“ES DóN­DE HAY QUE ES­TAR”

Fortuna - - Nota De Tapa - GUS­TA­VO GARCíA Y CEFERINO REATO

FOR­TU­NA: ¿Ar­gen­ti­na tie­ne chan­ces de in­gre­sar a la OCDE (Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Económico) lue­go de ha­ber­le pe­di­do un res­ca­te al FMI?

FU­NES RIO­JA: Ha­ce tres años DE que en la OCDE se ha­ce el ple­na­rio in­ter­na­cio­nal del B20. No­so­tros ese te­ma lo tra­ba­ja­mos con el or­ga­nis­mo y va­mos a ir al ple­na­rio pa­ra apun­ta­lar la vi­sión de que Ar­gen­ti­na tie­ne que es­tar en la OCDE. Es­te es el club de los paí­ses de ma­yor desa­rro­llo y ahí es don­de yo quie­ro es­tar.

FOR­TU­NA: Hay una cues­tión vin­cu­la­da a la as­pi­ra­ción de es­tar, pe­ro el país aho­ra pre­sen­ta sus car­tas na­da me­nos que des­pués de ha­ber­le pe­di­do un sal­va­vi­das al Fondo.

FU­NES RIO­JA: De cual­quier ma­DE ne­ra, con los an­te­ce­den­tes que te­nía­mos, el asun­to tam­po­co era tan sen­ci­llo. Creo que aún en la for­ma en que ma­ne­je­mos es­te au­xi­lio in­ter­na­cio­nal fi­nan­cie­ro de emer­gen­cia, por­que hay una si­tua­ción de tur­bu­len­cia, los otros no ca­ye­ron tan­to por­que no­so­tros éra­mos más vul­ne­ra­bles, me pa­re­ce que ame­ri­ta ese tra­ta­mien­to. A tí­tu­lo per­so­nal, es­toy ab­so­lu­ta­men­te con­ven­ci­do de que la Ar­gen­ti­na tie­ne que en­trar en la OCDE y tie­ne que ha­cer las co­sas co­mo la OCDE las ha ca­pi­ta­li­za­do en fun­ción de la ex­pe­rien­cia de los paí­ses desa­rro­lla­dos. De los paí­ses desa­rro­lla­dos que no son só­lo los 7 gran­des, sino que hay 35 paí­ses que tie­nen de­ter­mi­na­da con­sis­ten­cia, don­de en­tra­ron Aus­tra­lia y Nue­va Ze­lan­da, que es­ta­ban muy atrás. Yo es­tu­ve con el pri­mer mi­nis­tro de Nue­va Ze­lan­da y le pre­gun­té có­mo hi­cie­ron cuan­do Gran Bre­ta­ña les sol­tó la mano. Y con­tes­tó: nos re­con­ver­ti­mos. Aho­ra fun­cio­nan co­mo un re­loj des­de el pun­to de vis­ta pro­duc­ti­vo y des­de el pun­to de vis­ta de sus di­ri­gen­tes.

hi­tos im­por­tan­tes en la cons­truc­ción del G20 y en el rol que to­mó el B20: Aus­tra­lia, don­de hu­bo una par­ti­ci­pa­ción mo­des­ta, y Ale­ma­nia des­de el pun­to de vis­ta de la me­to­do­lo­gía.

FOR­TU­NA: ¿Te­men un re­tro­ce­so ha­cia el pro­tec­cio­nis­mo a es­ca­la glo­bal?

FU­NES DE RIO­JA: Las po­lí­ti­cas dis­rup­ti­vas van en con­tra­rio con la ar­mo­ni­za­ción de po­lí­ti­cas en el G20. Por en­de a mí no me lla­ma la aten­ción que ha­ya­mos te­ni­do una ter­ce­ra ola de in­cor­po­ra­ción de em­pre­sas, hay más de 1.200 pa­ra es­te fo­ro del B20. Esa co­mu­ni­dad em­pre­sa­ria in­ter­na­cio­nal es­tá preo­cu­pa­da por es­tas dis­rup­cio­nes que en de­fi­ni­ti­va le qui­tan pre­vi­si­bi­li­dad al mun­do.

FOR­TU­NA: Ca­da vez que hay un cim­bro­na­zo, los em­pre­sa­rios se agru­pan, su­man más adep­tos.

FU­NES DE RIO­JA: Por lo vis­to sí. Los cim­bro­na­zos des­de el pun­to de vis­ta co­mer­cial o fi­nan­cie­ro lle­van a la ne­ce­si­dad de bus­car un pi­so co­mún de po­lí­ti­cas que le den pre­vi­si­bi­li­dad y es­ta­bi­li­dad al mun­do. En de­fi­ni­ti­va se tra­ta de es­to. La Ar­gen­ti­na to­mó las agen­das de los úl­ti­mos even­tos y se pre­gun­tó: ¿va­mos a in­ven­tar al­go? Hay te­mas que son clá­si­cos y ya vie­nen sien­do tran­si­ta­dos, y hay que pro­fun­di­zar­los, co­mo la transparencia. Hay que dar­le se­rie­dad a ese te­ma, y la re­gión tie­ne pro­ble­mas con es­to. Otro te­ma que es trans­ver­sal, com­pren­de a to­dos, es pe­que­ña em­pre­sa. No es­ta­mos ha­cien­do prác­ti­cas ima­gi­na­rias, es­ta­mos ela­bo­ran­do do­cu­men­tos y con­clu­sio­nes pa­ra in­fluir en la de­ci­sión de los 20. Es­to se­rá pa­ra no­viem­bre, y no so­la­men­te pa­ra que que­de una fra­se lin­da que nos re­fle­je. Queremos de­jar nor­mas, va­lo­res y le­ga­dos que sean muy cla­ros. No só­lo pa­ra el gran em­pre­sa­ria­do, sino pa­ra las py­mes.

FOR­TU­NA: Me­to­do­ló­gi­ca­men­te, el gru­po dis­cu­te, in­ter­cam­bia pun­tos de vis­ta. ¿Pa­ra oc­tu­bre es­ta­rá lis­to el do­cu­men­to?

FU­NES DE RIO­JA: En oc­tu­bre tie­ne que es­tar lis­to por­que te­ne­mos 30 días pa­ra dis­cu­tir­lo con el Go­bierno y ver qué es lo que va y qué no.

FOR­TU­NA: ¿El Go­bierno pue­de ba­jar­les un te­ma, que no sea pre­sen­ta­do en no­viem­bre du­ran­te la Cum­bre?

FU­NES DE RIO­JA: No. Nos pue­de de­cir ‘no le to­mo nin­gu­na de las re­co­men­da­cio­nes’ o ‘le to­mo to­das’. Igual­men­te, no só­lo va­mos a ha­cer fuer­za des­de acá. Ade­más de es­tas re­co­men­da­cio­nes, he­mos ido tes­tean­do los te­mas.

FOR­TU­NA: Tra­ba­jan so­bre te­mas prác­ti­cos co­mo la ali­men­ta­ción. Lue­go tie­nen que di­fun­dir­lo.

FU­NES DE RIO­JA: Por eso crea­mos un fo­ro de lí­de­res na­cio­na­les. Es­te no pue­de ser só­lo un pro­ble­ma de eli­tes em­pre­sa­ria­les. Es­to tie­ne que lle­gar aba­jo. Por eso fui­mos a Ro­sa­rio, lue­go a Sal­ta, Cór­do­ba, don­de hu­bo 800 em­pre­sa­rios reu­ni­dos pa­ra dis­cu­tir es­to. Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que si la glo­ba­li­za­ción no en­tra en el em­pre­sa­rio co­mún y en la gen­te co­mún, no hay po­si­bi­li­dad pa­ra Ar­gen­ti­na de en­trar al mun­do. Te­ne­mos un lu­gar en el G20, te­ne­mos una voz. Ar­gen­ti­na pu­so un te­ma so­bre la me­sa, que es fu­tu­ro ali­men­ta­rio sus­ten­ta­ble. Y no­so­tros lo que hi­ci­mos fue de­cir que pa­ra dis­cu­tir es­to tie­ne que in­vo­lu­crar­se al sec­tor pri­ma­rio y al sec­tor in­dus­trial. Acá

hay que agre­gar va­lor. No es que no va­ya­mos a ex­por­tar más com­mo­di­ties, pe­ro si les po­de­mos agre­gar va­lor, mu­cho me­jor.

FOR­TU­NA: ¿Es di­fí­cil la ta­rea de ba­jar­le al em­pre­sa­rio un men­sa­je su­pe­ra­dor cuan­do es­tá cha­po­tean­do en el ba­rro, tra­tan­do de sa­lir ade­lan­te?

FU­NES DE RIO­JA: Des­de que yo na­cí es­ta­mos cha­po­tean­do en el ba­rro. Lo que me en­can­ta­ría se­ría que la Ar­gen­ti­na no si­guie­ra cha­po­tean­do en el ba­rro, que no tu­vie­ra el 25 o 30% de po­bre­za, no tu­vie­ra el 35% de in­for­ma­li­dad la­bo­ral, tu­vié­ra­mos com­pe­ti­ti­vi­dad, una pro­duc­ti­vi­dad se­ria, un Es­ta­do efi­cien­te, mo­derno. A mí es­to no me cam­bia el es­ce­na­rio. Só­lo ha­cien­do to­dos los de­be­res uno evi­ta to­das es­tas os­ci­la­cio­nes co­mo país. Es­to es co­mo cuan­do una per­so­na es­tá dé­bil, en­ton­ces lo aga­rra un vien­to y se lo lle­va.

FOR­TU­NA: ¿La idea es có­mo apro­ve­char la glo­ba­li­za­ción des­de el pun­to de vis­ta y el pro­ta­go­nis­mo del em­pre­sa­rio?

FU­NES DE RIO­JA: Sí, es así. El pri­mer as­pec­to a de­cir es que nun­ca tu­vi­mos el es­pa­cio que la ini­cia­ti­va pri­va­da tie­ne en cual­quier país desa­rro­lla­do. Es­to nos da un es­pa­cio pa­ra te­ner­lo. His­tó­ri­ca­men­te o se ne­gó la par­ti­ci­pa­ción de la ini­cia­ti­va pri­va­da o se hi­zo un ma­ne­jo co­yun­tu­ral. Sin pro­yec­tos de me­diano o lar­go pla­zo.

FOR­TU­NA: Es co­mo si por pri­me­ra vez los em­pre­sa­rios to­ma­ran cons­cien­cia de la res­pon­sa­bi­li­dad que tie­nen co­mo cla­se.

FU­NES DE RIO­JA: Gru­pal­men­te. Qui­zás se­ría muy in­jus­to de­cir que no hay gen­te res­pon­sa­ble. Yo soy el me­nos im­por­tan­te de to­da es­ta gen­te, yo só­lo ar­ticu­lo. Soy un ar­ti­cu­la­dor de gen­te que es im­po­si­ble pen­sar que ten­ga el tiem­po que es­tá de­di­can­do pa­ra ha­cer es­to. El tiem­po y el es­fuer­zo económico, por­que es una ini­cia­ti­va pu­ra­men­te pri­va­da. Se cons­ti­tu­yó un fi­dei­co­mi­so en el Ban­co de Va­lo­res, no to­ca­mos un pe­so, lo ad­mi­nis­tra el fi­dei­co­mi­so. Hay una ex­ce­cu­ti­ve sher­pa, Ca­ro­li­na Cas­tro, que es la ad­mi­nis­tra­do­ra. Al­qui­la­mos unas ofi­ci­nas den­tro de la Unión In­dus­trial Ar­gen­ti­na. Yo

“Queremos de­jar nor­mas, va­lo­res y le­ga­dos que sean muy cla­ros. No só­lo pa­ra el gran em­pre­sa­ria­do, sino tam­bién pa­ra las Py­MEs”.

no soy fun­cio­na­rio pú­bli­co y es­toy ab­so­lu­ta­men­te ad ho­no­rem. Lo ha­go por­que es­toy con­ven­ci­do.

FOR­TU­NA: ¿Se cues­tio­na el rol del Es­ta­do des­de el sec­tor pri­va­do?

FU­NES DE RIO­JA: El rol del Es­ta­do pa­ra que sea un buen Es­ta­do. Te­ne­mos una opor­tu­ni­dad fan­tás­ti­ca. Acá te­ne­mos un Es­ta­do ele­fan­tiá­si­co o au­sen­te. A no­so­tros eso no nos in­tere­sa. Vi­nien­do de la in­dus­tria de la ali­men­ta­ción pue­do de­cir que ne- ce­si­ta­mos un Es­ta­do muy efi­cien­te, un Se­na­sa, una de­fen­sa de la com­pe­ten­cia. Es­to pa­ra ex­por­tar y pa­ra im­por­tar. Que no nos pon­gan ba­rre­ras por cual­quier co­sa. Es­to va a to­dos los pla­nos, in­clui­da la Jus­ti­cia. Sin una Jus­ti­cia rá­pi­da y efi­cien­te no hay se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca. To­do es­to re­quie­re de un Es­ta­do que no sea bo­bo. ¿Qué son es­tas re­co­men­da­cio­nes? Son re­co­men­da­cio­nes es­truc­tu­ra­les de me­diano y lar­go pla­zo. Aho­ra hay que to­mar­las e im­ple­men­tar­las, con un se­gui­mien­to. Por­que no es so­la­men­te ha­cer poe­sía. Sino que ha­ya po­si­bi­li­dad de im­ple­men­ta­ción, por lo tan­to tie­nen que ser con­cre­tas y sus­cep­ti­bles de se­gui­mien­to. Ver qué hi­cie­ron los del G20 con to­das es­tas co­sas. ¿Es fruc­tí­fe­ro o só­lo mu­si­cal­men­te agra­da­ble es­cu­char­lo? Es­to se tie­ne que trans­for­mar en po­lí­ti­cas de Es­ta­do. Por ejem­plo, el co­mer­cio su­fre un gran pro­ble­ma de uni­la-

te­ra­lis­mo y la OMC ne­ce­si­ta re­for­zar­se y ag­gior­nar­se, pe­ro es una en­ti­dad ne­ce­sa­ria.

FOR­TU­NA: Otro de los ejes plan­tea­dos por Ar­gen­ti­na es el del finan­cia­mien­to de obras de in­fra­es­truc­tu­ra.

FU­NES DE RIO­JA: En es­te pun­to el nú­cleo es que el sec­tor pri­va­do tie­ne que aso­ciar­se a la obra pú­bli­ca tam­bién a tra­vés del finan­cia­mien­to. La Par­ti­ci­pa­ción Pú­bli­co Pri­va­da no se da só­lo en la Ar­gen­ti­na, sino en el mun­do co­mo un me­ca­nis­mo que apa­re­ce pa­ra fi­nan­ciar. Si ha­bla­mos de eco­no­mía di­gi­tal, la di­gi­ta­li­za­ción va a es­tar en to­dos la­dos. La in­dus­tria 4.0 ya es­tá en la Ar­gen­ti­na a tra­vés de la in­dus­tria au­to­mo­triz y tie­ne que ir ha­cia otros sec­to­res. En ener­gía, ha­bla­mos de ener­gías lim­pias. Ese es un gran desafío pa­ra la Ar­gen­ti­na. En ali­men­ta­ción ve­mos que se in­ven­tan mu­chas ba­rre­ras pa­ra aran­ce­la­rias pa­ra nues­tros pro­duc­tos. En se­gun­do lu­gar, que el po­ten­cial hay que desa­rro­llar­lo al má­xi­mo y pa­ra eso de­be­mos te­ner ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción, ca­pa­ci­dad de in­dus­tria­li­za- ción y de ex­por­ta­ción. En edu­ca­ción, con es­te sis­te­ma educativo no ge­ne­ra­mos empleo. Pe­ro lo más gra­ve es lo si­guien­te: las em­pre­sas no traen tec­no­lo­gía por­que no hay mano de obra ca­li­fi­ca­da, en­ton­ces la po­nen en otro país que la ten­ga. Y el ope­ra­rio ar­gen­tino que se pre­pa­ró pa­ra eso mi­gra. For­ma­mos los re­cur­sos y mi­gran, y no en­tra la tec­no­lo­gía que ne­ce­si­ta­mos pa­ra un país que tie­ne vo­ca­ción in­dus­tria­lis­ta.

FOR­TU­NA: ¿Se es­tá dan­do ese de­ba­te en el Go­bierno?

FU­NES DE RIO­JA: Lo es­tán dan­do los go­bier­nos y lo es­ta­mos dan­do no­so­tros. Y no­so­tros te­ne­mos que con­ven­cer a nues­tro go­bierno de que es­to ten­ga car­ne en las con­clu­sio­nes. En cuan­to al rol de la pe­que­ña em­pre­sa, ge­ne­ra en­tre el 60 y el 90% del empleo en el mun­do. Ar­gen­ti­na, ade­más y por la de­for­ma­ción del Es­ta­do, tie­ne un ex­ce­so de 1 mi­llón de em­plea­dos pú­bli­cos. Aho­ra, ¿dón­de van a ir? Van a te­ner que ir a esas pe­que­ñas em­pre­sas a las que hay que ha­cer­las for­mar par­te de las ca­de­nas de va­lor, trans­pa­ren­tes, sustentables. Pa­ra es­to hay que ge­ne­rar el puen­te en­tre edu­ca­ción y empleo, en­tre la so­cie­dad y la em­pre­sa. Hoy no hay una va­lo­ra­ción po­si­ti­va de la ini­cia­ti­va pri­va­da. El G20 es un vehícu­lo, y la in­fluen­cia del B20 es cla­ve por­que se ha con­ver­ti­do en el gru­po más im­por­tan­te y te­ne­mos que ha­cer oír nues­tra voz.

FOR­TU­NA: ¿Us­ted cree que el re­sul­ta­do de los dis­tin­tos gru­pos de tra­ba­ja po­drá tra­du­cir­se en re­co­men­da­cio­nes con­cre­tas pa­ra el Go­bierno, co­mo por ejem­plo pau­tar ni­ve­les má­xi­mos de tri­bu­ta­ción en ca­da uno de los ni­ve­les del Es­ta­do?

FU­NES DE RIO­JA: El te­ma fis­cal no es­tá, no lo pu­sie­ron en la agen­da. Por en­de, no lo po­de­mos po­ner no­so­tros. Lo he­mos plan­tea­do a ni­vel na­cio­nal. Lo que sí es­tá es cuál es el en­torno fa­vo­ra­ble pa­ra crear em­pre­sas y empleo. Un Es­ta­do efi­cien­te, un or­de­na­mien­to

le­gal que ge­ne­re se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca, con un es­que­ma de in­de­pen­den­cia de po­de­res, que es al­go cen­tral. Ade­más, una con­ti­nui­dad de po­lí­ti­cas de Es­ta­do, res­pe­to a la ini­cia­ti­va pri­va­da, ob­via­men­te a los de­re­chos hu­ma­nos, un sis­te­ma tri­bu­ta­rio que sea un ali­cien­te a la in­ver­sión.

FOR­TU­NA: La edu­ca­ción es fun­da­men­tal.

FU­NES DE RIO­JA: La edu­ca­ción es cla­ve por­que pien­so que en la Ar­gen­ti­na hay que ha­cer una re­vo­lu­ción edu­ca­ti­va, no una evo­lu­ción. La Ar­gen­ti­na es un país con una prác­ti­ca de ano­mia fe­no­me­nal pro­duc­to de nues­tra he­te­ro­cul­tu­ra­li­dad. Yo pue­do cam­biar 18.000 le­yes y no las res­pe­ta na­die, y se­gui­mos igual. To­da­vía que­dan mu­chos re­sa­bios cor­po­ra­ti­vos. Creo que la di­gi­ta­li­za­ción de la eco­no­mía y es­ta nue­va for­ma de co­mu­ni­ca­ción es­tán ge­ne­ran­do nue­vos mo­dos de vin­cu­la­ción en­tre el tra­ba­ja­dor y la em­pre­sa. Ro­bert Reich, quien fue mi­nis­tro de Tra­ba­jo de Bill Clin­ton, de­cía que la se­gu­ri­dad de un empleo no es­tá en la in­dem­ni­za­ción, es­tá en las ha­bi­li­da­des. De al­gu­na ma­ne­ra es­ta­ba an­ti­ci­pan­do es­to que se vie­ne. El tra­ba­ja­dor con ca­pa­ci­da­des es un ca­pi­tal y hay que de­fen­der­lo. Si se va a otra em­pre­sa, mi­gra, es una pér­di­da. En al­gu­nos ca­sos se es­tá dan­do que los man­dan a en­tre­nar­se a al­gún la­do, pe­ro les ha­cen fir­mar un con­tra­to pa­ra que se que­de dos años en la com­pa­ñía.

FOR­TU­NA: ¿Y la legislación la­bo­ral?

FU­NES DE RIO­JA: Te­ne­mos una legislación la­bo­ral de la se­gun­da re­vo­lu­ción in­dus­trial y an­da­mos por la cuar­ta. No se sor­pren­dan del 35% de in­for­ma­li­dad. Aden­tro del Es­ta­do tam­bién ocu­rre, no só­lo en el sec­tor pri­va­do. El cos­to la­bo­ral es 3-2-1, más al­to que Bra­sil y en Mé­xi­co. Es­ta fór­mu­la in­di­ca que lo que en Ar­gen­ti­na cues­ta 3, en Bra­sil cues­ta 2 y en Mé­xi­co 1 en tér­mi­nos de cos­to la­bo­ral, no só­lo sa­la­rial. Un tra­ba­ja­dor con un suel­do de 100 pe­sos se lle­va a su ca­sa 70 y al em­plea­dor le cues­ta en­tre 150 y 200. Es­tas grie­tas afec­tan nues­tra com­pe­ti­ti­vi­dad.

“Nun­ca tu­vi­mos el es­pa­cio que la ini­cia­ti­va pri­va­da tie­ne en cual­quier país desa­rro­lla­do. Es­to nos da un es­pa­cio pa­ra te­ner­lo”.

EN LA MIRA. Fu­nes de Rio­ja afir­ma que su ob­je­ti­vo es que la Ar­gen­ti­na lo­gre in­gre­sar al se­lec­to gru­po que es­tán den­tro de la OCDE.

ACUER­DO. Fu­nes de Rio­ja ex­pli­ca que “los cim­bro­na­zos co­mer­cia­les y fi­nan­cie­ros lle­van a la ne­ce­si­dad de po­lí­ti­cas en co­mún que den pre­vi­si­bi­li­dad”.

EN­CUEN­TRO. Los prin­ci­pa­les em­pre­sa­rios ar­gen­ti­nos, en el Fo­ro de Lí­de­res del B20.

TRA­BA­JO. Luis Pa­ga­ni, ti­tu­lar de Ar­cor, li­de­ran­do uno de los gru­pos de tra­ba­jo del B20 en Cór­do­ba.

VI­SIóN. Luis Pa­ga­ni, Da­niel Fu­nes de Rio­ja y Mi­guel Ko­zus­zok com­par­ten la ne­ce­si­dad de pen­sar en el me­diano y lar­go pla­zo.

DE GI­RA. Las reunio­nes de los lí­de­res ar­gen­ti­nos se es­tán lle­van­do ade­lan­te en to­do el país. Tam­bién en el NOA.

ASUN­CIóN. El 1ero de no­viem­bre, Da­niel Fu­nes de Rio­ja to­mó la pre­si­den­cia ofi­cial del Bu­si­ness 20.

PRE­SEN­CIA. Ma­cri, al la­do de Mer­kel, fue uno de los pre­si­den­tes más ac­ti­vos en la reunión del G20 del año pa­sa­do en Ale­ma­nia.

MANO A MANO. Ceferino Reato y Gus­ta­vo García en la en­tre­vis­ta con Da­niel Fu­nes de Rio­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.