Gra­cie­la Al­da­ve afir­ma: “Es­cri­bir fue siem­pre una deu­da pen­dien­te”

Hoy Pinto - - Noticias -

En pró­xi­mos días, Gra­cie­la Al­da­ve va a pre­sen­tar “en so­cie­dad” su pri­mer tra­ba­jo li­te­ra­rio, “Tram­pa en las re­des”, un en­sa­yo que con­cre­tó con mu­chas ga­nas y enor­me es­fuer­zo per­so­nal.

Ese ac­to se rea­li­za­rá se­gu­ra­men­te en las ins­ta­la­cio­nes de la Bi­blio­te­ca Pú­bli­ca “Do­min­go Faus­tino Sar­mien­to”, en fe­cha a de­sig­nar, ya que es­tán en con­tac­to la au­to­ra del li­bro y las res­pon­sa­bles de di­cha ins­ti­tu­ción.

La es­cri­to­ra pin­ten­se se mos­tró muy fe­liz so­bre la edi­ción de su pri­mer li­bro, y en­tre­vis­ta­da por el di­rec­tor de “Hoy”, se re­fi­rió a to­do el pro­ce­so pre­vio pa­ra con­cre­tar su gran an­he­lo par­ti­cu­lar.

Ini­cial­men­te, la au­to­ra de “Tram­pa en las re­des” ex­pre­só:

“En reali­dad, co­men­cé a es­cri­bir pen­san­do en par­ti­ci­par en los Tor­neos Bo­nae­ren­ses en li­te­ra­tu­ra y co­mo es­cri­bir fue siem­pre una deu­da pen­dien­te, una vez sen­ta­da fren­te a la má­qui­na, fui crean­do una tra­ma, un po­co ex­ten­sa pa­ra pre­sen­tar en ese ti­po de Tor­neos.

For­tui­ta­men­te, me en­cuen­tre por en­ton­ces (fi­nes del año 2018) con un avi­so en In­ter­net de una Edi­to­rial, don­de ex­pli­ca­ba los pa­sos ne­ce­sa­rios pa­ra po­der edi­tar un li­bro por pri­me­ra vez, y a par­tir de ese día se con­vir­tió en mi ob­je­ti­vo.

Me agra­da el rea­lis­mo má­gi­co de Ga­briel Gar­cía Már­quez y otros gé­ne­ros li­te­ra­rios mu­chos más pro­fun­dos. Es­cri­to­res nues­tros co­mo Adol­fo Bioy Ca­sa­res, Ernesto Sá­ba­to, en­tre otros. En el or­den in­ter­na­cio­nal, hay li­bros que me mar­ca­ron y los que re­cuer­do en es­te mo­men­to: un best-se­ller que fue “Raí­ces”, del es­cri­tor es­ta­dou­ni­den­se Alex Ha­ley, des­cen­dien­te és­te de afri­ca­nos que re­cons­tru­yó la his­to­ria de sie­te ge­ne­ra­cio­nes, y “El pá­ja­ro can­ta has­ta mo­rir”, de Co­lleen Mc Cu­llough, con una his­to­ria de amor prohi­bi­do, re­crean­do la geo­gra­fía y la vi­da de una Aus­tra­lia des­co­no­ci­da por no­so­tros”.

So­bre su pri­mer li­bro, Gra­cie­la des­ta­có que “Es­te pri­mer en­sa­yo, `tram­pa en las re­des´, es una no­ve­la muy si­glo XXI, con re­la­cio­nes pe­li­gro­sas, efí­me­ras, in­quie­tan­tes. Tra­ta un te­ma muy ac­tual so­bre los ries­gos de las re­des so­cia­les sin dra­ma­tis­mo, con un re­la­to ve­ro­sí­mil que si to­do no es ver­dad bien que lo pa­re­ce; con un men­sa­je de su­pera­ción des­cri­bien­do sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos, an­te un jue­go pe­li­gro­so de do­ble ma­ni­pu­la­ción, tra­tan­do la pro­ta­go­nis­ta de vi­sua­li­zar el mo­men­to, de sa­lir de la tram­pa an­tes de que el ca­za­dor la con­vier­ta en su pre­sa, no sin an­tes su­frir al­gún cos­to en lo sen­ti­men­tal.

Cuan­do co­men­cé a es­cri­bir es­te li­bro, tu­ve que de­ci­dir­me en­tre tres en­sa­yos ini­cia­dos y op­té por és­te, por la ac­tua­li­dad del te­ma que desa­rro­llé (con al­gu­na li­vian­dad, por­que no me da el tar­get pa­ra es­cri­bir un po­li­cial). Aho­ra me en­cuen­tro con al­gu­nos pro­ble­mas de tiem­po pa­ra se­guir es­cri­bien­do, ya que aún de­bo pen­sar en pre­sen­tar­lo ofi­cial­men­te y ten­go que bus­car el lu­gar, ha­cer in­vi­ta­cio­nes y to­do lo que eso con­lle­va. Pue­de de­cir­se que me sien­to es­cri­to­ra, más allá de que es­toy mos­tran­do hu­mil­de­men­te re­cién mi pri­mer tra­ba­jo, pe­ro soy muy ma­la en la rea­li­za­ción de even­tos. Ade­más, co­mo mis cer­ca­nos ya sa­ben, es­te año co­men­cé a es­tu­diar Len­gua y Li­te­ra­tu­ra, via­jan­do a la ciu­dad de Lin­coln y es­toy afron­tan­do una cur­sa­da dia­ria, con una im­por­tan­te car­ga ho­ra­ria”.

“Un sue­ño cum­pli­do”

Al­da­ve no du­dó lue­go en ca­li­fi­car a su obra co­mo “Un sue­ño cum­pli­do…y un an­he­lo que se re­mon­ta a mi in­fan­cia. Me ha­bían pre­gun­ta­do si iba a fir­mar con seu­dó­ni­mo. No pa­ra na­da, me en­can­tó ver mi nom­bre allí. Es mi tra­ba­jo, es mi crea­ción, mi es­fuer­zo: Fí­si­co, in­te­lec­tual y eco­nó­mi­co. Afor­tu­na­da­men­te, pu­de lo­grar mi ob­je­ti­vo y me sen­tí in­fi­ni­ta­men­te fe­liz cuan­do re­ci­bí las ca­jas con to­dos los ejem­pla­res, y co­mo soy bas­tan­te adic­ta a las re­des, subí una ima­gen del li­bro y la ver­dad que me sor­pren­dió la bue­na res­pues­ta de la gen­te. El li­bro se es­tá ven­dien­do sin ha­ber rea­li­za­do aún la pre­sen­ta­ción y agra­dez­co ese vo­to de con­fian­za”.

A la ho­ra de los agra­de­ci­mien­tos, la es­cri­to­ra pín­ten­se di­jo:

“Quie­ro agra­de­cer a fa­mi­lia­res y ami­gos que de­bie­ron so­por­tar­me du­ran­te me­ses (sin sa­ber, cuán­to de ver­dad ha­bía en mis di­chos) so­bre que iba a pu­bli­car un li­bro, cuan­do aún lo es­ta­ba es­cri­bien­do. Agra­dez­co tam­bién a quie­nes me alen­ta­ron en es­te desafío, ya que el au­tor siem­pre le po­ne un po­co de su al­ma al crear los per­so­na­jes y se des­pro­te­ge en su sen­si­bi­li­dad tam­bién. Agra­dez­co muy es­pe­cial­men­te a quie­nes se en­cuen­tran al fren­te de ´Edi­cio­nes de las tres la­gu­nas´ de la ciu­dad de Ju­nín, por ha­ber creí­do en mi tra­ba­jo, por la con­ten­ción, por la ama­bi­li­dad, por ayu­dar­me en el di­se­ño de ta­pa y por so­bre to­do, por su se­rie­dad y com­pro­mi­so; a mis tres hi­jos que ja­más cues­tio­nan mis de­ci­sio­nes; a mis com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo que me apo­ya­ron com­prán­do­me un ejem­plar, que más allá de re­pre­sen­tar un re­cu­pe­ro en la in­ver­sión, me re­pre­sen­ta un vo­to de con­fian­za. Tam­bién a aque­llos que me sa­lu­da­ron con mu­chí­si­mo afec­to y muy es­pe­cial­men­te a us­te­des, por la di­fu­sión de mi tra­ba­jo”.

Fi­nal­men­te, Gra­cie­la Al­da­ve ex­pre­só:

“Mu­cho no ten­go pa­ra agre­gar, so­lo que he tra­ta­do de co­men­zar es­cri­bien­do un en­sa­yo en­tre­te­ni­do, con una piz­ca de suspenso y un par de ´pi­car­días´ en­tre lí­neas. Que he tra­ta­do de te­ner un len­gua­je cui­da­do y res­pe­tuo­so en to­dos los as­pec­tos. Tam­bién, por so­bre to­do lo gra­ti­fi­can­te que fue re­des­cu­brir mi amor por la li­te­ra­tu­ra y que aque­llos que lo lean me den su im­pre­sión pa­ra se­guir me­jo­ran­do en es­ta dis­ci­pli­na´”, ce­rró Gra­cie­la Al­da­ve.

La ta­pa de li­bro “Tram­pa en las re­des”, pri­me­ra obra de la es­cri­to­ra de Ge­ne­ral Pin­to.

Gra­cie­la Al­da­ve pre­sen­ta­rá su en­sa­yo en la Bi­blio­te­ca Pú­bli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.