Aries

20 DE MAR­ZO AL 19 DE ABRIL

Horoscopo - - Índice - EL CAR­NE­RO, ARIES

Ver­bo que lo de­fi­ne: “Yo soy, aquí es­toy”. Ser y es­tar. Re­gi­do por: Mar­te Cua­li­da­des: Ne­ce­si­dad de ac­ción, im­pul­so, ener­gía pa­ra co­men­zar al­go, pa­sio­nal, ar­dien­te, ague­rri­do, ini­cia­dor, el múscu­lo he­cho ac­ción. Ob­se­si­vo pa­ra ini­ciar al­go sin dis­traer­se. Ac­ti­vi­da­des in­ten­sas. Co­man­do, al­truis­mo, hé­roi­co.

Ocu­pa­cio­nes: Em­pre­sa­rios, ma­na­gers, je­fa­tu­ras po­lí­ti­cas, mi­li­ta­res e in­dus­tria­les, has­ta las más arries­ga­das: boxeo, es­gri­ma, equi­ta­ción, au­to­mo­vi­lis­mo. Ri­ge: Ca­be­za, ca­ra, san­gre. Sím­bo­lo: El lu­cha­dor, el gue­rre­ro, co­mo “Thor” el Dios del trueno. Es­tí­mu­lo: En­tu­sias­mo es­pon­tá­neo. Mi­sión en la vi­da: Lu­char, ata­car y afir­mar­se po­si­ti­va­men­te, su ejem­plo

Ído­los: Los gran­des hé­roes de la hu­ma­ni­dad y gran­des mi­li­ta­res. As­pec­to ne­ga­ti­vo (som­bra): La des­truc­ción. An­he­lo: Lo­grar con­quis­tar y desa­rro­llar su vo­lun­tad. Di­fi­cul­tad: Lle­nar­se de ac­ti­vi­dad o tra­ba­jo, pe­lear­se.

La ener­gía de Aries re­pre­sen­ta a un gue­rre­ro que ne­ce­si­ta ac­tuar y no pa­ra has­ta con­se­guir su ob­je­ti­vo ya que el de­seo y la an­sie­dad son gran­des. Sin em­bar­go, en es­te 2018 la me­ta se­rá muy ele­va­da, por lo tan­to el desafío se­rá ma­yor.

Si es­tás en una pa­re­ja re­cien­te, la opor­tu­ni­dad se­rá da­da a tra­vés de las fu­sio­nes. Po­der en­tre­gar­te en cuer­po y al­ma se­rá tu desafío.

Des­de fi­nes del 2016 y to­do el 2017 tu­vis­te la opor­tu­ni­dad de com­ple­men­tar­te con el otro, apren­der a con­ci­liar y pen­sar más en lo que el otro ne­ce­si­ta­ba que en tu pro­pia sa­tis­fac­ción. Es­te año, al pa­sar Jú­pi­ter, el pla­ne­ta de la ex­pan­sión, al in­ten­so signo de Es­cor­pio, lo me­jor ven­drá a tra­vés de la se­xua­li­dad y de los bie­nes com­par­ti­dos

Co­nec­tar­te con las ne­ce­si­da­des del otro ha­rá que con­ti­núes de­jan­do tu ego de la­do pa­ra que se pro­duz­ca en tu al­ma una ver­da­de­ra trans­for­ma­ción.

Si es­tás en una pa­re­ja des­de ha­ce mu­cho tiem­po, Sa­turno, el pla­ne­ta de la ver­dad y la res­pon­sa­bi­li­dad, te ha­rá ver lo que has al­can­za­do a lo lar­go de la vi­da y sen­ti­rás una gran pre­sión por al­can­zar tus ob­je­ti­vos. Ade­más Urano, el pla­ne­ta de la in­de­pen­den­cia y ori­gi­na­li­dad, con­ti­nua­rá en Aries has­ta me­dia­dos de ma­yo. Y es­to se­rá una gran prue­ba por­que si en los años pa­sa­dos te ani­mas­te a ha­cer un cam­bio ro­tun­do en tu vi­da, Urano ya no te afec­ta­rá de la mis­ma for­ma que en­ton­ces.

Pe­ro, si por mie­dos an­ces­tra­les con­ti­nuas­te una re­la­ción que no re­pre­sen­ta­ba tu ver­da­de­ro par, en­ton­ces Urano da­rá su ba­ta­ca­zo fi­nal y es pro­ba­ble que te se­pa­res.

De lo con­tra­rio, si hu­bie­ra real­men­te amor, la pa­re­ja se re­crea­rá y bus­ca­rá una nue­va for­ma de rein­ven­tar­se.

A par­tir del 15 de ma­yo Urano cam­bia­rá de signo, es­ta­rá unos me­ses has­ta no­viem­bre en Tau­ro, pa­ra man­dar­le una se­ñal a los car­ne­ros de que si hi­cie­ron los cam­bios que su al­ma les pe­día, aho­ra que­rrán cam­biar la for­ma de ga­nar su di­ne­ro.

Mu­chos se em­bar­ca­rán en nue­vos pro­yec­tos y se co­nec­ta­ran con sus ne­ce­si­da­des más pro­fun­das.

Hob­bies pos­ter­ga­dos, cur­sos, etc., que an­tes por in­fi­ni­dad de ra­zo­nes no se rea­li­za­ron, es­te año ten­drán la opor­tu­ni­dad de con­cre­tar­se.

Tam­bién Jú­pi­ter les trae­rá be­ne­fi­cios a tra­vés de he­ren­cias,

Te­né en cuen­ta que los con­flic­tos se apa­ci­gua­rán opor­tu­na y ar­mó­ni­ca­men­te si an­tes de juz­gar de más res­pi­rás pro­fun­do y ce­rrás los ojos, y si te ex­pre­sás te­nien­do en cuen­ta las ne­ce­si­da­des del otro. Sin lu­gar a du­das, los úl­ti­mos me­ses del año se­rán de una ma­yor co­ne­xión, y abun­da­rán los via­jes, so­bre to­do a par­tir de no­viem­bre.

Jú­pi­ter, al in­gre­sar el 8 de no­viem­bre a Sa­gi­ta­rio, ex­pan­di­rá la con­cien­cia y una nue­va for­ma de vi­vir y dis­fru­tar.

Mar­te, el pla­ne­ta de la ac­ción y el de­seo, in­gre­sa­rá en el afín Sa­gi­ta­rio a par­tir del 26 de enero has­ta el 16 de mar­zo. Los via­jes, las aven­tu­ras y to­do aque­llo que re­pre­sen­te una bús­que­da que tras­cien­da lo co­ti­diano se­rá lo que im­pul­se tu de­seo. Es­ta­rás más va­lien­te y de­fen­de­rás tus ideas con­tra to­dos. Los en­cuen­tros con per­so­nas ex­tran­je­ras po­drían ser be­ne­fi­cio­sos y es­ti­mu­lan­tes.

Nep­tuno con­ti­nua­rá en una po­si­ción neu­tra, pi­dién­do­te co­nec­tar­te con tu “ma­go in­te­rior”. La prác­ti­ca de la me­di­ta­ción, la vi­sua­li­za­ción crea­ti­va y el ar­te en to­das sus for­mas aquie­ta­rá el es­pí­ri­tu.

Por otro la­do, Plu­tón con­ti­núa des­de un án­gu­lo hos­til unién­do­se a Sa­turno en Ca­pri­cor­nio. Los desafíos se­rán mu­chos, pe­ro no ba­jar los bra­zos apo­yan­do un pro­yec­to en una so­cie­dad se­rá cla­ve.

FI­NAN­ZAS, ECO­NO­MÍA Y TRA­BA­JO

Jú­pi­ter, el pla­ne­ta de la abun­dan­cia, arran­ca el 1 de enero en Es­cor­pio y es­ta­rá ahí has­ta el 8 de no­viem­bre. Lo me­jor ocu­rri­rá a par­tir de las fu­sio­nes. No obs­tan­te, si uti­li­za­ras mal es­te po­der, po­drías caer en la ten­ta­ción de que­rer do­mi­nar a otros, ha­cien­do que de­pen­dan de vos, y sien­do des­con­si­de­ra­do e irres­pon­sa­ble.

Por el con­tra­rio, po­der com­ple­men­tar­te con el otro y ar­mar una fuer­za co­mún don­de am­bos di­ri­jan su ener­gía en pos de un bien co­mún se­rá lo que te mo­ti­va­rá. Ya que po­see­rás un ma­yor po­der de su­ges­tión pa­ra un me­jor lo­gro a par­tir de la unión con otros.

Los pri­me­ros me­ses del año to­da­vía es­ta­rán ba­jo el in­flu­jo del año an­te­rior, por lo que la li­mi­ta­ción en asun­tos li­ga­dos con el ex­te­rior

Del 29 de ju­nio al 5 de sep­tiem­bre: Po­drás pla­near a gran es­ca­la asun­tos la­bo­ra­les. No te de­ten­drás en los de­ta­lles. Po­drás mo­ti­var a otros y ob­te­ner ideas. Es­ta­rás crea­ti­vo, op­ti­mis­ta, ex­pre­si­vo y con­vin­cen­te. Ejer­ce­rás tu ta­len­to de or­ga­ni­za­dor.

Sin em­bar­go, del 26 de ju­lio al 18 de agos­to, Mer­cu­rio re­tró­gra­do te pe­di­rá re­vi­sar y re­ver al­gu­nos asun­tos que que­da­ron in­con­clu­sos. Buen pe­río­do pa­ra el aná­li­sis.

Del 31 de oc­tu­bre al 30 de no­viem­bre y del 12 al 31 de di­ciem­bre: Irás a la esen­cia de las co­sas. Cos­mo­po­li­ta, abier­to y con un am­plio es­pec­tro de in­tere­ses. Es­ta­rás muy con­vin­cen­te, y con tu op­ti­mis­mo lo­gra­rás le­van­tar el áni­mo a otros.

Sin em­bar­go, Mer­cu­rio re­tró­gra­do, del 17 de no­viem­bre al 5 de di­ciem­bre te pe­di­rá que re­vi­ses asun­tos le­ga­les evi­tan­do fir­mar o con­cre­tar ne­go­cios de im­por­tan­cia.

Pe­río­dos de apren­di­za­je

Del 11 al 30 de enero: La fal­ta de ima­gi­na­ción y el ser in­fle­xi­ble pro­vo­ca­rá ti­ran­tez en tu en­torno. Cui­da­do con el pe­si­mis­mo.

Del 12 al 28 de ju­nio: Es­ta­rás más in­fluen­cia­ble, e in­ten­ta­rás “aco­mo­dar” la reali­dad. No es un buen mo­men­to pa­ra to­mar de­ci­sio­nes.

Del 22 de sep­tiem­bre al 9 de oc­tu­bre: In­cons­tan­cia. Las de­ci­sio­nes son pues­tas en du­da y di­fí­ci­les de lle­var a ca­bo. Mu­cha teo­ría y po­ca reali­dad.

AMOR Y RE­LA­CIO­NES SO­CIA­LES

Se­rá un año de gran apren­di­za­je con res­pec­to a ami­gos, gru­pos y pro­yec­tos. Por­que por un la­do el de­seo es­ta­rá pues­to en ob­te­ner amis­ta­des ver­da­de­ras, lo cual re­que­ri­rá de mu­cha con­cen­tra­ción pa­ra afian­zar­las. Se­pa­ra­rás la pa­ja del tri­go y se­gu­ra­men­te te que­des con ami­gos sa­bios, po­cos pe­ro bue­nos.

Otra po­si­bi­li­dad es que atrai­gas ami­gos im­por­tan­tes o gen­te de po­der.

Tu trans­for­ma­ción y cre­ci­mien­to ten­drá mu­cho que ver en re­la­ción a tus amis­ta­des o gru­pos. En es­te tiem­po te da­rás cuen­ta de qué es lo que ver­da­de­ra­men­te an­he­las en esa área de tu vi­da.

En el amor, si ya efec­tuas­te los cam­bios ne­ce­sa­rios en tu vi­da sen­ti­men­tal y te abris­te a una re­la­ción nue­va, crea­ti­va e in­de­pen­dien­te, el desafío es­ta­rá da­do por los pro­yec­tos que reali­ces con esa re­la­ción da­do que tus ob­je­ti­vos más an­sia­dos es­ta­rán orien­ta­dos a esas me­tas que lo­gres con el ser ama­do. Sen­ti­rás un ver­da­de­ro desafío, pe­ro si per­sis­tís con se­rie­dad y con­fian­za al fi­nal del ca­mino ob­ten­drás tus lo­gros.

Del 6 de agos­to al 8 de sep­tiem­bre: In­de­ci­sio­nes. Amor eva­si­vo, ya sea por vos o por el otro. Emo­cio­nes inac­ce­si­bles.

BIE­NES­TAR, SA­LUD Y ENER­GÍA

Mar­te es el pla­ne­ta de la ac­ción y el de­seo. En la mi­to­lo­gía se con­sa­gra a Mar­te co­mo el Dios de la gue­rra, re­pre­sen­ta la ini­cia­ti­va y el ins­tin­to de con­ser­va­ción. Nos da el im­pul­so y nos ace­le­ra pa­ra que reali­ce­mos cier­tas co­sas. El 2018 arran­ca con Mar­te en Es­cor­pio, pe­se a cier­ta frial­dad en al­gu­nas re­la­cio­nes, el im­pul­so vi­tal lo po­drás ca­na­li­zar a tra­vés de la se­xua­li­dad.

Las de­ci­sio­nes es­pi­ri­tual­men­te im­por­tan­tes las to­ma­rás ba­sán­do­te en lo emo­cio­nal, se­rán fia­bles y du­ra­de­ras, aun­que a ve­ces po­drás ser ex­tre­mis­ta. La ma­ne­ra de ca­na­li­zar la agre­si­vi­dad po­drá ser a tra­vés del ti­ro al blan­co, el bu­ceo, la pes­ca con ar­cón y/o la se­xua­li­dad.

A par­tir del 26 de enero, Mar­te in­gre­sa­rá al signo afín de Sa­gi­ta­rio y el de­seo es­ta­rá pues­to fun­da­men­tal­men­te en via­jar.

Sa­li­das pa­ra ca­na­li­zar tu agre­si­vi­dad: equi­ta­ción, ju­gar al golf y via­jar.

A par­tir del 20 de mar­zo, en la nue­va Re­vo­lu­ción So­lar, Mar­te es­ta­rá en con­jun­ción a Sa­turno y Plu­tón en Ca­pri­cor­nio. Te sen­ti­rás muy exi­gi­do y de­be­rás con­cen­trar tu ener­gía, que cre­ce­rá cuan­do más la re­sis­tas.

pa­li­das pa­ra ca­na­li­zar tu agre­si­vi­dad: via­jar, al­pi­nis­mo, co­rrer ma­ra­to­nes, es­quiar, hoc­key so­bre hie­lo ylo en­tre­na­mien­tos de su­per­vi­ven­cia.

ia se­ñua­li­dad se­rá muy fuer­te, pe­ro po­drás con­tro­lar­la con fa­ci­li­dad con pe­río­dos de abs­ti­nen­cia.

Pe­río­dos fa­vo­ra­bles

Del 26 de enero al 16 de mar­zo: Ca­na­li­za­rás tu ener­gía a tra­vés de la aven­tu­ra y de los via­jes. En­tre el 12 y el 14 de mar­zo, Mar­te te ha­rá una con­jun­ción a la iu­na y pa­turno de la oe­vo­lu­ción po­lar, au­gu­rán­do­te una con­cre­ción en asun­tos le­ga­les o a tra­vés de re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les.

Del 16 de ma­yo al 12 de agos­to y del 11 de sep­tiem­bre al 14 de no­viem­bre: iar­go pe­río­do don­de pre­fe­ri­rás to­mar el ca­mino me­nos re­co­rri­do. pe­rás muy em­pren­de­dor aun­que im­pa­cien­te y no te im­por­ta­rá asu­mir ries­gos. Va­lo­ra­rás las ideas pro­gre­sis­tas, y es­ta­rás más idea­lis­ta, in­de­pen­dien­te y amis­to­so.

Pe­río­dos de apren­di­za­je

Del 17 de mar­zo al 15 de ma­yo y del 14 de agos­to al 10 de sep­tiem­bre: Ma­yor en­du­re­ci­mien­to, po­drías ser rí­gi­do, in­hi­bi­do o cor­tan­te. qe cos­ta­rá que te con­ven­zan, no obs­tan­te, ten­drás alien­to de re­ser­va y ma­yor re­sis­ten­cia. Ca­na­li­zar a tra­vés de una fuer­te se­ñua­li­dad que pue­de ser con­tro­la­da con fa­ci­li­dad se­ría una bue­na for­ma de di­ri­gir tu ac­cio­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.