1977

La Nacion - La Nación revista - - ENTREVISTA L A -

Tras es­ca­las en la Ar­gen­ti­na y Es­ta­dos Uni­dos se ins­ta­la con su fa­mi­lia en Cu­ri­ti­ba

Fui a con­sul­tar­lo, me di­jo que eran nó­du­los en las cuer­das vo­ca­les y me man­dó con otra doc­to­ra es­pe­cia­lis­ta. La mé­di­ca era una ge­nia; te­nía dis­cos de los can­to­res fa­mo­sos, y yo pen­sa­ba qué ha­cía allí, por­que era ma­lí­si­ma can­tan­do. La mé­di­ca me pre­gun­tó qué me ha­bía pa­sa­do. Al­go le re­la­té, pe­ro des­pués in­sis­tió en pre­gun­tar­me qué me ha­bía pa­sa­do seis me­ses an­tes, ya que eso me ha­bía pro­vo­ca­do el pro­ble­ma en las cuer­das. Me pre­gun­tó có­mo es­ta­ba de hor­mo­nas, si es­ta­ba em­ba­ra­za­da, si ha­bía te­ni­do hi­jos, si me ha­bía se­pa­ra­do… y me di­jo que al­go, en mi vi­da sen­ti­men­tal, ha­bía pro­vo­ca­do el pro­ble­ma. A la ter­ce­ra o cuar­ta se­sión re­cor­dé que lue­go de la pro­mo­ción me ha­bía res­fria­do y per­di­do la voz. En­ton­ces, ella me pre­gun­ta­ba por qué me ha­bía pues­to esa pre­sión. Yo sen­tía la pre­sión de de­mos­trar mi va­lor, y tam­bién era di­fe­ren­te en­ton­ces la ma­ne­ra de mos­trar mis ideas. Co­mo era in­se­gu­ra, la ló­gi­ca de la pre­sen­ta­ción de mis ideas se da­ba en ese tono. Te­nía una idea, y en vez de de­cir­la pri­me­ro, y lue­go la ló­gi­ca de­trás de ella, em­pe­za­ba por el ra­zo­na­mien­to y des­pués, al ter­cer o cuar­to pun­to, al­guien de­cía mi idea por­que los ha­bía lle­va­do esa ló­gi­ca. En­ton­ces, lo que tu­ve que ha­cer es pen­sar an­tes de ha­blar, sol­tar mi idea, y si de­bía jus­ti­fi­car­la, lo ha­cía des­pués. Em­pe­cé a prio­ri­zar có­mo mos­trar mi va­lor con la con­clu­sión de mi pen­sa­mien­to. Ahí em­pe­cé a im­ple­men­tar el PADH ( Pen­sar an­tes de ha­blar).

Ⓡ Ⓟ ¿ Có­mo creés que in­flu­ye la cues­tión de gé­ne­ro en la to­ma de de­ci­sio­nes?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.