LA NUE­VA CA­TE­DRAL DEL WHISKY

Im­po­nen­te y mo­der­na, es­ta nue­va des­ti­le­ría del uni­ver­so lla­ma­do whisky es una vi­si­ta obli­ga­da pa­ra los aman­tes de la be­bi­da.

GQ Latinoamerica - - BON VIVANT -

Es­co­cia es si­nó­ni­mo de whisky. En aque­llas la­ti­tu­des, se res­pi­ra en ca­da ca­lle, rincón o cam­po que re­co­rras, al­go in­trín­se­co, ca­si mís­ti­co. Por ello, las des­ti­le­rías don­de el “agua de vi­da” se pro­ce­sa son más que edi- fi­ca­cio­nes; ca­da una de ellas res­guar­da his­to­rias de in­con­ta­bles vi­das que coin­ci­die­ron (y lo siguen ha­cien­do) en el mis­mo sen­ti­mien­to: amor al whisky.

Cuan­do The Ma­ca­llan de­ci­dió em­pren­der la ti­tá­ni­ca ta­rea de edi­fi­car una nue­va “ca­te­dral”, se an­to­ja­ba co­mo un pro­yec- to de enor­mes pro­por­cio­nes y, al mis­mo tiem­po, al­go ín­ti­mo y car­ga­do de nos­tal­gia. Des­pués de cua­tro años en cons­truc- ción, por fin, te­ne­mos el pri­vi­le­gio de ver el fru­to. Fo­tó­gra­fos re­co­no­ci­dos, co­mo Mark Po­wer, Alec Soth, Mar­tin Parr, Ste­ve Mc­curry, Pao­lo Pe­lle­gri­ni y Gueor­gui Pink­has­sov, a tra­vés de la agencia fo­to­grá­fi­ca Mag­num, vi­si­ta­ron la des­ti­le­ría en di­fe- ren­tes eta­pas de su edi­fi­ca­ción pa­ra do­cu­men­tar (en po­de­ro- sas imá­ge­nes) el es­pí­ri­tu que la le­van­tó. El re­sul­ta­do de es­tos re­co­rri­dos es un li­bro de ge­ne­ro­sas di­men­sio­nes con las fo- tos más re­le­van­tes, cap­tu­ra­das por el es­cua­drón de ar­tis­tas. Y pa­ra dis­fru­tar aún más, el título vie­ne acom­pa­ña­do por un sin

gle malt whisky crea­do por Sa­rah Bur­gess, fa­bri­can­te de The Ma­ca­llan, a par­tir de la com­bi­na­ción de ocho ba­rri­cas dis­tin­tas con no­tas que van des­de el in­con­fun­di­ble ro­ble, has­ta el su­til aro­ma que des­pi­den man­za­nas ca­ra­me­li­za­das y man­da­ri­nas.

Es­te dúo, del que só­lo hu­bo 2 mil ejem­pla­res en to­do el mun­do, es idó­neo pa­ra con­me­mo­rar un mo­men­to tras­cen- den­tal en la his­to­ria de la fir­ma.

Ken Grier, di­rec­tor crea­ti­vo de la mar­ca, se mos­tró es­pe- cial­men­te en­tu­sias­ma­do cuan­do ha­bló al res­pec­to: “Te­nía­mos que cons­truir al­go no­ve­do­so, don­de pu­dié­ra­mos con­ti­nuar ha- cien­do un gran whisky. Se tra­ta­ba de una de­ci­sión im­por­tan­te pa­ra nues­tro le­ga­do. En al­gún pun­to se ana­li­zó am­pliar la des- ti­le­ría que te­nía­mos, pe­ro la idea de cons­truir al­go nue­vo era irre­sis­ti­ble”, nos com­par­tió.

Es­te nue­vo tem­plo de ar­qui­tec­tu­ra ex­qui­si­ta se yer­gue im­po- nen­te en el ver­de te­rreno don­de fue he­cho, en el que ár­bo­les y ce­rros lo res­guar­dan ce­lo­sos co­mo si su­pie­ran del te­so­ro que se en­cuen­tra en su in­te­rior.

EN ES­CO­CIA, LAS DES­TI­LE­RÍAS SON UNA ES­PE­CIE DE TEM- PLOS CON AI­RE MÍS­TI­CO. UN EJEM­PLO DE ELLO ES LA QUE RE­CIEN­TE­MEN­TE ERI­GIÓ THE MA­CA­LLAN, LA CUAL EN­TRA­ÑA LA ESEN­CIA DE LA FIR­MA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.