Una aler­ta mun­dial

Hoy en la noticia - - POLITICA -

Es un lla­ma­do de aten­ción pa­ra el mun­do, pa­ra la re­gión, pa­ra no­so­tros, so­bre las di­fu­sas for­mas en que pue­de de­ge­ne­rar el har­taz­go po­pu­lar cuan­do la po­lí­ti­ca se en­mas­ca­ra ba­jo los ro­pa­jes del pro­gre­sis­mo pa­ra per­ver­tir­se en ro­bo pa­ra la co­ro­na.

Hom­bres co­mo Lu­la -o Kirch­ner, o Co­rrea, o Chá­vez- le­van­ta­ban la iz­quier­da y con la de­re­cha ha­cían mi­llo­na­rias ca­jas que hoy la Jus­ti­cia in­ves­ti­ga. Y aho­ra, aquí, Mauricio Ma­cri, que no se ani­ma a re­co­no­cer­se de de­re­cha o reac­cio­na­rio, y que es­tá en las an­tí­po­das del pro­ge­sis­mo, con­de­na aquel mal lla­ma­do po­pu­lis­mo de los Kirch­ner, mien­tras en su Go­bierno se ahon­da la po­bre­za y se pro­fun­di­zan las he­ri­das que va de­jan­do el de­li­to en to­das sus for­mas: la co­rrup­ción, la Jus­ti­cia adic­ta, el nar­co­trá­fi­co, la in­se­gu­ri­dad.

Con­tra eso vo­tó Bra­sil. El pue­blo fue a las ur­nas a con­de­nar la in­se­gu­ri­dad en to­das sus for­mas. Los ri­cos pa­ra con­ser­var lo su­yo, re­po­sar en la tran­qui­li­dad de sus ho­ga­res o ca­mi­nar por la ca­lle sin ser ase­si­na­dos; la cla­se me­dia pa­ra ga­ran­ti­zar­se cier­ta ba­se eco­nó­mi­ca, no ba­jar a la po­bre­za, tam­po­co su­frir el de­li­to; los to­da­vía po­bres, con la ilu­sión de ac­ce­der a un tra­ba­jo digno, que les per­mi­ta com­prar co­mi­da, los re­me­dios, el te­cho, y no mo­rir en el in­ten­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.