qué PA­SA CON PIS­CIS EN ES­TE 2019

Horoscopo - - Por­ta­da -

“al­go”, jus­ta­men­te el “te­ner” es energía de Tauro. Pe­ro, lue­go de que el be­bé sa­be que tie­ne “al­go”, se da cuen­ta de que hay al­guien que es­tá me­ro­dean­do a su al­re­de­dor, des­cu­bre al her­ma­ni­to (si no hay her­mano, se­rán otras per­so­nas del en­torno fa­mi­liar). Es­ta vi­ven­cia de con­san­gui­ni­dad, de que hay al­guien más y que se pue­de re­la­cio­nar, es pro­pia de la energía de Géminis.

Des­pués de ha­ber vi­vi­do la ex­pe­rien­cia de Géminis (her­mano, pa­rien­te) el be­bé ya ha cre­ci­do y se da cuen­ta de que hay un ho­gar, una fa­mi­lia, ali­men­to, his­to­ria, ca­lor de ho­gar, per­te­nen­cia (energía de Cán­cer).

Des­pués de la vi­ven­cia de la con­ten­ción de la fa­mi­lia, el “ser” ya ado­les­cen­te de­ci­de a la ma­ña­na tem­prano, mien­tras to­dos duer­men, mi­rar ha­cia la “sel­va”. Quie­re co­no­cer­la y ha­cer­lo so­lo, ya que se sien­te di­fe­ren­te a los de­más. La sel­va lo atrae irre­sis­ti­ble­men­te. Muy digno, sa­le de su ho­gar y en­tra en la jun­gla. El hom­bre se abre pa­so. Va a crear al­go con su vi­da. (energía de Leo).

En Virgo apa­re­ce el lí­mi­te. Al­go que creía que po­día ha­cer, en Virgo ya no pue­de, por­que aho­ra la energía sa­be que ne­ce­si­ta una trans­for­ma­ción. Es la di­fe­ren­cia pro­fun­da que tie­ne con res­pec­to a Leo, por­que Virgo es la con­cien­cia na­tu­ral de los lí­mi­tes. Aquí ter­mi­na el de­seo de con­quis­ta y co­mien­za otro ti­po de “ha­cer”. Sen­tir­se útil y co­la­bo­rar. Aquí el ser ne­ce­si­ta se­cun­dar.

Pe­ro lue­go la energía se trans­for­ma, se su­ti­li­za y des­cu­bre que hay “otros mun­dos” apa­re­ce lo so­cial, el mun­do se am­plió en dos: lo que es­tá de es­te y del otro la­do de la mon­ta­ña (energía de Libra). Por ser muy de­li­ca­da, es­ta energía, tie­ne que ver con la ar­mo­nía, con la am­pli­tud y con la to­ta­li­dad.

Lue­go la her­mo­sa energía li­bria­na se va a trans­for­mar en un gue­rre­ro y que­rrá des­cu­brir los mis­te­rios que es­tán del otro la­do (energía de Escorpio). Que­rrá to­mar con­tac­to con lo des­co­no­ci­do, con la in­ten­si­dad, con el con­flic­to, pa­ra lue­go trans­mu­tar y de­jar atrás el su­fri­mien­to.

En Sagitario, el ser co­bra una po­ten­cia muy gran­de, hay una sim­pli­fi­ca­ción, pe­ro no des­de una in­ge­nui­dad, si no des­de una gran ex-

Uno de los re­gen­tes de Piscis, Nep­tuno, des­de el 2011 es­tá tran­si­tan­do tu signo. Des­de en­ton­ces, es­tás vi­vien­do una su­ti­li­za­ción de la energía. Ca­da vez es­tás más sen­si­ble y ap­to pa­ra ex­pre­sar lo ar­tís­ti­co, lo crea­ti­vo y/o lo es­pi­ri­tual. De no ha­cer­lo, si­tua­cio­nes con­fu­sas, de en­ga­ño o de caos po­drían ve­nir co­mo des­tino. Tam­bién una ten­den­cia a las adic­cio­nes (en un ni­vel ba­jo) po­drían so­bre­ve­nir. Por eso, de­pen­de­rá en que lu­gar te si­túes a ni­vel con­cien­cia pa­ra lo que ven­ga co­mo des­tino en tu vi­da.

Jú­pi­ter, el otro pla­ne­ta re­gen­te de tu signo, ha in­gre­sa­do des­de no­viem­bre de 2018 a una po­si­ción de ten­sión. Es­ta­rás muy exi­gi­do a ni­vel pro­fe­sio­nal o so­cial en es­te año, aun­que la abun­dan­cia ven­drá por es­tas cues­tio­nes. No obs­tan­te, si hu­bie­ra pro­ble­mas, al es­tar Jú­pi­ter en la po­si­ción de Ca­sa 10 (me­tas pro­fe­sio­na­les) siem­pre ten­drías una pro­tec­ción, ya sea por un je­fe, un su­pe­rior, o vos mis­mo pa­rán­do­te en un lu­gar prós­pe­ro.

Sa­turno con Plu­tón, en con­jun­ción al no­do sur en Capricornio, mues­tra que don­de no de­be­rás po­ner de­ma­sia­do el acen­to es en vie­jas amis­ta­des o an­ti­guas es­truc­tu­ras, con res­pec­to a gru­pos que ya no de­be­rán te­ner el pe­so de épo­cas pa­sa­das. Sí, en cam­bio, se­rá evo­lu­ti­vo que te ex­pre­ses a ni­vel crea­ti­vo o ar­tís­ti­co, ya que el no­do nor­te es­ta­rá en Cán­cer, en el área del amor, la crea­ti­vi­dad y los hi­jos, mos­trán­do­te el ca­mino de los sen­ti­mien­tos y de to­do aque­llo que anida en tu co­ra­zón y de­be­rá ser ma­ni­fes­ta­do.

Urano, el re­vo­lu­cio­na­rio, tran­si­ta­rá a par­tir de mar­zo por tu Ca­sa 3, área de la mente, los es­tu­dios, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, pa­rien­tes, et­cé­te­ra. Se­rá im­por­tan­te que abras tu mente a nue­vos con­cep­tos y ma­ne­ras de en­ca­rar la vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.