Li­ber­tad de com­pra

Un pro­ble­ma que aque­ja a to­dos los ar­gen­ti­nos que quie­ren traer co­sas del ex­tran­je­ro lle­vo a la crea­ción de una so­lu­ción pa­ra que los pro­duc­tos lle­guen a las ma­nos de los in­tere­sa­dos.

Infotechnology - - SUMARIO - Atu­ca­sa.net Por Sebastián De To­ma Fo­to: Gus­ta­vo Fer­nán­dez

Ma­rio Ce­la­da (41) jun­to a Lu­cas Fer­nán­dez (28) co­men­za­ron a tra­ba­jar en enero de es­te año, jun­to a otros tres so­cios que pre­fie­ren per­ma­ne­cer en el ano­ni­ma­to. Es­tu­vie­ron tres me­ses mon­tan­do to­do pa­ra po­ner a pun­to el si­tio Atu­ca­sa.net, un em­pren­di­mien­to lo­cal que ofre­ce el ser­vi­cio de in­ter­me­dia­ción con los si­tios de co­mer­cio elec­tró­ni­co in­ter­na­cio­na­les —es­pe­cial­men­te aque­llos con ca­sa ma­triz en los Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na— y los con­su­mi­do­res que vi­ven en la Ar­gen­ti­na y su­fren in­con­ve­nien­tes de com­prar en el ex­tran­je­ro (más allá de que el sis­te­ma puer­ta a puer­ta lo ha sim­pli­fi­ca­do). No son los úni­cos ya que des­de 2016 a es­ta par­te han apa­re­ci­do so­lu­cio­nes que gi­ran al­re­de­dor de es­te issue. Un nú­me­ro pa­ra con­tex­tua­li­zar: un re­cien­te es­tu­dio en­co­men­da­do por Pay­pal a Ip­sos MO­RI, re­ve­ló que el 43 por cien­to de los con­su­mi­do­res ar­gen­ti­nos han rea­li­za­do al­gu­na com­pra en tien­das on­li­ne ex­tran­je­ras en el úl­ti­mo año. En­tre los pro­duc­tos más so­li­ci­ta­dos por los com­pra­do­res trans­fron­te­ri­zos se en­cuen­tran ro­pa, cal­za­do y ac­ce­so­rios (59 por cien­to) y elec­tró­ni­cos co­mo compu­tado­ras y ta­blets (58 por cien­to). El va­lor agre­ga­do de Atu­ca­sa.net, en­ton­ces y se­gún sus fun­da­do­res, es evi­tar las lar­gas fi­las y vi­vir preo­cu­pa­do por si el pa­que­te va a lle­gar o no. “La ini­cia­ti­va sur­ge de los pro­ble­mas que es­tá­ba­mos en­fren­tan­do pa­ra traer co­sas al exterior”, in­di­ca Ce­la­da, in­ge­nie­ro de la UTN, ge­ren­te ge­ne­ral y fun­da­dor de la star­tup. “Me gus­ta­ba com­prar afue­ra pe­ro siem­pre caía en co­rreo ar­gen­tino y es un sis­te­ma muy duro, nun­ca es­tas se­gu­ro si el pa­que­te te lle­ga.” Pa­ra él fue to­do un cambio de vi­da el sal­to des­de las gran­des em­pre­sas de quí­mi­ca y me­cá­ni­ca —es­tu­vo va­rios años en Te­na­ris y Dupont— a mon­tar un ne­go­cio pro­pio. “Las cir­cuns­tan­cias del país me lle­va­ron a em­pren­der por mi cuen­ta y el ba­lan­ce es 100 por cien­to po­si­ti­vo.” El tiem­po que les to­mó ar­mar to­do tie­ne que ver con que lo hi­cie­ron “to­do le­gal­men­te, ar­ma­mos una so­cie­dad” y ade­más desa­rro­lla­ron dos pla­ta­for­mas, una es to­do el fron­tend que ve el clien­te, una pá­gi­na web de di­se­ño pro­pio que in­clu­ye una cal­cu­la­do­ra de cos­tos —fle­tes in­cluí­dos— pa­ra ma­yor se­gu­ri­dad de los clien­tes. Y, por otro la­do, hay un bac­kend de se­gui­mien­tos de en­víos, “una pla­ta­for­ma in­ter­na­cio­nal que com­pra­mos y es de ca­li­dad World Class”, di­ce Fer­nán­dez, que es­tu­dió pro­gra­ma­ción web en la Es­cue­la Mul­ti­me­dial Da Vin­ci. Los en­víos se co­bran por ki­lo y los va­lo­res co­mien­zan en US$ 35.

Un año es­tre­san­te

Si bien los dos en­tre­vis­ta­dos afir­man que pu­die­ron ver el re­torno del pro­yec­to “al mo­men­to”, ad­mi­ten que los sal­tos en la co­ti­za­ción del dó­lar con­vir­tió a 2018 en “un año eco­nó­mi­ca­men­te es­tre­san­te”. Sin em­bar­go, “la di­fe­ren­cia de aho­rro si­gue exis­tien­do por­que acá la in­fla­ción no pa­ra y no­so­tros es­ta­mos en pleno cre­ci­mien­to”, pun­tua­li­za Ce­la­da. “He­mos no­ta­do preo­cu­pa­ción en los con­su­mi­do­res pe­ro hoy lo ve­mos to­do más es­ta­bi­li­za­do. Ade­más, hay que con­si­de­rar que los pre­cios de re­po­si­ción con ma­yo­ría de in­su­mos im­por­ta­dos son en dó­la­res, por lo que los lo­ca­les ar­gen­ti­nos hi­cie­ron su ajus­te de pre­cios.” En es­te mo­men­to, los pro­duc­tos que ma­yor sa­li­da tie­nen son las no­te­books y ta­blets, con­so­las de so­ni­dos, par­lan­tes e ins­tru­men­tos. “Em­pe­za­mos a ex­plo­rar con bue­nos re­sul­ta­dos ins­tru­men­tos y ar­tícu­los de pes­ca”, cuen­ta Ce­la­da. En la em­pre­sa ya son ocho per­so­nas tra­ba­jan­do con­ti­nua­men­te, con per­fi­les va­ria­dos “pa­ra abar­car dis­tin­tos ti­pos de clien­tes”, y es­te nú­me­ro pue­de au­men­tar se­gún la de­man­da de tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.