GUÍA MONS­TRUO­SA PA­RA PE­LO Y BARBA

Nos en­con­tra­mos con el en­tu­sias­ta Comegalletas, un mup­pet de ape­ti­to vo­raz y que to­do el tiem­po se las arre­gla pa­ra evi­tar te­ner mi­ga­jas en su pe­la­je, el cual, man­tie­ne siem­pre lim­pio y ele­gan­te. Sen­ta­do en la si­lla de su bar­be­ría fa­vo­ri­ta, Comegalletas r

GQ Latinoamerica - - PULSO - Por Pau­li­na So­to ¡POR MIS BAR­BAS!

10 pun­tos que de­bes to­mar en cuen­ta al mo­men­to de de­jar­te la barba (ava­la­dos tam­bién por Comegalletas).

- La barba no es pa­ra cual- quie­ra. Es im­por­tan­te que se­pas que de­bes de­di­car­le tiem­po pa­ra cui­dar­la. Así que, si eres de los que sa­le siem- pre de pri­sa por la ma­ña­na, pién­sa­lo bien.

- Los pa­sos bá­si­cos pa­ra dar­le man­te­ni­mien­to son lim­piar­la, cor­tar­la y apli­car pro­duc­tos pa­ra su cui­da­do, co­mo acei- tes que ayu­da­rán a que luz­ca per­fec­ta. Si quie­res man­te­ner cier­to es­ti­lo, acu­de re­gu­lar- men­te a la bar­be­ría.

- El ar­se­nal bá­si­co pa­ra una barba es­pec­ta­cu­lar es: ja­bón es­pe­cia­li­za­do o neu­tro, ras- tri­llo y/o má­qui­na de afei­tar, pei­ne o ce­pi­llo, ti­je­ras, acei­tes, pre y af­ter sha­ve.

- El fac­tor fí­si­co sí in­flu­ye en el ti­po de barba a la que pue- des as­pi­rar. Si eres lam­pi­ño, se­rá to­do un re­to lo­grar cier- tos es­ti­los. Con­se­guir una barba de le­ña­dor te lle­va­rá mu­cho tiem­po (y di­ne­ro en pro­duc­tos). Nues­tra re­co- men­da­ción es que me­jor te adap­tes a tu ge­né­ti­ca. - Si tu ca­ra es re­don­da, una barba bien de­fi­ni­da y mar- ca­da te ayu­da­rá a des­ta­car tus ras­gos. Si tu ros­tro es alar­ga­do, evi­ta a to­da cos­ta una barba lar­ga. El ti­po que le va me­jor a una ca­ra en for­ma de co­ra­zón es la que tie­ne más lon­gi­tud ha­cia la bar­bi­lla y me­nos en los la­dos. ¿Ros­tro ova­la­do? Cual­quier es­ti­lo de barba les va bien. En cambio, si tu ca­ra es cua­dra­da, te ve­rás mu­cho me­jor con bi­go­te.

- La barba se de­fi­ne por lí­neas. La prin­ci­pal es la del cue­llo, por lo que de­bes ra­su­rar to­do lo que es­tá fue­ra de la cur­va que va de la man­dí­bu­la a la man­za­na de Adán. Es­te re­cor­te se de­be ha­cer ca­da dos o tres días, de­pen­dien­do de qué tan rá­pi­do crez­ca.

- Pa­ra que la barba se vea sa­na, César Sil­va, trai­ning ma­na­ger de Kiehl’s Mé­xi­co, acon­se­ja “lim­piar con el Nou­ris­hing Sham­poo + Con­di­tio­ner en sen­ti­do con­tra­rio al cre­ci­mien­to del ve­llo con el fin de lle­gar ha­cia la piel. Es­to evi­ta­rá el mal olor, des­pren­di­mien­to de la piel y man­ten­drá el ve­llo cui­da­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.