“El va­lor del dó­lar al­to ayu­da, pe­ro so­lo un 30%”

El pre­si­den­te del Gru­po Ar­cor ana­li­za la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca. Afir­ma que el dó­lar al­to ayu­da pe­ro “so­lo el 30%”, y se que­ja de los im­pues­tos a las ex­por­ta­cio­nes aun­que en­tien­de que el Go­bierno tie­ne po­co mar­gen.

Fortuna - - Somario - Clau­dio Ce­lano Góm ez

El pre­si­den­te del Gru­po Ar­cor, Luis Pagani, ana­li­za la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca ac­tual. Se que­ja del im­pues­to a las ex­por­ta­cio­nes pe­ro en­tien­de que el go­bierno te­nía po­co mar­gen de ac­ción.

Luis Pagani re­ci­bió es­te año el Pre­mio For­tu­na a la Tra­yec­to­ria Em­pre­sa­rial, ga­lar­dón que en edi­cio­nes an­te­rio­res re­ci­bie­ron hom­bres de ne­go­cios co­mo Eduar­do Elsz­tain, Al­fre­do Co­to, Eduar­do Eur­ne­kian, Car­los y Ale­jan­dro Bulg­he­ro­ni, en­tre otros. Pagani se de­fi­ne a sí mis­mo co­mo un “go­lo­si­ne­ro” y “un co­mer­cial in­dus­trial” y sien­te or­gu­llo cuan­do sa­be que al­gu­na de sus mar­cas es la pri­me­ra que un chi­co con­su­me. “Mi al­ma es go­lo­si­ne­ra”, afir­ma quien a tra­vés del Gru­po Ar­cor ha con­quis­ta­do los pa­la­da­res en los 120 paí­ses don­de tie­ne pre­sen­cia, de la mano de más de 50 mar­cas, 47 plan­tas in­dus­tria­les en Amé­ri­ca La­ti­na, más de 21 mil colaboradores, in­ver­sio­nes por más de u$s 580 mi­llo­nes en los úl­ti­mos cin­co años y una com­pa­ñía di­vi­di­da en tres uni­da­des de ne­go­cios que son la de ali­men­tos de con­su­mo ma­si­vo, agro­ne­go­cios y pac­ka­ging.

Pagani re­ci­bió a For­tu­na en sus ofi­ci­nas del cen­tro por­te­ño. En la lar­ga me­sa don­de se reali­zó la en­tre­vis­ta es don­de se lle­van a ca­bo las reunio­nes del di­rec­to­rio de la com­pa­ñía. Jun­to a unos ca­fés ha­bía, co­mo era de es­pe­rar, un gran re­ci­pien­te lleno de go­lo­si­nas. Del ga­lar­dón que re­ci­bió en los úl­ti­mos Pre­mios For­tu­na, a la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca ac­tual, el pre­si­den­te del Gru­po Ar­cor ha­bló de to­do.

“Es­te re­co­no­ci­mien­to es muy im­por­tan­te tan­to pa­ra Ar­cor co­mo em­pre­sa, co­mo pa­ra la fa­mi­lia Pagani y pa­ra mí, en lo per­so­nal, co­mo em­pre­sa­rio. Ar­cor na­ció en 1951, y que en la Ar­gen­ti­na una com­pa­ñía ten­ga es­ta an­ti­güe­dad ya es un va­lor muy im­por­tan­te. Es un mé­ri­to muy gran­de ha­ber lle­ga­do has­ta es­ta edad. Pa­ra la fa­mi­lia tam­bién es muy va­lio­so, por­que Ar­cor es una em­pre­sa que na­ció de un gru­po de ami­gos. Y en lo per­so­nal ser un hom­bre de ne­go­cios en la Ar­gen­ti­na es to­mar de­ci­sio­nes, mu­chas ve­ces, las 24

ho­ras del día. Y son de­ci­sio­nes que mu­chas ve­ces van pa­ra una di­rec­ción y a ve­ces hay que do­blar pa­ra otra. Un pre­mio co­mo el de Tra­yec­to­ria Em­pre­sa­rial es una se­ñal de que Ar­cor co­mo em­pre­sa y yo co­mo em­pre­sa­rio, va­mos por el buen ca­mino”, afir­ma con or­gu­llo.

FOR­TU­NA: En es­te buen ca­mino que us­ted, ¿có­mo se ha­ce pa­ra se­guir pen­san­do en cre­cer y en ex­pan­dir­se en es­te con­tex­to eco­nó­mi­co tan ad­ver­so?

PAGANI: Es­tan­do al fren­te de Ar­cor a mí me to­có sur­fear tres cri­sis importantes. Las cri­sis a ve­ces se ven ve­nir, se dan inexo­ra­ble­men­te y uno tie­ne que pre­ser­var la em­pre­sa y la gen­te. Son mo­men­tos que ya los he vi­vi­do y lo ten­go in­cor­po­ra­do. Ser em­pre­sa­rio sig­ni­fi­ca cons­truir ri­que­za, en­tien­do es­to co­mo en qué opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio uno vis­lum­bra, qué nue­vas fá­bri­cas se pue­den cons­truir. Siem­pre fui, más que to­do, un co­mer­cial in­dus­trial. Es­to es­tá en el ADN de Ar­cor. Te­ne­mos que ge­ne­rar va­lor pa­ra la em­pre­sa y cre­ci­mien­to, y vis­to hoy, tam­bién hay una res­pon­sa­bi­li­dad de lo que sig­ni­fi­ca ser em­pre- sa­rio en la co­mu­ni­dad, más allá de los Go­bier­nos. Ac­tual­men­te, el úl­ti­mo desafío im­por­tan­te que es­ta­mos en­ca­ran­do es el de un ne­go­cio en An­go­la. Es­to sig­ni­fi­ca­ría en­trar en el con­ti­nen­te afri­cano. Es una apues­ta im­por­tan­te, por­que cuan­do uno ana­li­za cuál va a ser el con­ti­nen­te que más va a cre­cer en los pró­xi­mos años, a do­ble dí­gi­to, es Áfri­ca. Es una opor­tu­ni­dad de desafío en 10 años. Y es así có­mo yo en­ca­ro los ne­go­cios. Siem­pre tra­ba­jo pen­san­do a 10 años, y en la Ar­gen­ti­na ha­blar de 10 años es mu­cho tiem­po.

FOR­TU­NA: En es­tas cir­cuns­tan­cias, ¿cuán­to ayu­da el dó­lar al­to a su ne­go­cio de ex­por­ta­ción?

PAGANI: Por su­pues­to que ayu­da el va­lor del dó­lar al­to. Sin em­bar­go, lo que yo pien­so y re­fle­xiono es

si es­te dó­lar al­to ayu­da a la

Ar­gen­ti­na en tér­mi­nos de com­pe­ti­ti­vi­dad. Pa­ra real­men­te fa­vo­re­cer a las ex­por­ta­cio­nes, la pre­gun­ta de­be­ría ser cuán más com­pe­ti­ti­va tie­ne que ser la Ar­gen­ti­na. En es­te sen­ti­do, el dó­lar es so­la­men­te una par­te. Me ani­ma­ría a de­cir un 30%. Pe­ro to­da­vía que­da un 70% y, la­men­ta­ble­men­te, si se re­tra­san las obras pú­bli­cas y la in­fra­es­truc­tu­ra que el país ne­ce­si­ta es­to lle­va­rá tiem­po. Y los tiem­pos son muy importantes pa­ra las em­pre­sas. Des­de que uno to­ma un pe­di­do has­ta que lo car­ga en el bar­co, pue­den pa­sar seis me­ses pa­ra en­viar­lo a Es­ta­dos Uni­dos, Eu­ro­pa o Asia. En­ton­ces, se­gu­ra­men­te, hoy Mé­xi­co si­gue sien­do ma­yor ex­por­ta­dor que la Ar­gen­ti­na por la com­pe­ti­ti­vi­dad que tie­nen. E in­sis­to que el ti­po de cam­bio es so­lo una par­te. Ellos tie­nen fron­te­ra con Es­ta­dos Uni­dos, eso es cla­ve, pe­ro no lo úni­co. Mé­xi­co tie­ne una in­dus­tria ver­da­de­ra­men­te com­pe­ti­ti­va.

FOR­TU­NA: ¿Cuá­les son los pun- tos que us­ted le pide al Go­bierno que me­jo­ren, pen­san­do en ese 70% que to­da­vía fal­ta?

PAGANI: Mi opi­nión es la de to­dos los em­pre­sa­rios ar­gen­ti­nos en es­te as­pec­to. No se­ré el úni­co que di­ga que la car­ga tri­bu­ta­ria pa­ra el co­mer­cio ex­te­rior no ayu­da. Pe­ro, me pon­go tam­bién del otro la­do del mos­tra­dor y sé que la ma­nio­bra­bi­li­dad que el Go­bierno tie­ne es cor­ta. Cuán­to es­to es via­ble en el cor­to pla­zo, sin­ce­ra­men­te no lo sé.

FOR­TU­NA: Pa­re­ce un jue­go de su­ma ce­ro, por­que el Go­bierno sa­be que tie­ne que ba­jar los im­pues­tos por­que la pre­sión es muy al­ta, pe­ro pa­ra lle­gar al dé­fi­cit ce­ro to­mó es­ta de­ci­sión que gol­pea a las ex­por­ta­cio­nes. ¿Qué otros temas le preo­cu­pan?

PAGANI: Co­mo ciu­da­dano, el te­ma so­cial y la po­bre­za son dos

temas muy importantes. De­be ha­ber una preo­cu­pa­ción del em­pre­sa­ria­do y tam­bién del res­to de los ac­to­res en pen­sar có­mo ayu­dar a ba­jar es­te ni­vel de po­bre­za que au­men­tó. Es­ta co­yun­tu­ra que es­ta­mos tran­si­tan­do, so­cial­men­te ne­ce­si­ta­rá asis­ten­cia del mun­do em­pre­sa­rio.

FOR­TU­NA: Y us­te­des sien­do uno de los re­fe­ren­tes del mun­do ali­men­ti­cio, ¿cree que de­be­ría ayu­dar más? ¿Pue­den ha­cer­lo?

PAGANI: Hoy no­so­tros es­ta­mos con el Ban­co de Ali­men­tos y Ca­ri­tas, en­tre otras or­ga­ni­za­cio­nes, y ellos la ver­dad es que nos es­tán pi­dien­do más, por­que a ellos les es­tán de­man­dan­do más can­ti­dad de ali­men­tos, que es una de las ne­ce­si­da­des.

FOR­TU­NA: ¿Cree que se pue­de sa­lir de es­te asis­ten­cia­lis­mo?

PAGANI: Se de­be­ría, pe­ro to­da­vía

veo un año en el que se va a ne­ce­si­tar mu­cho asis­ten­cia­lis­mo.

NE­GO­CIO DUL­CE. El Gru­po Ar­cor, pre­si­di­do por Luis Pagani, ha ex­pan­di­do sus uni­da­des de ne­go­cio. No se ha que­da­do so­la­men­te en la pro­duc­ción y co­mer­cia­li­za­ción de ali­men­tos de con­su­mo ma­si­vo co­mo las go­lo­si­nas, cho­co­la­tes, he­la­dos, ga­lle­tas y ali­men­tos en ge­ne­ral, sino que se ha di­ver­si­fi­ca­do y ac­tual­men­te es­tá pre­sen­te en otras dos uni­da­des, co­mo son la agroin­dus­trial (Ver re­cua­dro) y la del pac­ka­ging (Ver re­cua­dro).

FOR­TU­NA: ¿De dón­de vie­ne la es­tra­te­gia de cre­cer en ne­go­cios que po­ten­cian su in­te­gra­ción ver­ti­cal, co­mo es el de agro­ne­go­cios y el de pac­ka­ging?

PAGANI: La fa­mi­lia Pagani, an­tes de que na­cie­se Ar­cor, ya te­nía una car­to­ne­ría en Cór­do­ba. Es­tá en nues­tros co­mien­zos en pen­sar en in­te­grar­nos ver­ti­cal­men­te. No­so­tros bus­ca­mos cre­cer pri­me­ro en la Ar­gen­ti­na, lue­go en el Cono Sur y des­pués dar el pa­so al res­to de Amé­ri­ca La­ti­na. Y, cuan­do se jus­ti­fi­ca, al res­to del mun­do. Es­toy ha­blan­do de nues­tra es­tra­te­gia, y es­to le in­tere­sa­rá mu­cho a nues­tros com­pe­ti­do­res (ri­sas). Nues­tro ne­go­cio prin­ci­pal es el de con­fec­cio­nary, don­de en­tra go­lo­si­nas y cho­co­la­tes. Hoy es nues­tra ban­de­ra glo­bal, por­que des­de Mé­xi­co pa­ra aba­jo es­ta­mos en mu­chos paí­ses y si nos co­no­cen en el mun­do es por es­tos dos pro­duc­tos. Pe­ro nos he­mos ido ex­pan­dien­do y ha­cien­do aso­cia­cio­nes con importantes em­pre­sas, de pri­mer ni­vel, co­mo Da­no­ne, Mas­te­llo­ne, Co­ca-Co­la y la úl­ti­ma con La­bo­ra­to­rios Ba­gó.

FOR­TU­NA: ¿Por qué mu­chos em­pre­sa­rios se que­jan de que no pue­den ha­cer cre­cer su ne­go­cio y us­te­des pue­den?

PAGANI: Una de las cues­tio­nes que siem­pre des­ta­co es que in­ver­ti­mos gran par­te de las uti­li­da­des de la em­pre­sa. Qui­zá por eso otras em­pre­sas no pue­den cre­cer. Yo re­sal­to que nues­tro cre­ci­mien­to, en ca­da uno de los paí­ses don­de es­ta­mos fue con ca­pi­tal pro­pio. Si uno tu­vie­ra un país que tu­vie­ra un mer­ca­do de ca­pi­ta­les o co­mo en Bra­sil, don­de hay un ban­co que fue el que fi­nan­ció las ex­pan­sio­nes, se­ría más fá­cil. Pe­ro acá hay que re­mar so­lo. Es una cues­tión de tiem­po y de re­cur­sos que ca­da uno ten­ga.

FOR­TU­NA: ¿Hay mez­quin­dad en mu­chos em­pre­sa­rios? ¿No se arries­gan?

PAGANI: La aver­sión al ries­go no to­dos mis co­le­gas la tie­nen. Pa­ra mí es­to es­tá in­na­to en la per­so­na, en bus­car desafíos y ries­gos. A ve­ces hay fac­to­res que en di­fe­ren­tes em­pre­sas o per­so­nas in­flu­yen, o la tec­no­lo­gía que avan­za y el que no se ac­tua­li­za es la com­pe­ten­cia la que ter­mi­na ga­nán­do­te. Por com­pe­ten­cia se pue­de per­der. Y des­pués hay de­ci­sio­nes de las fa­mi­lias o due­ños que ma­ne­jan las em­pre­sas.

FOR­TU­NA: Hay co­mo una idea de que el em­pre­sa­rio siem­pre se que­ja del Es­ta­do y mu­chos pi­den pro­tec­cio­nis­mo pa­ra su sec­tor y pa­ra los otros li­bre cam­bio. ¿Cuán li­bre mer­ca­do son los em­pre­sa­rios ar­gen­ti­nos?

PAGANI: Si uno eva­lúa los úl­ti­mos 50 años, sal­vo en 10 años, la eco­no­mía Ar­gen­ti­na es­tu­vo ce- rra­da o pro­te­gi­da, y es­to ge­ne­ra dis­tor­sio­nes de sa­lir al mun­do y com­pe­tir. Quie­ro que el Es­ta­do me dé un li­nea­mien­to y me di­ga có­mo se­rá la eco­no­mía en los pró­xi­mos tres o cua­tro años, y que se va­ya en ese ca­mino. Y no que la eco­no­mía se cie­rre y se abra en me­nos

de seis me­ses, por­que ya vi­mos lo que pa­só en nues­tra his­to­ria. Los go­bier­nos a ve­ces con­di­cio­nan a las em­pre­sas, a que pue­dan cre­cer más o al­gu­nas des­apa­rez­can. En­tre el día que Jor­ge Fon­te­vec­chia me hi­zo la no­ta pa­ra el Dia­rio Per­fil en ma­yo, a es­ta en­tre­vis­ta, es otro país. La Ar­gen­ti­na cam­bió.

FOR­TU­NA: ¿Esos li­nea­mien­tos no es­tán? La idea del dé­fi­cit ce­ro, ba­jar la in­fla­ción y la po- bre­za… el te­ma es que no lo es­tán lo­gran­do.

PAGANI: Yo mi­ro pa­ra ade­lan­te con op­ti­mis­mo, a par­tir de las for­ta­le­zas que sé que la Ar­gen­ti­na tie­ne, tan­to en el cam­po de la agroin­dus­tria y otros sec­to­res que son atrac­ti­vos y don­de pue­den lle­gar más in­ver­sio­nes, co­mo la mi­ne­ría o temas ener­gé­ti­cos. Creo que de­be­ría ha­ber una di­rec­triz pa­ra que to­dos los ac­to­res nos va­ya­mos aco­mo­dan­do, por­que la Ar­gen­ti- na se tie­ne que in­te­grar y abrir al mun­do. No ir a un cos­ta­do del mun­do.

FOR­TU­NA: Por úl­ti­mo, ¿cuál es el ma­yor desafío que tie­nen con el Gru­po Ar­cor en el cor­to Pla­zo?

PAGANI: Bra­sil es el desafío más im­por­tan­te que te­ne­mos. Es don­de ve­mos una po­si­bi­li­dad de cre­ci­mien­to gran­de, de to­mar más mer­ca­do. Des­de ha­ce 40 años es­ta­mos allá y te­ne­mos mu­cho pa­ra cre­cer to­da­vía.

LI­DE­RAZ­GO. Luis Pagani, al fren­te del Gru­po Ar­cor, es uno de los em­pre­sa­rios ar­gen­ti­nos más importantes en el país y en el mun­do. DIXIT

GA­LAR­DóN. Es­te año, Luis Pagani re­ci­bió el Pre­mio For­tu­na a la Tra­yec­to­ria Em­pre­sa­rial.

MA­DE IN AR­GEN­TI­NA. Las go­lo­si­nas y los cho­co­la­tes de Ar­cor han con­quis­ta­do pa­la­da­res en to­do el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.