JADEN SMITH

GQ Latinoamerica - - CONTENIDO -

La au­ten­ti­ci­dad y osa­día en cues­tión de es­ti­lo son só­lo al­gu- nas cua­li­da­des del pri­mo­gé­ni­to de Will Smith.

EN BUSCA DE LA FE­LI­CI­DAD... Y no, no nos re­fe­ri­mos a la cin­ta que el jo­ven Smith pro­ta­go­ni­zó al la­do de su pa­dre ha­ce más de una dé­ca­da, sino al ca­mi- no que ha se­gui­do con gran au­ten­ti­ci­dad y es­ti­lo úni­co.

In­sis­ten en que eso de ser “el hi­jo de...” es al­go muy com­pli­ca- do. Acla­re­mos que nos re­fe­ri­mos a la co­rres- pon­den­cia de ma­ter­ni­dad o pa­ter­ni­dad con al­gu­na fa­mo­sa o fa­mo­so, no la otra ex­pre­sión que pue­de sal­tar a la men­te. Los ejem­plos de los chi­cos mal­cria­dos y con­sen­ti­dos que se jus­ti­fi­can de­trás del “trau- ma” de na­cer en un en­torno cé­le­bre y de opu­len­cia son mu­chos, co­mo tam­bién son abun­dan­tes esos que se abren ca­mino y son ex­ce­len­tes pro fe­sio­na­les y se­res hu­ma­nos, no im­por­ta quié­nes ni có­mo los ha­yan cria­do.

Hoy, va­mos a po­ner la mira en el hi­jo del mul­ti­ta­len­to­so es­ta­dou­ni­den­se Will Smith: Jaden, quien a sus 20 años lo ha in­ten­ta­do to­do pa­ra lla­mar la aten­ción. Ade­más de las más es­tra­fa­la­rias in­ter­ven­cio­nes siem­pre que pue­de y en el si­tio en que ten­ga opor­tu­ni­dad de ha­cer­las, así co­mo los tuits y

posts más pro­vo­ca­ti­vos en las re­des so­cia­les, el jo­ven Smith ha desa­rro­lla­do su fa­ce­ta co­mo ac­tor en fil­mes co­mo Ka­ra­te

Kid (2010) o aque­lla la­cri­mó- ge­na e ins­pi­ra­do­ra his­to­ria al la­do de su pro­ge­ni­tor, The

Pur­suit of Happy­ness (2006). Aun­que los crí­ti­cos no han si­do muy be­né­vo­los, tam­po­co la re- ac­ción jus­ti­fi­ca­ría que de­je de in­ten­tar se­guir por el ca­mino his­trió­ni­co. Sin em­bar­go, la pró­xi­ma pa­ra­da de su ex­pre­so fue en la mú­si­ca, con una co- la­bo­ra­ción ini­cial con Jus­tin Bie­ber, co­mo an­te­sa­la de su dis­co que pa­só sin pe­na ni glo- ria. Por for­tu­na, el sin­gle “Icon” sal­vó su hon­ra y se co­lo­có en el lis­ta­do de los 100 Hot Sin­gles de Bub­bling Un­der, lo bas­tan­te co­mo pa­ra que en su ho­ja de vi­da apa­rez­ca “ac­tor y ra­pe­ro”.

Aho­ra, es el mo­men­to de in­ten­tar­lo con la mo­da. Lo pri­me­ro es que se ha ali­nea­do con un es­ti­lo que, aun­que no es la pri­me­ra vez que se ve en la his­to­ria —re­mi­tá­mo­nos a los gran­des del di­se­ño ni­pón de los años 70 y 80, y a los ir­lan­de­ses des­de que el mun­do es mun- do—, sí es per­so­nal. Jaden va por una mez­cla en­tre el punk no­ven­te­ro y el gen­der-ben­ding que nos ha re­vo­lo­tea­do so­bre la ca­be­za en años re­cien­tes.

Ac­tual­men­te, es co­mún ver- lo con una mez­cla de fal­das y re­me­dos de atuen­dos de su- per­hé­roes ca­da vez que se le pre­sen­ta la opor­tu­ni­dad. ¿Les sue­na a K-fas­hion? Acer­ta­ron. Su co­la­bo­ra­ción con el di­se­ña- dor sur­co­reano Choi Bum Suk ha de­ja­do muy cla­ro por dón­de va el cuen­to. A es­tas al­tu­ras del jue­go, Jaden tie­ne su pro­pia lí- nea de ro­pa, MSFTSREP, ha si­do el pri­mer hom­bre en mo­de­lar pren­das fe­me­ni­nas pa­ra una mar­ca de al­ta ga­ma, re­cien­te- men­te co­la­bo­ró con G-star y, sin du­da, tie­ne se­gui­do­res más que su­fi­cien­tes pa­ra que ya em­pie­cen a eti­que­tar­lo co­mo un #Fas­hio­ni­con.

Co­mo to­do el que vi­ve de ca­ra al ojo pú­bli­co, Jaden cuen­ta con ad­mi­ra­do­res fer- vien­tes y de­trac­to­res im­pla­ca- bles; pe­ro lo que na­die pue­de ne­gar es que lo in­ten­ta y no pa­ra de tra­ba­jar y ge­ne­rar ini- cia­ti­vas. Al fi­nal, tie­ne 20 años y tiem­po más que su­fi­cien­te pa­ra ma­du­rar y al­can­zar su pro­pia al­tu­ra. En ese mo­men­to, con to­do de­re­cho y jus­ti­cia, ya no se­rá el “hi­jo de...”.

Arri­ba: Cha­que­ta, Louis Vui on. Jeans, Jaden Smith+g-star RAW For­ces of Na­tu­re. Iz­quier­da: Cha­le­co, Louis Vui on. T-shirt, MSFTS. Jeans, G-star RAW For­ces of Na­tu­re. Snea­kers, Louis Vui on. Co­llar, pro­pie­dad Jaden Smith.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.