Te­ner en cuen­ta:

Horoscopo - - Relaciones Contaminantes -

En al­gún mo­men­to, la víc­ti­ma de­ja de pro­por­cio­nar es­tí­mu­lo y es ahí don­de pue­de apa­re­cer una rup­tu­ra. Es­to cau­sa en el “de­pre­da­dor” una agre­sión a su ego y tam­bién pue­de cau­sar en él una reac­ción de que­rer in­sis­tir, aco­sar, ma­ni­pu­lar, etc., a su pa­re­ja. La víc­ti­ma pue­de lle­gar a creer que es­to es un “sín­to­ma de amor”, en don­de pien­sa que to­do pue­de cam­biar, mien­tras que pa­ra el “de­pre­da­dor” no es la pér­di­da de amor sino la pér­di­da de con­trol lo que lo preo­cu­pa. ¡Cui­da­do! Pue­de es­ta­ble­cer­se un jue­go, ya que el ma­yor pro­ble­ma es el sín­dro­me de la abs­ti­nen­cia, los mie­dos, ver quién ven­ce a quién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.