¡San­tos mi­la­gros!

Hoy en la noticia - - PORTADA -

Con los go­les de Ra­fael San­tos Bo­rré y Gon­za­lo Mar­tí­nez, Ri­ver ven­ció 2 a 1 a Gre­mio y se cla­si­fi­có a la Fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res. Has­ta los 36 mi­nu­tos del se­gun­do tiem­po iba per­dien­do y en el tra­mo fi­nal dio vuel­ta un re­sul­ta­do his­tó­ri­co. Hoy a las 21.45 de­fi­ne Bo­ca

Gre­mio hi­zo tiem­po to­da la no­che, es­con­dió las pe­lo­tas y que­dó eli­mi­na­do. Iba ga­nan­do 1 a 0 has­ta el mi­nu­to 36 del se­gun­do tiem­po, pe­ro Ri­ver lo dio vuel­ta en el tra­mo fi­nal con un gol de San­tos Bo­rré y otro del Pity Mar­tí­nez por un pe­nal que lle­gó tras la apli­ca­ción del VAR

Renato Gaú­cho es­ta­ba a pun­to de ha­cer his­to­ria. Por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo te­nía la cla­si­fi­ca­ción de su equi­po a la Fi­nal de la Co­pa en el bol­si­llo. Ape­ló a sus ma­ñas: man­dó a es­con­der las pe­lo­tas; or­de­nó ha­cer tiem­po y que sus ju­ga­do­res se que­den en el pi­so ca­da vez que re­ci­bían una fal­ta en con­tra. Pe­ro el fút­bol lo cas­ti­gó y ter­mi­nó em­pa­pa­do por la llu­via y la ver­güen­za…

Es­ta vez no se im­pu­so el más efec­ti­vo, sino el más per­se­ve­ran­te. El que ago­tó el es­fuer­zo y nun­ca se re­sig­nó a cam­biar la his­to­ria. El que lu­chó sin can­san­cio y pro­vo­có lo que na­die ima­gi­na­ba en Por­to Ale­gre y Bue­nos Ai­res. Es­te Ri­ver de los mi­la­gros se me­tió en la Fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, y aho­ra es­pe­ra cul­mi­nar su obra con­tra Pal­mei­ras o Bo­ca. Ese eterno y clá­si­co ri­val al que tie­ne al­qui­la­do en el úl­ti­mo tiem­po…

Ayer el Mi­llo­na­rio ju­gó me­jor, fue su­pe­rior y jus­ti­fi­có la cla­si­fi­ca­ción.

Una de­fi­ni­ción es­qui­va del Pi­ti Mar­tí­nez, un re­ma­te de Prat­to y otro de Pa­la­cios en los pri­me­ros quin­ce mi­nu­tos fue­ron las cre­den­cia­les del Mi­llo­na­rio pa­ra jus­ti­fi­car el mo­te de equi­po co­pe­ro que se vie­ne ga­nan­do en los úl­ti­mos años.

Gre­mio no se de­ses­pe­ró, cor­tó las pe­lo­tas di­vi­di­das y sa­có to­do lo que pa­só cer­ca del ar­co de Grohe.

Pon­zio le­sio­na­do...

Co­rría el mi­nu­to 23 con Ri­ver ha­cien­do un des­gas­te fí­si­co, pe­ro so­bre to­do psi­co­ló­gi­co, bus­can­do des­con­tar a con­tra­rre­loj mien­tras trans­cu­rría el par­ti­do. Leo­nar­do Pon­zio, ca­pi­tán y res­pon­sa­ble de man­te­ner el equi­li­brio en la mi­tad de la can­cha se tu­vo que ir le­sio­na­do, y el equi­po sin­tió la au­sen­cia del re­fe­ren­te en la mi­tad de la can­cha.

Una ver­sión des­lu­ci­da de En­zo Pé­rez no al­can­zó pa­ra ocu­par co­rrec­ta­men­te el es­pa­cio que de­jó el ex­pe­ri­men­ta­do me­dio­cam­pis­ta, y en­ci­ma en po­cos el uru­gua­yo Cun­ha le mos­tró al men­do­cino la tar­je­ta ama­ri­lla que lo con­di­cio­nó.

Gre­mio cre­ció en la can­cha, se ani­mó a pa­sar más al ata­que y ge­ne­ró las pri­me­ras apro­xi­ma­cio­nes.

Ca­si co­mo un don Juan que le ro­ba el co­ra­zón a las enamo­ra­das del ba­rrio, Mi­chel co­me­tió un ac­to de in­jus­ti­cia de­por­ti­va sa­can­do un la­ti­ga­zo tras un re­bo­te lue­go de un cór­ner, que se des­vió en Prat­to y se le ter­mi­nó me­tien­do a Fran­co Ar­ma­ni en el se­gun­do pa­lo.

Ni el más op­ti­mis­ta tor­ce­dor de Gre­mio ima­gi­na­ba se­me­jan­te desen­la­ce pa­ra un pri­mer tiem­po en el que Ri­ver ha­bía ju­ga­do me­jor y pro­vo­có las si­tua­cio­nes más cla­ras pa­ra re­ver­tir el des­tino de la lla­ve.

En la par­te fi­nal, ya sin la mis­ma fuer­za por to­do el es­fuer­zo rea­li­za­do en el pri­mer tiem­po, Ri­ver pre­sen­tó ba­ta­lla co­mo aquel re­ta­dor que ti­ra ma­nos al ai­re an­te un cam­peón que ma­ne­ja con cri­te­rio la pe­lea gol­pe por gol­pe.

Mu­cho sus­pen­so, ten­sión y jue­go brus­co en­ca­mi­na­ban la lla­ve a una de­fi­ni­ción de los bra­si­le­ños, cu­yos tor­ce­do­res ya se veían en la Fi­nal. Sin em­bar­go, una de­fi­ni­ción de San­tos Bo­rré le dio una luz de es­pe­ran­za y el VAR con el ár­bi­tro Cun­ha hi­cie­ron el mi­la­gro: Tras un cór­ner for­za­do, los asis­ten­tes le in­di­ca­ron al juez del par­ti­do que un de­fen­sor de Gre­mio ha­bía ro­sa­do la pe­lo­ta con la mano, y co­mo ocu­rrió en el 50 con el Ma­ra­ca­na­zo, al ve­cino orien­tal no le pe­só el com­pro­mi­so: mar­có pe­nal y se fue cus­to­dia­do por la po­li­cía.

“Los de afue­ra son de pa­lo”, ha­brá pen­sa­do, sin du­dar an­tes de mar­car el pun­to de par­ti­da pa­ra el dis­pa­ro del Pity Mar­tí­nez que tu­vo un des­tino in­mor­tal.

Ri­ver tu­vo el pre­mio a la per­se­ve­ran­cia por ha­ber bus­ca­do la cla­si­fi­ca­ción en Bue­nos Ai­res y Por­to Ale­gre. Aho­ra es­pe­ra la me­jor de­fi­ni­ción, agran­da­do y cons­cien­te de que el 2018 ya em­pe­zó a que­dar en la his­to­ria…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.