UN FRENO PA­RA LAS COMPU­TADO­RAS

La Nacion - La Nación revista - - DISEÑO E L -

El úl­ti­mo año la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca es­tu­vo mar­ca­da por las vul­ne­ra­bi­li­da­des en los sis­te­mas in­for­má­ti­cos y las con­se­cuen­cias de es­tas bre­chas que de­ri­va­ron en el se­cues­tro de equi­pos, en una téc­ni­ca co­no­ci­da co­mo ran­som­wa­re. Wan­nacry, Pet­ya y Not­pet­ya fue­ron los nom­bres que cir­cu­la­ron en los re­por­tes pe­rio­dís­ti­cos de­bi­do a la irrup­ción de los in­ci­den­tes de se­gu­ri­dad en la vi­da real, con ae­ro­puer­tos, ban­cos, or­ga­nis­mos y com­pa­ñías que vie­ron có­mo sus compu­tado­ras quedaron blo­quea­das a mer­ced de de­lin­cuen­tes que so­li­ci­ta­ban di­ne­ro a cam­bio de la cla­ve que li­be­ra­ba a los equi­pos afec­ta­dos.

Más allá de la gra­ve­dad del ca­so, en ma­yor o me­nor me­di­da los fo­ren­ses in­for­má­ti­cos pue­den re­cons­truir el ras­tro que de­jan los de­lin­cuen­tes en los sis­te­mas in­ter­ve­ni­dos, se­gún el ni­vel de so­fis­ti­ca­ción que ten­ga el ata­que.

Cuan­do la pe­sa­di­lla de los se­cues­tros de compu­tado­ras con pe­di­dos de res­ca­te pa­re­cía ha­ber que­da­do atrás, una nue­va y gra­ve vul­ne­ra­bi­li­dad se hi­zo pre­sen­te en la in­dus­tria ba­jo ba­jo los nom­bres Spec­tre y Melt­down.

¿ Qué hay de­trás de es­to? Se­gún el si­tio The Re­gis­ter, es­ta fa­lla de di­se­ño es­tá pre­sen­te en los mo­de­los de chips fa­bri­ca­dos en las úl­ti­mas dos dé­ca­das y al­can­za prin­ci­pal­men­te a In­tel, el ma­yor fa­bri­can­te de mi­cro­pro­ce­sa­do­res pa­ra compu­tado­ras per­so­na­les. Afec­ta tan­to al equi­po ho­ga­re­ño co­mo a los ser­vi­do­res uti­li­za­dos por com­pa­ñías co­mo Ama­zon, Goo­gle y Mi­cro­soft, en­tre mu­chas otras.

La vul­ne­ra­bi­li­dad tam­bién se hi­zo ex­ten­si­va a otros fa­bri­can­tes, co­mo AMD y la ar­qui­tec­tu­ra ARM, am­plia­men­te uti­li­za­da en los te­lé­fo­nos mó­vi­les. Pe­ro en es­te pun­to, las ta­ble­tas y te­lé­fo­nos mó­vi­les pa­re­cen es­tar, en un prin­ci­pio, con me­nos equi­pos afec­ta­dos.

La so­lu­cióm, de for­ma inevi­ta­ble, afec­ta­rá el ren­di­mien­to de los equi­pos. Se­gún Mi­cro­soft, los par­ches pa­ra Win­dows re­du­ci­rán la per­for­man­ce de for­ma no­to­ria en las PC que com­bi­nen ver­sio­nes an­ti­guas de pro­ce­sa­do­res y sis­te­ma ope­ra­ti­vo ( an­te­rio­res a Win­dows 10).

Más allá de la acla­ra­ción que la fa­lla del di­se­ño de los pro­ce­sa­do­res es ex­ten­si­vo a di­ver­sos fa­bri­can­tes, Brian Kr­za­nich, CEO de In­tel, es­tu­vo en­vuel­to en otra po­lé­mi­ca: ven­dió to­das sus ac­cio­nes an­tes de ha­cer­se pú­bli­co es­te in­ci­den­te de se­gu­ri­dad. Fue la tor­men­ta per­fec­ta pa­ra una com­pa­ñía que ten­drá que re­sol­ver la vul­ne­ra­bi­li­dad y re­cu­pe­rar la con­fian­za del mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.