A LA CON­QUIS­TA

Horoscopo - - Radiografía De Cada Signo En La Conquista -

“To­do lo que nazca o se reali­ce en es­te mo­men­to tie­ne las cua­li­da­des de es­te mo­men­to con­cre­to” (Carl Jung)

Lo que es­tá den­tro de tu in­te­rior re­ci­bi­rá una atrac­ción mag­né­ti­ca des­de el ex­te­rior. Por eso, si deseás atraer una bue­na re­la­ción, co­men­zá a bu­cear en tu in­te­rior por­que des­pi­dién­do­te del pa­sa­do, po­drás es­cri­bir una nue­va his­to­ria en tu vi­da.

¿Có­mo con­quis­tar a Aries?

La ener­gía de Aries es una so­la, só­lo que en el ca­so de un hombre se ex­pre­sa des­de un pun­to de vis­ta mas­cu­lino (Yang) y en el ca­so de la mu­jer se ex­pre­sa des­de un pun­to de vis­ta fe­me­nino (Yin).

Aries es el gran con­quis­ta­dor, su me­ta es con­quis­tar. Si lo re­pre­sen­tá­ra­mos en la na­tu­ra­le­za se­ría co­mo un ti­gre que es­tá al ace­cho de su pre­sa.

Ob­ser­va­rá ca­da de­ta­lle y le gus­ta­rá cor­te­jar al otro. Les gus­ta lo di­fí­cil, por­que pa­ra él la con­quis­ta de­be­rá ser un desafío.

Es muy pro­ba­ble que se le pa­se el en­tu­sias­mo cuan­do rá­pi­da­men­te lo­gra su ob­je­ti­vo. A Aries le gus­ta sen­tir­se or­gu­llo­so de la pa­re­ja que tie­ne. Es un signo mas­cu­lino por ex­ce­len­cia, por eso, en el ca­so de una mu­jer aria­na, que tie­ne una gran cuo­ta de ener­gía Yang (mas­cu­li­na), de­be­rá atraer a al­guien con ca­rac­te­rís­ti­cas su­ti­les y más sen­si­bles.

¿Có­mo con­quis­tar a Tau­ro?

La ener­gía de Tau­ro es una so­la, só­lo que en el ca­so de un hombre se ex­pre­sa des­de un pun­to de vis­ta mas­cu­lino (Yang) y en el ca­so de la mu­jer se ex­pre­sa des­de un pun­to de vis­ta fe­me­nino (Yin). Tau­ro es una ener­gía len­ta de dis­fru­te, de pla­cer, de amar la na­tu­ra­le­za, el con­fort, el di­ne­ro y las co­sas ma­te­ria­les. Tam­bién dis­fru­ta de la co­mi­da y en mu­chos ca­sos de las obras ar­tís­ti­cas. Ama la vi­da por ex­ce­len­cia. A la ho­ra de con­quis­tar, se to­ma­rá su tiem­po y apre­cia­rá las bue­nas for­mas, la be­lle­za y el sta­tus so­cial. Atrae­rá a al­guien in­ten­so, que

se­gu­ra­men­te es­té pa­san­do por un mo­men­to di­fí­cil, don­de Tau­ro sien­ta que de­be acom­pa­ñar­lo y brin­dar­le la paz que el otro ne­ce­si­ta. Los pla­ce­res del se­xo y de la bue­na me­sa se­rán sus fa­vo­ri­tos. Es un signo fe­me­nino por ex­ce­len­cia (Yin), por eso, en el ca­so de un hombre tau­rino desa­rro­lla­rá cua­li­da­des re­cep­ti­vas a la ho­ra de amar y atrae­rá a al­guien in­ten­so, se­xual y, mu­chas ve­ces, di­fí­cil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.