AMOR Y RE­LA­CIO­NES SO­CIA­LES

Horoscopo - - Gé­mi­nis -

En Gé­mi­nis, la ener­gía cam­bia, se abre en dos, jue­ga, com­bi­na, se dis­trae.

Si to­má­se­mos a la rue­da zo­dia­cal co­mo la evo­lu­ción de un ser hu­mano des­de el ini­cio, el pri­mer signo (Aries) re­pre­sen­ta­ría a un be­bé pe­ro, des­pués que el be­bé na­ció (Aries), se da cuen­ta de que po­see el pe­cho de la ma­dre. Por pri­me­ra vez el ser se per­ca­ta de que po­see “al­go”, jus­ta­men­te el “te­ner” es ener­gía de Tau­ro.

Pe­ro, lue­go de que el be­bé sa­be que tie­ne “al­go” se da cuen­ta de que hay al­guien que es­tá me­ro­dean­do a su al­re­de­dor, des­cu­bre al her­ma­ni­to (si no hay her­mano, se­rán otras per­so­nas del en­torno fa­mi­liar). Es­ta vi­ven­cia de con­san­gui­ni­dad, de que hay al­guien más y que se pue­de re­la­cio­nar es pro­pia de la ener­gía de Gé­mi­nis. Es de­cir, des­cu­bri­mos la co­mu­ni­ca­ción.

Ver­bo que lo de­fi­ne: “Yo co­mu­ni­co y me in­for­mo” Re­gi­do por: Mer­cu­rio.

Cua­li­da­des: Vi­vaz, lo­cuaz, ale­gre, in­fan­til, jo­vial, des­preo­cu­pa­do, une a los opues­tos, ne­ce­si­dad de in­ter­cam­bio, en­con­trar la re­la­ción en­tre co­sas di­fe­ren­tes y co­mu­ni­car­las. Le en­can­ta la es­cri­tu­ra, lec­tu­ra, los via­jes cor­tos y el mo­vi­mien­to. Re­la­cio­na, co­mu­ni­ca e in­for­ma.

Ocu­pa­cio­nes: Maes­tros, pe­rio­dis­tas, an­tro­pó­lo­gos, li­te­ra­rios, cien­tí­fi­cos, pu­bli­cis­tas, li­bre­ros, bi­blio­te­ca­rios, grá­fi­cos, ma­la­ba­ris­tas, gim­nas­tas co­me­dian­tes, co­rre­do­res, via­jan­tes, co­mer­cian­tes, mé­di­cos, bai­la­ri­nes, di­plo­má­ti­cos. Ri­ge: Pul­mo­nes, bron­quios, cla­ví­cu­la, bra­zos y ma­nos. Sím­bo­lo: El co­mer­cian­te o in­te­lec­tual. Es­tí­mu­lo: Cu­rio­si­dad y el pla­cer de ac­tuar co­mo me­dia­dor. Mi­sión en la vi­da: Di­fe­ren­ciar las men­ti­ras de la ver­dad a tra­vés de una du­da cons­tan­te. Ído­los: Eru­di­tos y gran­des pen­sa­do­res. As­pec­to ne­ga­ti­vo (som­bra): Ci­nis­mo. An­he­lo: Co­no­ci­mien­to y di­ver­si­dad. Di­fi­cul­tad: Pen­sa­mien­to frío.

QUÉ PA­SA CON GÉ­MI­NIS EN ES­TE 2019

Jú­pi­ter, el pla­ne­ta de la ex­pan­sión, al es­tar en Sa­gi­ta­rio, signo opues­to a Gé­mi­nis, pro­mue­ve que te aso­cies y te in­ci­ta a que en­tres en re­la­ción con los de­más. To­do lo que sig­ni­fi­que coope­ra­ción se­rá fuen­te de ga­nan­cias, por eso es un año con­ve­nien­te pa­ra te­ner so­cios. Si tu­vie­ras un asun­to ju­rí­di­co a re­sol­ver, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les ten­drías una pro­tec­ción. Por otro la­do, en tu vi­da pri­va­da ten­drás po­si­bi­li­da­des de que tus re­la­cio­nes afec­ti­vas al­can­cen la ple­ni­tud. En es­te sen­ti­do, po­drás unir­te con otro o rom­per una re­la­ción de­ma­sia­do po­se­si­va. En ge­ne­ral, po­drán ocu­rrir mu­chas bo­das ya que le da­rás especial im­por­tan­cia a las ce­re­mo­nias. Y bus­ca­rás a to­da cos­ta, en la re­la­ción con los de­más, un re­sul­ta­do po­si­ti­vo.

No obs­tan­te, de­be­rás cui­dar­te de los com­pro­mi­sos apre­su­ra­dos y de los fle­cha­zos, así co­mo tam­bién evi­tar em­bar­car­te en pro­ce­sos

(no­do sur en con­jun­ción a Plu­tón y Sa­turno). Es­ta vie­ja es­truc­tu­ra se ha­rá aún más vi­si­ble cuan­do Jú­pi­ter in­gre­se tam­bién a Ca­pri­cor­nio a par­tir del 2 de di­ciem­bre. El año, en­ton­ces, se­rá una pre­pa­ra­ción de to­das las vie­jas de­pen­den­cias que de­be­rás de­jar atrás pa­ra la nue­va eta­pa que ven­drá si lo­grás cor­tar con el pa­sa­do y abrir­te ca­mi­nos des­de tu ne­ce­si­dad. Ges­tar lo pro­pio se­rá la cla­ve.

Mar­te, el pla­ne­ta de la ac­ción, vi­si­ta­rá tu signo des­de el 31 de mar­zo al 15 de ma­yo, do­tán­do­te de una gran ener­gía don­de mul­ti­pli­ca­rás las ini­cia­ti­vas y es­ta­rás dis­pues­to a cual­quier au­da­cia. Es­ta­rás más con­quis­ta­dor que nun­ca.

A ni­vel afec­ti­vo, se­rá un gran año, ya que lo me­jor ocu­rri­rá en el en­cuen­tro con el otro y Ve­nus, el pla­ne­ta del amor, vi­si­ta­rá tu signo des­de el 9 de ju­nio al 2 de julio. Vi­vi­rás una gran eta­pa de ale­gría, ple­ni­tud y pla­cer ar­tís­ti­co. Vi­vi­rás el ro­man­ce de ma­ne­ra en­can­ta­do­ra, en­tre­te­ni­da y so­cia­ble. Con­tac­tos y amis­ta­des mul­ti­fa­cé­ti­cas. Sin em­bar­go, de­be­rás te­ner cui­da­do con que­rer con­quis­tar y se­du­cir a to­do el mun­do.

Mer­cu­rio, el pla­ne­ta de las co­mu­ni­ca­cio­nes, tran­si­ta­rá por Gé­mi­nis des­de el 21 de ma­yo al 3 de ju­nio. Bue­na eta­pa pa­ra de­ba­tir y con­tra­ata­car. Es­ta­rás muy in­ge­nio­so e iró­ni­co. Buen mo­men­to pa­ra ne­go­ciar y me­diar, es­ta­rás agu­do, con mu­cho sen­ti­do del hu­mor, in­te­lec­tual y bri­llan­te. To­ma­rás de­ci­sio­nes rá­pi­da­men­te. Por mo­men­tos, sen­ti­rás que con­fun­dís a la gen­te, ya que no sa­brán en­ca­si­llar­te bien: si sos ex­tre­ma­da­men­te in­te­li­gen­te o ton­to.

FI­NAN­ZAS, ECO­NO­MÍA Y TRA­BA­JO

Jú­pi­ter, el pla­ne­ta de la ex­pan­sión, al ha­cer­te opo­si­ción des­de Sa­gi­ta­rio te di­ce que lo me­jor pro­ven­drá de las aso­cia­cio­nes. Sen­ti­rás que el “otro” es el afor­tu­na­do. Pe­ro en reali­dad, lo que de­be­rías con­si­de­rar es que al otro le va bien por­que vos lo es­tás apo­yan­do.

Mer­cu­rio re­tró­gra­do te pe­di­rá no fir­mar ni via­jar. A par­tir del 2 de agos­to, es­ta­rás más in­tui­ti­vo y a par­tir del 11 de agos­to po­drás ser el por­ta­voz ofi­cial de aque­llo que se quie­ra di­fun­dir.

Del 14 de sep­tiem­bre al 2 de oc­tu­bre: Bus­ca­rás lle­gar a acuer­dos. Des­ple­ga­rás es­tra­te­gias com­ple­jas, pe­ro desa­rro­lla­das y equi­li­bra­das.

Pe­río­dos de apren­di­za­je

Del 1 al 4 de ene­ro: Cui­da­do con la arro­gan­cia y la va­ni­dad. Una ac­ti­tud de “maes­tro ci­rue­la” no te ayu­da­rá a con­ven­cer a otros de tus pro­pues­tas. Cui­da­do.

Del 10 de fe­bre­ro al 16 de abril: Las fan­ta­sías y va­nas ilu­sio­nes no te ayu­da­rán a lo­grar tus ideas. Cui­da­do con las ma­las in­fluen­cias.

Del 6 al 27 de mar­zo: Mer­cu­rio es­ta­rá re­tró­gra­do y te pi­de que ten­gas especial cui­da­do en no to­mar de­ci­sio­nes de­fi­ni­ti­vas. No fir­mar ni via­jar ni com­prar apa­ra­tos. Sí, en cam­bio, se­rá bue­na eta­pa pa­ra re­vi­sar, in­ves­ti­gar.

Del 29 de agos­to al 13 de sep­tiem­bre: La aten­ción ex­ce­si­va al de­ta­lle te ha­rá per­der el fo­co real. Cui­da­do con la in­sa­tis­fac­ción y la crí­ti­ca cons­tan­te. No se­rá bue­na eta­pa pa­ra ex­po­ner o ha­cer pro­pues­tas.

Del 9 al 28 de di­ciem­bre: No te de­jes en­ga­ñar por los can­tos de si­re­nas y tam­po­co to­mes una ac­ti­tud su­per­fi­cial au­to­com­pla­cien­te ni dog­má­ti­ca. Sa­ber es­pe­rar...

Por fin, Jú­pi­ter, el be­né­fi­co, tran­si­ta tu Ca­sa 7, el área de la pa­re­ja y de las aso­cia­cio­nes. Es­te año, ten­drás la opor­tu­ni­dad de enamo­rar­te si es­tás so­lo o de ju­gar­te por esa nue­va pa­re­ja que ve­nís desa­rro­llan­do.

Se­rá un tiem­po en que lo me­jor ocu­rri­rá cuan­do de­ci­das ba­jar al co­ra­zón y man­dar­te co­mo si fue­ras una fle­cha cós­mi­ca. Pa­ra ello, sa­lir de tan­to pen­sa­mien­to y du­da se­rá cla­ve.

Por otro la­do, el no­do nor­te en Cán­cer y en Ca­sa 2, me ha­bla de que tus ne­ce­si­da­des más pro­fun­das es­tán li­ga­das a ges­tar una fa­mi­lia. De­jan­do atrás vie­jas de­pen­den­cias eco­nó­mi­cas, aními­cas y emo­cio­na­les que ya no tie­ne más sen­ti­do se­guir­las.

Se­rá im­por­tan­te desa­rro­llar una se­xua­li­dad con com­pro­mi­so y res­pon­sa­bi­li­dad ya que, de lo con­tra­rio, po­dría ha­ber un gran apren­di­za­je Si la idea es por aho­ra no traer hi­jos al mun­do, en­ton­ces cui­da­te.

Por otro la­do, 2019 po­drá ser, por fin, el año del gran com­pro­mi­so. Po­drás ca­sar­te.

En el ca­so de te­ner hi­jos gran­des, el se­gun­do hi­jo po­drá traer ale-

me­tas lo que no po­dés dar. Re­cor­dá que uno atrae lo que emi­te, por tan­to, lo “no cla­ro” atrae­rá con­fu­sión y caos. Sé ve­raz.

Del 21 de agos­to al 13 de sep­tiem­bre: Ten­sio­nes, ex­ce­so de crí­ti­cas. Ser quis­qui­llo­so no trae­rá bue­nos re­sul­ta­dos a la re­la­ción. Sé pro­fun­do.

Del 1 al 25 de no­viem­bre: No pro­yec­tes en el otro un ego tu­yo. Si de­jás de la­do tu “maes­tro ci­rue­la” in­terno, y apo­yás al otro des­de el co­ra­zón, los re­sul­ta­dos se­rán fa­vo­ra­bles.

.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.