1992

La Nacion - La Nación revista - - ENTREVISTA L A -

En enero via­ja por pri­me­ra vez a Pun­ta del Es­te co­mo en­tre­na­dor per­so­nal y da cla­ses tam­bién en pa­ra­do­res

No, es el mal del te­lé­fono. Es­ta­mos bus­can­do la fe­li­ci­dad a tra­vés del What­sapp, ¿ y sa­bés qué sig­ni­fi­ca? Lo so­lo que es­tás. Por­que el te­lé­fono vie­ne a ubi­car el lu­gar de la so­le­dad. Cuan­do no te­nés un ami­go, no po­dés char­lar con tu es­po­sa ni con tus hi­jos, te vas al te­lé­fono. A la gen­te la ves por los rin­co­nes, con la ca­be­za ga­cha y con unos tre­men­dos do­lo­res de cer­vi­ca­les. Hay que apren­der del pre­sen­te, y lo lo­grás con el mind­ful­ness, el tai chi, te­ner una ac­ti­vi­dad que nos apa­sio­ne y nos ha­ga per­der la no­ción del tiem­po. Vol­ver a dar va­lor a las re­la­cio­nes hu­ma­nas. Apren­der a es­tar sin ha­cer na­da con ami­gos y la fa­mi­lia.

Ⓟ ¿ Vol­ver a la cul­tu­ra ocio­sa? Ⓡ

Pa­re­cie­ra que la cul­tu­ra ocio­sa era ma­la, pe­ro lo im­por­tan­te es es­tar ocio­so con quien que­rés. Lo de­más tie­ne que ser un me­dio pa­ra ese fin: ha­cer di­ne­ro de­be ser un me­dio pa­ra lo­grar co­sas pa­ra los nues­tros y dis­po­ner tiem­po pa­ra com­par­tir. El bien más pre­cia­do es el tiem­po, y el tiem­po es so­lo el hoy, el pre­sen­te.

Ⓟ ¿ Ese es tu pen­sa­mien­to aho­ra o siem­pre les de­di­cas­te tiem­po a tus hi­jos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.