem­bre del año pa­sa­do es­tá­ba­mos en la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio y Mi­guel Ace­ve­do me in­vi­ta a una reunión. Allí me di­ce: no­so­tros va­mos a ir a la reunión mi­nis­te­rial de di­ciem­bre, es muy di­fí­cil el es­ce­na­rio en el mun­do co­mer­cial, van a ha­ber hos­ti­li­da­des cla­ras y te­ne­mos que de­fen­der los me­ca­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les y te­ne­mos que evi­tar que se rom­pa. De­be­mos usar el G20 co­mo me­ca­nis­mo de tran­si­ción por­que mu­cho no va a pa­sar. Lo que te­ne­mos que lo­grar es ge­ne­rar una tran­si­ción ha­cia el fu­tu­ro. Es­te men­sa­je lo to­ma­mos muy en cuen­ta. Es­toy con­ven­ci­do del mul­ti­la­te­ra­lis­mo. El uni­la­te­ra­lis­mo es pa­ra los gran­des o pa­ra los sui­ci­das. Fi­nal­men­te el mun­do mul­ti­la­te­ral es el que le per­mi­te a uno es­ta­ble­cer re­glas de jue­go es­ta­bles y te­ner una voz.

FOR­TU­NA: ¿Y có­mo se ubi­ca Ar­gen­ti­na en es­te con­tex­to?

FU­NES DE RIO­JA: Ar­gen­ti­na fue un ac­tor pa­si­vo. Pri­me­ro por­que no creía en la glo­ba­li­za­ción, en la mun­dia­li­za­ción, pe­ro es­to es un pro­ce­so, ya es un he­cho. El te­ma no es si hay

mun­dia­li­za­ción, el te­ma a dis­cu­tir es si es jus­ta y ra­zo­na­ble o no. En lo per­so­nal fui con­va­li­dan­do la idea de una glo­ba­li­za­ción jus­ta don­de te­nía­mos que par­ti­ci­par por­que as­pi­ra­mos a ser país desa­rro­lla­do. El te­ma es a qué as­pi­ra un país. Pa­ra ser desa­rro­lla­dos te­ne­mos que ser un país in­dus­tria­li­za­do. Hay que te­ner una

ba­se in­dus­trial que ge­ne­re y per­mi­ta agre­gar va­lor.

FOR­TU­NA: Es­to se da la mano con el po­ten­cial ar­gen­tino, ya que el agro apun­ta a la in­dus­tria­li­za­ción.

FU­NES DE RIO­JA: La pri­me­ra ola de re­clu­ta­mien­to fue post Ale­ma­nia, hu­bo in­te­rés de mu­chos pro­ta­go-

nis­tas por par­ti­ci­par. Le pe­di­mos a los ale­ma­nes que vi­nie­ran a Bue­nos Ai­res y en la Can­ci­lle­ría hi­ci­mos el tras­pa­so del man­do y yo fui nom­bra­do Chair del B20 y el Gru­po de los Seis es mi co Chair, y ac­tua­mos en per­fec­ta ar­mo­nía. Lo pri­me­ro que hay que de­cir es que en el B20 es­ta­mos tra­ba­jan­do en equi­po. Ar­gen­ti­na si quie­re en­trar en el mun­do, tie­ne que en­trar con las re­glas de jue­go in­ter­na­cio­na­les. Con la voz ar­gen­ti­na, pe­ro las re­glas de jue­go glo­ba­les. Uno pue­de ser muy ori­gi­nal so­lo si es Da­lí.

FOR­TU­NA: Los paí­ses desa­rro­lla­dos, co­mo Ale­ma­nia, tie­nen una agen­da su­pe­ra­do­ra. ¿Los te­mas que pre­sen­ta Ar­gen­ti­na son mu­cho más con­cre­tos?

FU­NES DE RIO­JA: Pe­ro en esa lí­nea, la del desa­rro­llo. Si ten­go que ver un país desa­rro­lla­do en el mun­do, de al­ta pro­duc­ti­vi­dad y muy fuer­te cohe­sión so­cial, in­de­pen­dien­te­men­te de otros pro­ble­mas que pue­da te­ner Eu­ro­pa, ese es Ale­ma­nia. Es el país me­nos da­ña­do por la cri­sis del 2008 y 2009. Hay un diá­lo­go so­cial y político muy ma­du­ro. Des­de el pun­to de vis­ta me­to­do­ló­gi­co y or­ga­ni­za­ti­vo hay dos

AL MUN­DO. Mau­ri­cio Ma­cri, fren­te a los mi­nis­tros de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res del G20 en la Ca­sa Rosada.

EN WA­SHING­TON. El equi­po ar­gen­tino que via­jó a la ca­pi­tal de Es­ta­dos Uni­dos en el mar­co del G20.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.