Pis­cis

19 DE FE­BRE­RO AL 19 DE MAR­ZO

Horoscopo - - Índice -

En Pis­cis, la ener­gía va mas allá de la for­ma y se di­suel­ve. Re­gis­tra una vi­ven­cia de uni­dad pro­fun­da con to­do.

Si to­má­se­mos a la rue­da zo­dia­cal co­mo la evo­lu­ción de un ser hu­mano des­de el ini­cio, el pri­mer signo Aries re­pre­sen­ta­ría a un be­bé. Des­pués de que el be­bé na­ció Aries, se da cuen­ta de que po­see el pe­cho de la ma­dre. Por pri­me­ra vez, el ser se per­ca­ta de que po­see

pe­rien­cia. Hay una sín­te­sis. No hay con­flic­to, hay li­ber­tad.

Pe­ro aho­ra el ser de­be­rá que­dar­se só­lo con lo esen­cial por­que el es­fuer­zo por lle­gar a la ci­ma es ar­duo. Por eso de­be­rá con­cen­trar­se, aban­do­nar lo que no sir­ve y no pa­rar has­ta lle­gar a su me­ta so­cial o pro­fe­sio­nal. Es­ta­mos en Ca­pri­cor­nio.

Lue­go en­tra­mos en otro ni­vel de con­cien­cia, que to­man­do a lo hu­mano co­mo lu­gar de par­ti­da, y te­nien­do a la hu­ma­ni­dad den­tro de sí mis­mo, el ser de­ci­di­rá “sal­tar” al abis­mo por­que hay una pro­fun­da con­vic­ción de ha­ber des­cu­bier­to al­go más allá en lo cual con­fía (ener­gía de Acua­rio). En­tra­mos en el mun­do de las ideas, “las cau­sas” que mue­ven al mun­do.

Pe­ro aho­ra el ser ne­ce­si­ta ir más allá de la for­ma, en­con­trar al­go que sea pro­fun­da­men­te sen­si­ble. Es la di­so­lu­ción del yo, es la no se­pa­ra­ción con el otro. Por eso la com­pa­sión y lo ar­tís­ti­co res­pon­den pro­fun­da­men­te a su sen­tir, es­ta­mos en Pis­cis.

Ver­bo que lo de­fi­ne: “Yo creo” (del ver­bo creer) Re­gi­do por: Jú­pi­ter y Nep­tuno. Cua­li­da­des: In­tui­ti­vo, mís­ti­co, es­pí­ri­tu de sa­cri­fi­cio y de re­nun­cia­mien­to, fe, pie­dad, im­pre­sio­na­bi­li­dad, emo­ti­vi­dad, bús­que­da de la ver­dad, ca­pa­ci­dad de ayu­da, tra­ba­jo trans­per­so­nal, cre­du­li­dad.

Ocu­pa­cio­nes: Ma­ri­ne­ros, en­fer­me­ros, no­ve­lis­tas, na­da­do­res, mé­diums, poe­tas, mé­di­cos, ayu­dan­tes de la­bo­ra­to­rios, ar­qui­tec­tos, es­cul­to­res, ocul­tis­tas, re­li­gio­sos, bai­la­ri­nes, mú­si­cos, ci­neas­tas, can­tan­tes, as­tró­lo­gos. Ri­ge: Pies y To­bi­llos Sím­bo­lo: El pro­fe­ta, el sa­ma­ri­tano. Es­tí­mu­lo: El an­he­lo de aban­do­nar la pri­sión del cuer­po. Mi­sión en la vi­da: Ser tes­ti­go de la obra de Dios en es­te mun­do. Ído­los: Gran­des pa­ci­fi­ca­do­res, con­se­je­ros es­pi­ri­tua­les y ar­tis­tas. As­pec­to ne­ga­ti­vo (som­bra): Ines­ta­bi­li­dad emo­cio­nal. An­he­lo: Ser uno con Dios. Di­fi­cul­tad: Las adic­cio­nes.

Un nue­vo es­tu­dio ori­gi­nal, di­fe­ren­te, van­guar­dis­ta o que se re­fie­ra a lo pla­ne­ta­rio o pre­dic­ti­vo se­rá una ex­ce­len­te ma­ne­ra de ca­na­li­zar es­te trán­si­to. Si no ocu­pa­ras tu men­te en al­go de es­te te­nor, lo que se­gu­ra­men­te se ma­ni­fes­ta­ría se­rían si­tua­cio­nes cam­bian­tes o abrup­tas en re­la­ción a tu me­dio am­bien­te fa­mi­liar, ve­ci­nos o pa­de­cien­do an­sie­dad in­ter­na.

Arran­ca­rás el año con Urano en tu Ca­sa 2, área de lo eco­nó­mi­co, co­mo lo ha ve­ni­do ha­cien­do los úl­ti­mos 7 años. Se­rá opor­tuno ge­ne­rar in­gre­sos de ma­ne­ra crea­ti­va, ori­gi­nal, o a tra­vés de me­dios co­mo re­des so­cia­les, in­ter­net, ra­dio, te­vé. Es­te trán­si­to es­ta­rá has­ta el 5 de mar­zo. A par­tir del 6, co­mo men­cio­né más arri­ba, Urano pa­sa­rá a Tau­ro y las re­no­va­cio­nes ocu­rri­rán en tu me­dio am­bien­te fa­mi­liar, en tu ca­be­za (es­tu­dios) y has­ta en tu ve­cin­dad.

A par­tir del 2 de di­ciem­bre de 2019, Jú­pi­ter pa­sa­rá al signo afín de Ca­pri­cor­nio. La abun­dan­cia ven­drá a tra­vés de pro­yec­tos, con­tac­tos y amis­ta­des. Aun­que al es­tar en con­jun­ción al no­do sur, no de­be­rás po­ner el acento en re­cos­tar­te en es­tos gru­pos, sino co­mo men­cio­né an­te­rior­men­te, apo­yar­te en tu pro­pio ta­len­to.

Mer­cu­rio, el pla­ne­ta de la in­te­li­gen­cia, vi­si­ta­rá tu signo des­de el 10 de fe­bre­ro al 16 de abril, do­tán­do­te de gran in­tui­ción y ca­ris­ma. No obs­tan­te, de­be­rás te­ner cui­da­do con no pro­me­ter más de lo que pue­das dar.

Ve­nus te vi­si­ta­rá des­de el 26 de mar­zo has­ta el 19 de abril, es­ta­rás más ap­to pa­ra se­du­cir y em­bria­gar­te de amor. Aun­que tam­bién en es­te ca­so de­be­rás cui­dar­te de los ex­ce­sos en los fes­te­jos y en las pro­me­sas.

Mer­cu­rio es­ta­rá re­tró­gra­do y te pe­di­rá no fir­mar ni via­jar.

Del 8 de oc­tu­bre al 8 de di­ciem­bre: Lar­go pe­río­do don­de cues­tio­na­rás to­do has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle y di­vul­ga­rás mis­te­rios. Te en­can­ta­rá lle­gar al fon­do de to­do e in­tu­yen­do la ne­ce­si­dad de los de­más, po­drás ha­cer bue­nos ne­go­cios.

Pe­río­dos de apren­di­za­je

Del 1 al 4 de ene­ro y del 9 al 28 de di­ciem­bre: Cui­da­do con la arro­gan­cia, la fal­ta de au­to­crí­ti­ca po­dría lle­var­te a co­me­ter erro­res en tu tra­ba­jo. Del 9 al 28 de di­ciem­bre po­drás des­cu­brir de quién vie­nen los erro­res.

Del 21 de ma­yo al 3 de ju­nio: Lle­gar a con­clu­sio­nes apre­su­ra­das no su­ma­rá en los ne­go­cios, ni en tus ru­ti­nas la­bo­ra­les. Cui­da­do.

Del 29 de agos­to al 13 de sep­tiem­bre: Cui­da­do con po­ner un ex­ce­so de aten­ción al de­ta­lle. La crí­ti­ca cons­tan­te no te lle­va­rá a buen puer­to.

El no­do nor­te en el área de tu Ca­sa 5, te pi­de que abras tu co­ra­zón y ex­pre­ses el amor con tu pa­re­ja, hi­jos o nie­tos. Des­de no­viem­bre pa­sa­do, es­te trán­si­to pi­de que te co­nec­tes con tu par­te sen­si­ble y te ani­mes a ma­ni­fes­tar tus ver­da­de­ras emo­cio­nes y sen­ti­mien­tos.

Re­cuer­do que mi pri­mer maes­tro de As­tro­lo­gía (ha­ce 30 años) de­cía siem­pre: “no hay que sa­lir de la Ca­sa 5”, por­que es­ta ca­sa tie­ne que ver con los sen­ti­mien­tos, con el ver­da­de­ro amor, mien­tras que la Ca­sa 7 tie­ne que ver con el ma­tri­mo­nio, es de­cir con lo que se fir­ma an­te la ley. En aquel mo­men­to, yo no en­ten­día lo que mi maes­tro que­ría de­cir. Era muy jo­ven y creía que el amor ver­da­de­ro se con­so­li­da­ba cuan­do uno se ca­sa­ba. Si bien es­to pue­de ser así, la­men­ta­ble­men­te en mu­chí­si­mos ca­sos com­pro­ba­mos a dia­rio có­mo las pa­re­jas ca­sa­das se di­vor­cian, con los in­con­ve­nien­tes o trau­mas que es­to mu­chas ve­ces pue­de apa­re­jar. Mien­tras que el amor en la Ca­sa 5 tie­ne que ver con lo que la per­so­na ver­da­de­ra­men­te sien­te, es al­go má­gi­co, que se eli­ge to­dos los días.

Es­te año, Pis­cis ten­drá la opor­tu­ni­dad de abrir­se y com­par­tir su co­ra­zón. Pa­ra los que es­tán so­los, en­con­tran­do el amor. Los que es­tán en pa­re­ja, en edad de pro­crear, po­drán ser pa­dres y los más ma­du­ros, po­drán con­so­li­dar un amor y/o dis­fru­tar la lle­ga­da de nie­tos o go­zar de ellos si ya exis­tían.

Ve­nus vi­si­ta­rá tu signo del 26 de mar­zo al 19 de abril. Gran en­tre­ga y no­ti­cias que ale­gra­rán tus días. Co­mien­zo de una nue­va eta­pa en los afec­tos.

Pe­río­dos fa­vo­ra­bles

Del 1 al 6 de ene­ro y del 8 al 31 de oc­tu­bre: Ten­ta­ción irre­sis­ti­ble. He­chi­zo de amor, pe­río­do in­ten­so en lo ama­to­rio. So­bre to­do del 23 al 31 de oc­tu­bre.

PE­RÍO­DOS FA­VO­RA­BLES

- Del 1 al 6 de ene­ro y del 8 al 31 de oc­tu­bre - Del 3 al 28 de fe­bre­ro - Del 26 de mar­zo al 19 de abril - Del 15 de ma­yo al 8 de ju­nio - Del 3 al 27 de julio - Del 26 de no­viem­bre al 19 de di­ciem­bre

PE­RÍO­DOS DE APREN­DI­ZA­JE

- Del 7 de ene­ro al 2 de fe­bre­ro y del 1 al 25 de no­viem­bre - Del 9 de ju­nio al 2 de julio - Del 21 de agos­to al 13 de sep­tiem­bre

se­xua­li­dad, el dis­fru­te, el pla­cer. De­ci­di­rás ha­cer un cam­bio en tu ma­ne­ra de pa­sar­la bien.

Del 16 de ma­yo al 30 de ju­nio: Eta­pa al­ta­men­te sen­si­ble, se­rás re­cep­ti­vo, de­di­ca­do, e ima­gi­na­ti­vo. Tan­to en la se­xua­li­dad co­mo en las de­más ac­ti­vi­da­des que em­pren­das.

Del 19 de no­viem­bre al 31 de di­ciem­bre: Fuer­te vo­lun­tad y de­seos fir­mes pa­ra em­pren­der lo que quie­ras. Muy se­xual e in­ten­sa­men­te emo­cio­nal. Gran fuen­te de ener­gía in­ter­na.

Pe­río­dos de apren­di­za­je

Del 31 de mar­zo al 15 de ma­yo: Po­drías per­der ener­gía en de­ba­tes sin sen­ti­do, no pu­dien­do dis­tin­guir en­tre lo im­por­tan­te y lo in­sig­ni­fi­can­te.

Del 18 de agos­to al 3 de oc­tu­bre: De­be­rás evi­tar los con­flic­tos, tam­po­co es el mo­men­to de ini­ciar un pro­ce­so o de ata­car a otros, aun­que apa­ren­tás mu­cho con­trol, la pro­ce­sión irá por den­tro. Sa­lí a co­rrer, ha­cé ta­reas ma­nua­les, gim­na­sia o lim­piá tu ca­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.