1943

La Nacion - La Nación revista - - ENTREVISTA L A -

Na­ce en Bar­ce­lo­na y cre­ce en el ba­rrio obre­ro de Po­ble Sec, al pie de Mont­jüic ga­nas de es­cri­bir, sino con in­sis­ten­cia, sa­bien­do que es ne­ce­sa­rio ti­rar del hi­lo pa­ra po­der des­ha­cer la ma­de­ja. No es­pe­ro nun­ca mo­men­tos ins­pi­ra­do­res. Voy a por ellos. Hay días en que no pue­do es­cri­bir y tam­po­co me ator­men­to.

Ⓟ ¿ Qué con­ser­va o ha mo­di­fi­ca­do en la com­po­si­ción de sus dis­cos?

Cual­quie­ra puede te­ner su ma­ne­ra de es­cri­bir. Ca­da quien tie­ne un sis­te­ma. Par­to con una idea, desa­rro­llo un tex­to con el que voy tra­ba­jan­do mu­si­cal­men­te y en es­te te­je en­tre pa­la­bras y mú­si­ca vas desa­rro­llan­do una his­to­ria que en el as­pec­to for­mal se­gu­ra­men­te es muy dis­tin­ta a esa his­to­ria que uno pla­nea­ba al prin­ci­pio, que se pa­re­ce bas­tan­te a eso que que­rías con­tar.

Ⓟ ¿ Qué per­ma­ne­ce de aquel ese jo­ven com­po­si­tor? Ⓡ

Me lo pre­gun­ta a mí y yo soy pro­ba­ble­men­te el que me­nos in­te­rés tie­ne en sa­ber­lo. Uno so­lo tie­ne un pre­sen­te pa­ra vi­vir, no tie­ne un pre­sen­te pa­ra an­dar di­cien­do cuál ha si­do su pa­sa­do. No ten­go de­ma­sia­do in­te­rés en sa­ber qué per­ma­ne­ce. La vi­da es un ca­mino y una com­bus­tión. Ca­mino don­de per­dés al­gu­nas co­sas y vas re­to­man­do otras. Se va gas­tan­do eso que se lla­ma la vi­da.

Ⓟ Pe­ro al­gu­nas can­cio­nes su­yas tie­nen un es­pí­ri­tu de re­cor­dar, de evo­car. ¿ Có­mo se ubi­ca us­ted con res­pec­to al pa­sa­do?

Yo no pue­do evi­tar la me­lan­co­lía. Puede ubi­car­se en de­ter­mi­na­dos mo­men­tos de mi vi­da, pe­ro tam­po­co la cul­ti­vo. Apa­re­ce co­mo apa­re­cen una se­rie de sen­ti­mien­tos de ma­ne­ra des­bo­ca­da, pe­ro no soy par­ti­da­rio de cul­ti­var­la, mu­cho me­nos la nos­tal­gia. Creo que es una ma­la hier­ba.

Ⓟ Es, co­mo di­ce la can­ción, “par­ti­da­rio de vi­vir”. Ⓡ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.